National Football League

Los jugadores de la NFL retaron a Trump mostrando unidad durante el himno

Este domingo, durante los partidos de la Semana 3, hubo varias muestras de protesta tras las palabras del Presidente sobre despedir a quienes se manifiesten en la ceremonia.
24 Sep 2017 – 4:56 PM EDT

Durante la Semana 3 la NFL envió un contundente mensaje de unidad y hermandad entre jugadores, entrenadores, dueños y todos los integrantes de las distintas organizaciones de la liga, en la ceremonia del himno nacional previa a los juegos.


Todo comenzó muy temprano el domingo desde Europa. Jacksonville y Baltimore jugaron en Londres donde los jugadores de Jaguars y Ravens se mantuvieron unidos entre brazos y algunos pusieron una rodilla al piso durante la entonación de " The Star-Spangled Banner" antes del comienzo del partido en Wembley Stadium.

Simbólica protesta contra Trump de jugadores de Jaguars y Ravens en Wembley

Loading
Cargando galería



Terrell Suggs se encontraba entre el grupo de jugadores de Ravens con una rodilla al piso, que incluía también al gran Ray Lewis. Parecía que todos los jugadores en la línea lateral de Baltimore tenían brazos entrelazados en un signo de solidaridad, con el entrenador John Harbaugh entre ellos.



Cada jugador de los Jags también parecía estar formando una cadena de brazos entrelazados previo al juego, junto al dueño del equipo Shad Khan, incluido el entrenador Doug Marrone.


El signo de solidaridad resultó después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump declaró en un mitin político en Alabama que los dueños de los equipos deberían despedir a los jugadores que no se presenten al himno antes de los juegos.

Esto es lo que ocurrió en los demás juegos de la Semana 3:

Cowboys vs. Cardinals

El juego de Lunes por la Noche en Arizona generó mucha expectativa pues incluía a los Dallas Cowboys, un equipo lleno de controversia y que se había mantenido al margen de ese tipo de protestas. Anoche Dallas se manifestó pero lo hizo antes de la ceremonia del himno.



Los Cowboys y su dueño Jerry Jones saltaron al terreno de juego tomados de los brazos y caminaron hasta medio campo donde todos, en una línea, pusieron su rodilla derecha en el pasto como símbolo de unión y respeto frente a un sonoro abucheo de los aficionados en el University of Phoenix Stadium.


Después se levantaron y retrocedieron a la línea lateral donde escucharon el himno nacional de pie y manteniendo los brazos entrelazados. De igual manera se unieron los jugadores de los Arizona Cardinals, en una de las zonas de anotación, donde se levantaron tomados de los brazos con el dueño Michael Bidwill junto a Larry Fitzgerald y el entrenador Bruce Arians al lado.


Falcons vs. Lions

El dueño de los Atlanta Falcons Arthur Blank entrelazó brazos con sus jugadores durante el himno nacional antes del partido contra Detroit.


La propietaria de los Lions Martha Firestone Ford también vinculó brazos con los jugadores y entrenadores de Detroit antes del partido en el Ford Field.

Giants vs. Eagles

Tres jugadores de los Gigantes: Landon Collins, Snacks Harrison y Olivier Vernon se arrodillaron para el himno nacional, mientras sus compañeros y entrenadores unían sus brazos antes del partido en Filadelfia contra las Águilas.


El dueño de los Eagles Jeff Lurie estuvo a un lado de Malcolm Jenkins, quien levantó el puño derecho.

Steelers vs. Bears



El entrenador Mike Tomlin de los Steelers, el coordinador ofensivo Todd Haley y otros entrenadores fueron los únicos que aparecieron en la línea lateral designada al equipo para el himno. El tackle izquierdo Alejandro Villanueva estuvo de pie en la entrada del túnel antes del partido. No hubo ni un solo jugador de Pittsburgh en la banca.



En la otra línea lateral, los jugadores de los Osos se colocaron de pie con brazos trabados de manos.


Broncos vs. Bills

Alrededor de la mitad de los jugadores de los Broncos se arrodillaron durante el himno, según Tom Pelissero, de NFL Network. Von Miller y Demaryius Thomas estaban entre ellos. Virgil Green levantó un puño en alto.

Los jugadores de los Bills caminaron juntos al campo, con los brazos entrelazados. Un grupo de alrededor de una docena de jugadores de Buffalo pusieron una rodilla, incluyendo a LeSean McCoy. Otros pusieron sus manos sobre los hombros de sus compañeros arrodillados.


Texans vs. Patriots

Un grupo grande de jugadores de los Patriotas bajó una rodilla al campo durante el himno nacional. Otros miembros de Pats se tomaron de los brazos, incluyendo a Tom Brady, quien tenía su mano derecha sobre su corazón y su brazo izquierdo entrelazado con Phillip Dorsett.


Los miembros de los Texans formaron una cadena de brazos durante el himno. Además de los entrenadores, el gerente general de Houston, Rick Smith, estaba entre los brazos entrelazados.

Browns vs. Colts

Un grupo grande de jugadores de Cleveland tomó una rodilla durante el himno mientras que otros se trabaron de brazos en señal de unidad.

Un grupo de Colts se arrodilló durante el himno nacional, según The Indianapolis Star. El resto del equipo se unió de brazos, incluyendo a Vontae Davis, Frank Gore, T.Y. Hilton y Andrew Luck.

Saints vs. Panthers

El veterano de las Panteras, Julius Peppers, caminó hacia el campo hasta después de la ceremonia. El resto de los jugadores de Carolina se colocaron en la línea lateral para el himno.


Varios jugadores de los Saints se sentaron durante el himno, incluyendo a Cameron Jordan, Mark Ingram y Adrian Peterson.

Buccaneers vs. Vikings
Los dueños del equipo de los Vikings, Mark y Zygi Wilf, entrelazaron brazos con jugadores y entrenadores. El gerente general Rick Spielman se unió a ellos, también.
Los receptores de Tampa Bay, Mike Evans y DeSean Jackson, se arrodillaron en protesta durante el himno nacional. El resto de los jugadores de Bucs se pararon uno al lado del otro con los brazos bloqueados en la línea lateral.



Dolphins vs. Jets

Al menos cuatro jugadores de los Dolphins, entre ellos Jay Ajayi, tomaron una rodilla para protestar durante el himno nacional, según el Miami Herald. El resto de los jugadores se encadenaron con los brazos y se les unió el dueño del equipo Stephen Ross y los entrenadores.

El dueño de los Jets, Christopher Johnson, flanqueado por el mariscal de campo Josh McCown y Jamal Adams a su izquierda, entrelazó brazos en una muestra de solidaridad con los jugadores. El resto del equipo también formó una cadena de hombres.


Seahawks vs. Titans

Los jugadores de Tennesse y Seattle optaron por quedarse en los vestidores durante la ceremonia del himno nacional.

"Como equipo, queríamos estar unidos en nuestras acciones hoy, los jugadores decidieron conjuntamente que este era el mejor curso de acción", dijeron los Tennessee Titans en un comunicado. "Nuestro compromiso con el ejército y nuestra comunidad es decidido y la ausencia de nuestro equipo para el himno nacional no debe ser mal interpretado como antipatriótico", añade el mensaje.


Los Seahawks tampoco saltaron al campo hasta que concluyó la entonación del himno y el equipo publicó un mensaje de respaldo a sus jugadores.

Chiefs vs. Chargers

Jugadores y entrenadores de los Chargers se unieron por el propietario Dean Spanos en una muestra de unidad en la línea lateral antes del partido. Un pequeño grupo de jugadores, se arrodilló y se sentó durante el himno.


Bengals vs. Packers

Los jugadores de Cincinnati se entrelazaron de brazos y se mantuvieron en la línea lateral durante el himno nacional.

Por el lado de Green Bay, los compañeros de equipo Lance Kendricks, Martellus Bennett y Kevin King se sentaron durante el himno. La mayoría de los jugadores estuvieron de pie, de acuerdo con Rob Demovsky de ESPN.

Este domingo, Trump volvió a criticar a los jugadores que "faltan de respeto a la bandera y el himno nacional" en señal de protesta, y abogó por su despido o suspensión, pero, lejos de amedrentarse, los jugadores protestaron más que nunca ante las palabras del mandatario.


Numerosos jugadores de la NFL escucharon hoy el himno nacional con una rodilla en tierra o bien entrelazando sus brazos con sus compañeros, entrenadores y dueños de sus equipos en señal de unidad.



"Si los aficionados de la NFL se negaran a ir a los partidos hasta que los jugadores dejaran de faltar el respeto a nuestra bandera y país, verían un cambio rápido. ¡Despídanlos o suspéndanlos¡", afirmó Trump en su cuenta de la red social Twitter.

"La asistencia (a los partidos de la) NFL y los índices de audiencia están por los suelos. Partido aburridos sí, pero muchos no van porque aman nuestro país. La liga debería apoyar a EE.UU.", agregó el presidente.

Trump causó una polémica este viernes, que continuó el sábado, al criticar en un mitin en Alabama a jugadores de la liga de fútbol americano NFL que han hecho protestas durante la interpretación del himno nacional.

El presidente instó a los dueños de esos equipos a despedir a los jugadores críticos y añadió que, si los aficionados "abandonaran el estadio" cuando tienen lugar protestas de ese tipo, esas "cosas pararían".


Trump fue aún más lejos en su lenguaje al subrayar que los propietarios de entidades de la NFL deberían decirle a los deportistas rebeldes: "saquen a ese hijo de puta del campo ahora mismo".

El pasado año, el afroamericano Colin Kaepernick (entonces jugador de los San Francisco 49ers y actualmente sin equipo) llamó la atención al no levantarse para rendir pleitesía al himno nacional antes de un partido, y escucharlo con una rodilla clavada en el suelo.

"No me voy a levantar para mostrar orgullo por la bandera de un país que oprime a la gente negra y de color", explicó entonces Kaepernick.


Las duras críticas del presidente provocaron este sábado la reacción del comisionado de la NFL, Roger Goodell, quien aseveró que los comentarios del mandatario son "divisorios" y suponen una "desafortunada falta de respeto".

Trump chocó también este sábado con el mundo del baloncesto al retirar una invitación para visitar la Casa Blanca a Stephen Curry, estrella de la liga NBA que juega en los Golden State Warriors.

"Ir a la Casa Blanca se considera un gran honor para un equipo campeón. Stephen Curry está dudando. Por tanto, ¡la invitación se retira!", afirmó el gobernante en Twitter.


Protestas representativas en la historia del mundo deportivo

Loading
Cargando galería

Curry dijo esta semana que no quería que su equipo visitase la residencia presidencial, como es tradicional, para celebrar el título de la NBA logrado la temporada pasada, en protesta contra el mandatario.

Tras la andanada de Trump, la entidad confirmó que no acudirá a la Casa Blanca y aprovechará su viaje a Washington, previsto en febrero, para celebrar "la igualdad, la diversidad y la inclusión".

Curry recibió mensajes de apoyo de otras estrellas de la NBA, como Lebron James, de los Cleveland Cavaliers, que perdieron la final de liga ante los Golden State Warriors la pasada temporada.

En su cuenta de Twitter, James llamó a Trump "holgazán" y le espetó que "¡Ir a la Casa Blanca era un placer hasta que llegó usted!".


Publicidad