publicidad

Inglaterra y Alemania no logran hacerse daño en juego 'amistoso' en Wembley

Inglaterra y Alemania no logran hacerse daño en juego 'amistoso' en Wembley

En un duelo ríspido y con opciones de gol, los británicos y los teutones terminaron por firmar el 0-0.

Inglaterra y Alemania

Las selecciones de Inglaterra y Alemania empataron a cero goles en partido amistoso de preparación para Rusia-2018 que se disputó este viernes en el estadio de Wembley.

En el mismo estadio en el que hace 51 años los ingleses levantaron su único Mundial ganando en una recordada final a los germanos, el duelo entre estos dos clásicos del fútbol europeo acabó en tablas.

Relacionado
Suecia
¡Y sin Zlatan! Suecia venció 1-0 a Italia en la ida del repechaje al Mundial de Rusia 2018
Jakob Johansson marcó el único tanto de los locales en un partido cerrado y donde los suecos salieron con la ventaja en el marcador y sin recibir gol en contra.

Alemania puso el fútbol y las mejores ocasiones de gol, pero fue incapaz de perforar el arco inglés. Los locales también buscaron un triunfo de prestigio, pero tampoco pudieron superar a una Mannshaft que se defendió muy bien con el balón.

Este tipo de partidos deben servir para probar cosas de cara a la cita mundialista y así se lo tomaron ambos seleccionadores.

El inglés, Gareth Southgate, privado de numerosos titulares, puso un once inicial lleno de novedades, como la presencia de los jóvenes Jordan Pickford en el arco, el centrocampista Ruben Loftus-Cheek y el delantero Tammy Abraham, haciendo compañía a Jamie Vardy.

Las calificaciones del Tri tras el 3-3 ante Bélgica

Su homólogo alemán, Joachim Löw, fiel a su estilo de juego identificado con la posesión del balón y el fútbol colectivo, experimentó con una defensa de tres (Ginter, Hümmels y Rudiger), mucho poder ofensivo (Kimmich, Gundogan, Ozil, Werner, Sané y Draxler) y un debutante, el jugador del RB Leipzig Marcel Halstenberg por el carril izquierdo.

La Mannschaft dominó el balón, llevó el ritmo del partido y contó con las mejores ocasiones de gol, sobre todo en la primera parte (Sané en el 25, Werner en el 22 y 39), ante unos ingleses que fueron más incisivos tras la pausa y que tuvieron sus oportunidades con un cabezazo de Vardy (49) y un disparo alto de Jesse Lingard en el descuento (90+3).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad