Atlético de Madrid rompe el maleficio y al fin vuelve a vencer al Real Madrid en una gran final europea

Los 'colchoneros' se impusieron 4-2 a los 'merengues' en la Supercopa de Europa; partidazo que abre la actividad en el Viejo Continente.
15 Ago 2018 – 5:33 PM EDT

En fotos: Atlético de Madrid demostró supremacía europea al derrotar al Real Madrid

Loading
Cargando galería

Una historia de vida que se repite asiduamente en Madrid, en España y en la última década, en diferentes escenarios de Europa. Real Madrid y Atlético de Madrid abrieron la etapa de cacería, de goles y festejos, de sueños, anhelos y una que otra pesadilla. Los odiados rivales cortaron el listón de la batalla del Viejo Continente que pintará el camino a seguir en la UEFA Champions League y la UEFA Europa League.

En la mente fresca estaba aquella final del Estadio da Luz de Lisboa en 2014 y la final en San Siro de 2016; el gol de Sergio Ramos y los incontables partidos de dominio por parte del Real Madrid sobre el Atlético. Pero también, la aceptación que con Diego Simeone el cuadro ‘merengue’ volvió a respetar a los ‘colchoneros’.


El Lilleküla Stadium se vistió desde temprano con su traje de gala. Pintado por colores rojiblancos en una cabecera y blancos en la otra. Las poca más de 13 mil localidades del inmueble en Tallin, Estonia, se llenaron casi dos horas antes del silbatazo inicial.

La Supercopa de Europa vivía hoy la presentación en sociedad de Julen Lopetegui y el primer día de la era post Cristiano Ronaldo. Enfrente, el Atlético, con el ‘Cholo’ en la tribuna por una suspensión que carga de la pasada Europa League, con Antoine Griezmann como su figura representativa y con una ferviente fe puesta en su recia zona defensiva.

El partido no pudo comenzar mejor para el escenario ‘colchonero’. Al Atlético de Simeone le encanta adelantarse en el marcador y defender con uñas la ventaja. La idea era trabajar ese deseo y con su concepto, desesperar al Real Madrid. Al final, lo consiguió.


No pasó ni un solo minuto para que el Atlético de Madrid vulnerara la meta del costarricense Keylor Navas; lo hizo con un potente derechazo de Diego Costa a los 52 segundos de partido, el gol más rápido en la historia de la Supercopa de Europa. El hispano-brasileño metió un portento de disparo que se coló en el primer palo del meta costarricense.

Era lo soñado. Pero el Real Madrid es el Real Madrid y aunque muchas cosas han cambiado para el Atlético, no se puede negar que aún hay avisos de un severo respeto por su némesis. Así, los ‘colchoneros’ cedieron de más la pelota ante un equipo al que jamás debes dejar respirar, y que como en antaño, te mata si antes no lo liquidas tú.

Tras el ‘gol de vestidor’, llegó el concierto del mediocampo ‘merengue’, hoy con Isco y con Asensio como titulares, este último, el reemplazo de Cristiano Ronaldo. Poco a poco llegaron los avisos del Real Madrid. Primero el propio Asensio, después Marcelo y nuevamente Asensio.

El Atlético acabó pecando su poco punch ofensivo y su fragilidad en el mediocampo para que a los 26 minutos llegara el empate a un gol. Fue Gareth Bale quien rompió la monotonía del encuentro con un explosivo desborde por derecha que acabó con un centro a segundo palo que conectó Karim Benzema. El francés, ausente en Rusia 2018, cruzó a Jan Oblak para celebrar su primer gol en esta temporada.


Ya en el segundo tiempo, con el juego par a par, llegó la tendencia que se mantiene en los Real Madrid-Atlético. Mucha lucha, mucho roce y pocas opciones. Sonaba extraño ver dos goles en un primer lapso de un derby madrileño.

insípido encuentro del francés. En su lugar, Ángel Correa. Mientras, el Real Madrid metió a Luka Modric en lugar de marco Asensio y así darle mayor protagonismo ofensivo a Isco.

El Real Madrid volvió a obtener pronto el control del partido y de la mano de Modric ganó más terreno al Atlético. Así, llegó el 2-1 gracias a una polémica mano de Juanfran cuando Karim Benzema se aprestaba a rematar. Penal que el silbante no dudó en pitar.

Con el disparo desde los once pasos llegó la duda sobre quién reemplazaría a Cristiano Ronaldo. Acabó siendo el capitán, el héroe de Lisboa, el del deja vú, Sergio Ramos, quien cobró de perfecta forma la pena máxima engañando a Oblak.


El escenario pasó de ser el perfecto al imperfecto para un cuadro acostumbrado a defender más que a atacar. El Atlético tuvo que salir al frente para igualar el marcador mientras el Real Madrid se apestaba a buscar un solo contragolpe que le diera contundencia al asunto y así finiquitar la Supercopa de Europa.

Para su fortuna, el empató no tardó mucho en llegar. Tras una clara agresión de Diego Costa que debió suponer la segunda tarjeta amarilla en su contra, y por ende, la expulsión, el hispano brasileño consiguió el 2-2.

Marcelo rescató una pelota que se iba por línea de banda –y que era a favor del Real Madrid- para que Ángel Correa desbordara por derecha y metiera un pase letal para Diego Costa. El atacante del Atlético, un 'killer' letal, solo puso el pie para vencer a Keylor Navas y dejar la Supercopa de Europa en un emocionante empate que prometía mucho.


El marcador no se movió y el Real Madrid y el Atlético se terminaron yendo al alargue.

Cuando el encuentro recomenzaba, el Atlético de Madrid pintó el mejor gol de la noche, sí, aún mejor que el de Diego Costa que abrió el camino. Hoy los 'colchoneros' querían ganar con un gol antológico de inicio, y otro de cierre.

Y es que un terrible error de Raphael Varane le dio la posibilidad a Thomas de meter un centro a la media luna que Saúl Ñíguez prendió de zurda para anidar de aire la pelota en el ángulo. Golazo de crack, golazo que valía una Copa ante el odiado rival.

Así, sin mayor tiempo más que el segundo lapso del complemento, cansados y volcados al frente, el Real Madrid tenía que ir nuevamente en busca del Atlético, con un marcador en contra ante un equipo que lo esperaba ansioso.


Cuando el Real Madrid apretaba para empatar el juego, contragolpe letal del Atlético de Madrid y gol de Koke. Ese 4-2 que daba total confianza y calma. Si los 'colchoneros' nunca habían perdido una Supercopa de Europa, ¿por qué hacerlo en esta noche frente al Real Madrid?

Koke terminó prendiendo una pelota que el Atlético recuperó desde izquierda Diego Costa y que sirvió para que el '8' simplemente cruzara a Keylor Navas.

El marcador no se movió más pese a los grandes intentos del Real Madrid. El Atlético de Madrid al fin pudo derrotar al Real Madrid en una final y se terminó quedando con la Supercopa de Europa. Julen Lopetegui deja ir la primera gran victoria de su estancia en el banquillo mientras que Diego Simeone alargue esa racha que ha tenido contra los 'merengues'.


Más contenido de tu interés