Cargando Video...

Una joven salvadoreña lleva dos años en un centro migratorio y su familia clama que la dejen en EEUU

Jessica salió de su país debido a amenazas de muerte por parte de pandillas, pero en dos ocasiones le han impedido la entrada a EEUU. La madre de la joven asegura que una deportación significaría una condena a muerte, ya que su esposo fue asesinado en El Salvador por los mismos grupos criminales que tienen amenazada a Jessica. La inminente deportación aún no tiene fecha y la familia pide que "no la manden al cementerio".
Cargando Playlist...