Boxeo

Abel Sánchez, el mexicano que forjó a Gennady Golovkin

El kazajo dice que tiene el estilo mexicano de boxeo.
10 Sep 2016 – 1:06 AM EDT

Por: Geovany Guerrero

BIG BEAR, California – Gennady Golovkin encontró en las montañas de Big Bear, el refugio ideal, el cuartel adecuado para prepararse, y en un mexicano, el perfecto escultor de su boxeo, alguien que ha forjado sus puños. El artista se llama Abel Sánchez.

El entrenador es natural de Tijuana, pero se avecindó en West Covina en Los Ángeles desde temprana edad, ahí nació su gustó por el boxeo.

Sánchez preparó a grandes campeones mundiales: Terry Norris, Miguel Ángel González y Carlos Baldomir entre otros, pero su gran diamante llegaría en 2010

Golovkin tuvo una carrera brillante como amateur, más de 350 peleas y una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Dos años después de la justa veraniega, el kazajo optó por probar suerte en el boxeo profesional, se atrincheró en Alemania y el 6 de mayo del 2006 tuvo su debut contra Gabor Balogh a quien noqueó en un round.

La carrera de Gennady iba en ascenso, pero le faltaba algo, alguien que le supiera explotar todas sus cualidades.

Golovkin llegó a Estados Unidos de la mano de la promotora K2, la empresa se dedicó a buscarle un nuevo entrenador. Fueron al Wild Card Gym de Freddie Roach, a Oxnard con Robert García, ninguno los convenció.

La gente del Kazajo se movió a Big Bear para visitar a Abel Sánchez, la química con el lugar fue inmediata, las montañas le recordaban a Golovkin su país. Después de semanas de meditación regresaron con el mexicano para que entrenara a ‘Triple G’.

A Sánchez le entusiasmo el proyecto, platicó con Golovkin y le enseñó un video de Julio César Chávez, le dijo: “si me das tres años de esfuerzo y dedicación, te puedo hacer un boxeador tan bueno como él”, Gennady aceptó el desafío.

Desde entonces Golovkin dice que tiene el ‘estilo mexicano’: agresivo y con buena técnica. El kazajo se distingue por el gancho al hígado, el cual es una fiel copia del golpe a la zona hepática de Chávez.

‘Triple G’ es campeón mundial mediano del Consejo Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Asociación Mundial, tres de los cuatro organismos más importantes del deporte.

Sánchez ha hecho de Golovkin una máquina de triturar carne, tiene un récord de 35 triunfos, 32 de ellos por la vía rápida, además, no sabe lo que es perder. Nadie quiere enfrentarlo. Abel encontró un diamante en bruto y lo pulió hasta la perfección. El mexicano y el kazajo encontraron el estilo perfecto para triunfar en el boxeo.


RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés