New England Patriots

¡Dinastía indomable! Patriots superan a Chiefs con drama y llegan otra vez al Super Bowl

New England dominó el partido y resistió la remontada heroica de Kansas City que no pudo detener a Brady y compañía en tiempo extra; los Pats avanzan por tercer año consecutivo.
21 Ene 2019 – 10:31 PM EST

En un partido no apto para cardiacos y con un nivel de fútbol americano altísimo, los New England Patriots se impusieron otra vez más a Kansas City y derrotaron 37-31 a los Chiefs en tiempo extra para avanzar al Super Bowl LIII, en medio de una atmósfera fría y hostil, como el juego del #12 que los comanda.

La Final de la Conferencia Americana fue una guerra sin cuartel que se tuvo que resolver en un quinto periodo, y con un desenlace conocido por todos: los Pats volvieron a ganar y están en el Super Bowl por tercer año consecutivo, y por undécima vez en su historia. Increíble.

En lo que parece un capricho del destino, Nueva Inglaterra jugará su noveno Súper Tazón en la era de Bill Belichick y Tom Brady, el próximo 3 de febrero ante los Rams, exactamente 17 años después de la primera vez que con ese mismo coach y quarterback llegaron al Super Bowl en 2002, precisamente contra los Carneros.


Estos son los equipos que jugarán la edición LIII del Super Bowl, dos viejos conocidos

Loading
Cargando galería

Los Patriots arrancaron el juego dando una cátedra de cómo se debe manejar la primera ofensiva de un partido. Nueva Inglaterra arrolló a la defensiva de los Jefes y poco a poco fue apagando al público ruidoso del Arrowhead Stadium con un ataque extendido que acabó en touchdown. El primer drive del juego consumió más de ocho minutos en 15 jugadas, hasta culminar con siete puntos de Sony Michel por la vía terrestre. El corredor novato anotó con acarreo de una yarda, luego de ser la clave en ese ataque patriota.

Fue momento de ver en acción a Patrick Mahomes pero la ofensiva de los Chiefs duró muy poco gracias a la presión de los frontales de New England que obligaron a despejar rápido. En su siguiente posesión los Patriots llegaron muy pronto a la zona roja otra vez, y justo cuando parecía que se separarían por 14 puntos, Brady sufrió una intercepción en la zona de anotación. En tercera y gol, el QB de los Pats hizo la finta de play action pero la defensiva de los Chiefs no se comió el engaño y el linebacker Reggie Ragland interceptó su envío buscando a Gronkowski.

Los Chiefs ilusionaron a sus fans con un bombazo de 42 yardas para Tyreek Hill, desaparecido hasta ese momento a la mitad del segundo cuarto, y se metieron a la 23 de NE, pero Trey Flowers hizo una jugada enorme capturando al mariscal 14 yardas atrás para obligarlos a entregar la pelota de nuevo.

Restaba poco en la primera parte, cuando Brady demostró porque es el amo y señor de los duelos eliminatorios. Comandó otra ofensiva importante donde movió el balón casi todo el campo, hasta terminar con un pase de touchdown de 29 yardas para Phillip Dorsett para irse al descaso 14-0 arriba.



El inicio del tercer cuarto volvió a florecer el impresionante brazo de Mahomes, que hizo despertar al Arrowhead con un arcoíris de 54 yardas para Sammy Watkins para ponerse tocando la puerta. Entonces conectó con Travis Kelce un pase de 12 yardas en las diagonales para romper el cero y convertir el choque en un juego de una posesión. Stephen Gostkowski conectó un gol de campo de 47 yardas para alejar a New England a 10 puntos y entonces vino la reacción local.

Los Chiefs ahora sí pusieron a funcionar su maquinaria y se acercaron a tres puntos con un drive de 62 yardas donde Damien Williams atrapó el segundo pase de TD de Mahomes en la end zone. El marcador se ponía 17-14 en favor de Nueva Inglaterra.

Comenzó el último cuarto y con él la polémica. Los Patriots llegaron hasta la yarda 28 de KC y, en cuarta oportunidad y uno por avanzar, prefirieron jugársela por tierra con Burkhead en vez de patear un gol de campo que los despegara a seis puntos pero el safety Daniel Sorensen paró en secó al RB.

En el siguiente despeje de Chiefs ocurrió la decisión más controvertida de la noche. Edelman intentó fildear el ovoide que picó en el campo y Gehrig Dieter tomó el balón y lo regresó a la zona de anotación -en touchdown de los equipos especiales- pero, los oficiales marcaron balón para KC en la 26 rival. Sin embargo, revisaron la acción varios segundos y cambiaron la decisión dándole la posesión a los Patriots.


Entonces vino la justicia divina. Edelman no pudo atrapar un pase de Brady, interceptado por Sorensen para darle la pelota a Mahomes. El QB de 23 años sacó un pase pantalla y logró su tercer touchdown de la noche encontrando a Damien Williams que se escapó 23 yardas hasta meterse a las diagonales. Los Chiefs ganaban por primera vez el juego 21-17 cuando quedaban 7:30.

Brady y los Patriots se calentaron y respondieron con una ofensiva de touchdown en 4:13. Gronk y Burkhead fueron clave en esa ofensiva que tuvo el momento cumbre con una cuarta y centímetros en la 10 de KC, y que Belichick se jugó para conseguir la anotación. Sony Michel rompió el plano, se escabulló 10 yardas y le dio la vuelta al marcador, poniéndose adelante por tres puntos.

Mahomes comandó una serie agresiva, igual que lo hizo a lo largo del año, y con un pase de 38 yardas para Watkins puso a su equipo dentro de la 5. Luego Damien Williams logró su tercer touchdown de la noche para que Kansas City se pusiera 28-24 con 2:03.

Dos minutos para el final y Tom Brady tomó el terreno de juego. El legendario quarterback de los Patriots lo volvió a hacer y lideró una ofensiva ganadora con la ayuda de la fortuna y la poca concentración de un defensivo rival. Gronkowksi escupió un balazo de Brady que fue interceptado. Todo era fiesta, era el final del juego... pero la jugada no contó por un fuera de lugar del LB Dee Ford. El #55 de Kansas City anuló el cambio de posesión que sellaba el duelo con su falta y le dio vida a los Pats. Vaya error. Será recordado siempre por el castigo que condenó la eliminación de los Chiefs.


De la mano de Tom Brady los Pats llegan a su tercer Super Bowl consecutivo

Loading
Cargando galería

Gronk hizo una de esas atrapadas espectaculares de 25 yardas donde se impone por arriba y los metió a la yarda 4. Rex Burkhead se metió a la zona prometida para poner el juego 31-28 con 39 segundos en el reloj. Mahomes sacó el carácter y la personalidad de una leyenda, y lideró un ataque que hizo vibrar a todo Kansas City moviendo la pelota 48 yardas en 31 segundos. Un pase a Demarcus Robinson abrió el terreno para que Harrison Butker empatara todo y mandará el juego a tiempo extra.

New England ganó el volado y ese juego de azar marcó su destino rumbo a otro Súper Domingo. Los Patriots partieron desde su campo, y en una réplica casi exacta de la ofensiva que abrió el partido, recorrió 75 yardas en 15 jugadas hasta conquistar la zona de anotación con otro TD de Burkhead, que dio el viaje a Atlanta.

Una vez más, la misma historia, la de siempre. En la enésima exhibición de dominio y control del juego, Brady lanzó perfecto y movió la pelota hasta tocar la puerta y permitir el touchdown terrestre de Burkhead que les dio el pase al Super Bowl LIII, para jugar otra vez por el Vince Lombardi como lo han hecho en las últimas tres temporadas.

Los Pats, Brady y Belichick no son eternos, pero parecen inmortales. Ahora su dinastía indomable acabó con el sueño de los sorprendentes Chiefs y enfrentará a los Rams buscando otro título más en su Super Bowl #11. Inaudito.

Los Chiefs se doblan en el momento crucial y no impiden el monopolio de Patriots en la AFC

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:New England PatriotsKansas City ChiefsSuper Bowl
Publicidad