América

Con Ricardo Peláez comenzó una era brillante y con Ricardo Peláez podría terminar una etapa destructiva

Hace cinco años, Ricardo Peláez comenzó una brillante etapa con las Águilas del América; en ocho días podría terminar con la era más trágica del Cruz Azul.
10 Dic 2018 – 11:54 PM EST

Muy probablemente, sea el mejor directivo de la actualidad en el fútbol mexicano. Así como hay un 'Rey Midas' en el banquillo, Ricardo Peláez debería ser considerado el 'Rey Midas' de los escritorios. Y es que, de cinco años para adelante, todo lo que toca lo convierte en oro.

Hace un lustro, América se impuso a Cruz Azul en aquella inolvidable serie final del Clausura 2013. De la mano de Miguel Herrera en el banquillo y del propio Ricardo Peláez en la directiva, comenzó una era plagada de títulos, éxitos y enormes resultados para las Águilas del América.


Peláez construyó, con base en decisiones atinadas, estudios minuciosos y un gran conocimiento del fútbol mexicano, un equipo de época que logró títulos de la mano de Miguel Herrera y Antonio Mohamed en Liga, así como campeonatos internacionales de la mano de Gustavo Matosas e Ignacio Ambríz.

América estuvo formado por extraordinarios refuerzos provenientes del extranjero y otros tantos de la Liga MX. Impulsó la cantera azulcrema y fue pieza importante para que en los últimos años las Águilas exportaran futbolistas.

Fue tan bueno su trabajo, que la Federación Mexicana de Fútbol l e pidió prestado a Peláez al América en un momento turbio como la eliminatoria y el Mundial de Brasil 2014.


Con Ricardo Peláez empezó el último gran auge del americanismo en épocas recientes. Y con él, podría culminar las décadas trágicas del Cruz Azul. Si un día construyó su imperio contra la Máquina, hoy podría iniciar una nueva era con los celestes.

Tras su paso por América, Ricardo Peláez tomó un nuevo rumbo en su carrera. Tras un sinfín de terribles Directores Deportivos, la Máquina se arriesgó a contratar a un examericanista para conducirla al fin de 21 años de derrotas, fracasos y burlas.

Y así, Peláez inició un proceso diferente, con métodos distintos, con buenos refuerzos, pensados, guiados y construidos de la mano del Director Técnico.


Los resultados son evidentes: Cruz Azul fue líder general, una de las mejores defensas, Campeón de la Copa MX y hoy es un dignísimo finalista del fútbol mexicano.

El destino quiere que el título de Liga que le prometió a su directiva y a su afición cuando llegó, se dé enfrentándose al América. Solo 180 minutos lo separan de comenzar una etapa que se anhela, sea dorada para Cruz Azul.

En sus manos no está evitar goles; tampoco marcarlos. Pero en su planeación y en el entendimiento deportivo, de la mano del técnico, estará la táctica y los planes a seguir para vencer al América.


Con Peláez, el América lo ganó todo. Con Peláez, el Cruz Azul pude empezar una nueva historia.


RELACIONADOS:AméricaCruz Azul

Más contenido de tu interés