Dallas Cowboys

Dallas le pintó la cara a Washington en Thanksgiving con partidazo de Amari Cooper

El juego de Acción de Gracias se lo llevaron los Cowboys superando a Redskins en el Clásico de la NFL con actuación estelar de su WR1 que valió el liderato en la NFC Este.
23 Nov 2018 – 7:46 PM EST

En el 40 aniversario de partidos consecutivos de Dallas en Thanksgiving, los Cowboys vivieron una fiesta en el AT&T Stadium al ganarle a sus acérrimos rivales los Washington Redskins 31-23 gracias a una excelente actuación de su flamante receptor Amari Cooper.

El nuevo WR1 de Dallas brilló con luz propia y se escapó un par de ocasiones para touchdowns grandes que resolvieron un juego que comenzó cerrado y acabó con los Vaqueros levantando el puño de la victoria, adueñándose de la cima divisional y cenando pavo en pleno campo de juego.

Los Cowboys empezaron con una serie ofensiva exitosa que comenzó en su propia yarda 25 y donde movieron el balón 75 yardas en 10 jugadas hasta que Ezekiel Elliott se metió a las diagonales con un acarreo de 16 yardas doblando la esquina.

Washington salió rápido con tres y fuera y le devolvió la cortesía a los Vaqueros frenándolos en tres downs, y en su siguiente ofensiva entregaron el balón. El ataque había funcionado bien con un par de envíos de primero y diez con Jordan Reed, pero Colt McCoy fue interceptado por Anthony Brown.

Sin embargo, Dallas no aprovechó el robó de posesión y acabó despejando antes de medio campo. Ambas ofensivas siguieron mostrando dificultades para mover las cadenas al inicio del segundo cuarto, hasta que los Redskins lograron el empate con una jugada grande.

McCoy buscó en primera un bombazo para su otro ala cerrada y Vernon Davis atrapó el balón y se metió a la zona de anotación en jugada de 53 yardas para emparejar el marcador 7-7.

Los Cowboys volvieron a tener una serie sostenida tras la igualdad, moviendo el ovoide 65 yardas durante 5 minutos y medio pero fracasaron por una captura a Dak Prescott y tuvieron que conformarse con un gol de campo de Brett Maher que los llevó a recuperar la ventaja 10-7 al medio tiempo.


El tercer cuarto arrancó igual con ambos ataques batallando para funcionar y tras dos despejes tempraneros, los Redskins lograron remontar el marcador con un pase de anotación de Trey Quinn, receptor de slot novato que consiguió el primer touchdown de su carrera. Washington falló el punto extra y se fue arriba apenas por tres puntos.

De inmediato, el ataque de Dallas empezó a carburar otra vez y logró responder de la mejor manera con un touchdown en jugada grande de su mejor receptor. Prescott y Elliott lo habían hecho bien en los primeros snaps, y cuando venía una importante 3ª&2 pasando medio campo, apareció el talento del WR Amari Cooper atrapando el balón pasando la cadena, y escapándose hasta la end zone.

El #19 logró así su segundo touchdown como jugador de los Cowboys en una jugada donde se cayó el esquinero y la mala ubicación de los profundos le dejó el campo abierto a Cooper. Entonces vino el momento clave del encuentro. Washington avanzaba bien, metiéndose hasta la yarda 34 de Dallas, pero una serie de castigos por movimiento en falso, lo echó atrás hasta despejar.

Los Cowboys empezaron dentro de su yarda 10 y muy pronto lograron otro touchdown en jugada grande, de nuevo con Amari Cooper. Prescott buscó al receptor abierto en escuadra hacia dentro y el ex Raiders rompió un par de tacleadas, ante la pésima técnica de los Redskins, y se escapó 90 yardas hasta la zona prometida para poner a Dallas arriba 24-13.


La tradición de la fiesta del Día de Acción de Gracias se toma el Cowboys contra Redskins

Loading
Cargando galería

Washington estaba obligado a anotar para no permitir que los Vaqueros se alejaran, pero sucedió todo lo contrario. Tras un acarreo de Adrian Peterson, Colt McCoy volvió a ser interceptado por Dallas en una gran jugada de DeMarcus Lawrence que tapó un pase y atrapó el ovoide en dos tiempos, para poner a los Cowboys dentro de la yarda 20 de los Redskins. El momento anímico era absolutamente del lado del equipo de la Estrella Solitaria.

En tercera y gol, Prescott eludió un par de tacleadas de los pass rushers de Washington y se metió a las diagonales con un acarreo de 5 yardas para poner adelante a Dallas 31-13. Después de esa serie de errores del visitante, los Vaqueros anotaron 21 puntos sin respuesta ante su acérrimo rival.

Redskins al fin pudo volver al juego gracias a un buen regreso de patada, con un drive exitoso que culminó con un acarreo de TD de Kapri Bibbs de una yarda para acercarse a 11 puntos.

Los Cowboys siguieron consumiendo el reloj en el último periodo y todavía le interceptaron un tercer pase a McCoy cuando intentaba regresar en el partido. Xavier Woods se quedó con el envío del QB y provocó que Dallas volviera a tener la posesión aunque no lo reflejaron en el marcador.

La victoria resulta doblemente significativa para los Dallas Cowboys, pues se colocan con récord positivo 6-5 en la temporada, venciendo a los odiados Redskins -de idéntica marca- a quienes de paso les arrebatan el liderato de la NFC Este por tener mejor registro en los juegos divisionales.


Más contenido de tu interés