Se revelan más detalles del asesinato del jugador brasileño Daniel Correa

Uno de los detenidos señaló que "queríamos castrarlo, no matarlo"; otra testigo aseguró no haber escuchado gritos de ayuda por parte de la esposa.
13 Nov 2018 – 3:38 PM EST

Un capitulo más del caso de Daniel Correa, jugador brasileño asesinado, ha comenzado y es que tras la confesión de Edison Brittes de ser el autor del asesinato, uno de los sospechosos de haber participado en el mismo, Paulo Henrique da Silva, declaró que "no queríamos asesinarlo, sino castrarlo".

La versión de Da Silva contrasta con la de los otros dos sospechosos del crimen, Ygor King y Willian David. Ellos aseguraron que colocaron a Correa, aún con vida, en la cajuela de una camioneta y que acompañaron al asesino sin participar en el crimen, no obstante, Paulo Henrique da Silva aceptó que Brittes, tras ver las fotos del futbolista en la cama con su esposa, paró la camioneta y atacó Daniel apuñalandolo en varias ocasiones para privarlo de la vida.

Además, una testigo, cuya identidad no ha sido revelada, aseveró que tras las primeras agresiones ocurridas en la casa donde se estaba llevando realizando la fiesta, Edison Brittes reunió a los invitados, pidiéndoles que limpiaran la sangre y quemaran los documentos de Correa.

La joven agregó que en ningún momento escuchó a Cristiana Brittes, quien acusó a Daniel de haberla intentado violar en su declaración policiaca, pidiendo auxilio, pero sí escuchó cuando ella le pidió a Allana, hija de Edison, que "le ayudara o su padre (Edisson) iba a matar al chico (Correa)".


La testigo mencionó que poco después vio al padre sujetando a Daniel del cuello, al tiempo que daba algunos golpes a su esposa y mandaba a su hija cerrar la puerta. Poco tiempo después, Paulo Enrique, Ygor y Willian ingresaron a la habitiación. También indicó haber escuchado a Edison gritar "Quién te manda a meterte con una mujer casada, en mi cuarto, con mi mujer".

También, según información de globoesporte, relató que uno de los invitados, que no ha sido detenido, tomó un cuchillo grande de la cocina, el que fue utilizado para llevar a cabo el crimen. Asimismo, escuchó a Cristiana pedirle a su esposo que no hiciera nada y él replicó preguntando si "estaba defendiendo a ese estúpido".

Edison Brittes colocó un bulto en la cajuela de una camioneta mientras Allana le cuestionaba que había hecho, a lo que él respondió " lo maté". Poco después, él solicitó a la testigo decir a la policía que ella vió a Daniel saliendo de la casa por su propio pie y después la citó en un centro comercial, pero ella no fue al encuentro por miedo.

RELACIONADOS:Brasileño Série ASão Paulo

Más contenido de tu interés