7 razones por las que te encanta el chisme

Le tengo noticias, usted y yo somos igual de chismosos, aunque no todo mundo se atreva a reconocerlo. Le digo por qué.

iStock

¡A mi me encanta el chisme! Llevo poco más de 20 años trabajando en la industria del entretenimiento y jamás me había planteado qué es lo que me motiva a enterarme de la vida de los famosos. Iba por la vida creyendo que el resto de reporteros y yo éramos los únicos chismosos, que éramos los únicos en gozar el asomarnos en la vida de los demás y que quienes nos leen estaban libres de toda culpa, inocentes palomitas a quienes les metemos el gusano malvado de la duda con un chisme.

Pero, ¿qué cree? No se sienta tan especial o superior sólo porque usted afirma que no le gusta el chisme, o que sólo lo ve para pasar el tiempo. Le tengo noticias, usted y yo somos igual de chismosos, sólo que unos lo aceptamos y otros no. La psicóloga mexicana Angélica Olivares, explica qué nos motiva a ser chismosos, qué a negarlo, quiénes somos más chismosos y qué nos impulsa a contar un chisme.

1. A mayor nivel de estrés, mayor gusto por el chisme


“El chisme, es una noticia verdadera o falsa que se usa para hablar mal de alguien y conlleva una o varias palabras negativas. Porque si el chisme fuera algo positivo, se le llamaría comentario sin importancia de algo que sucedió. El chisme viene de nuestra parte mental y nos hace sentir bien, porque estamos estresados. A mayor nivel de estrés, mayor gusto por el chisme”, explica Olivares.

Ajajá, usted y yo estamos tan estresados que por eso los programas o revistas de espectáculos y de política tienen éxito. Es decir, buscamos liberar nuestro estrés a costa del prójimo, pero, ¿lo logramos? “No, la gente se estresa más. De hecho, una mala información o una información falsa, genera pleitos entre la gente que discute un chisme”, abunda Olivares.

2. El chisme en busca de consuelo


En un chisme siempre hay dos o más versiones, incluso hay una versión que es la verdad o se acerca a la verdad. Pero, ¿han notado que preferimos la versión más mentirosa? “Eso sucede porque la gente prefiere la fantasía, porque eso nos eleva la autoestima. Al soñar o fantasear, nos dan ganas de hacer cosas mejores por nosotros mismos. Es una combinación de fantasía, ignorancia y querer elevar nuestra autoestima. Es darle rienda suelta a tu imaginación, que es producto de la soledad. De hecho, la gente usa el chisme para buscar un consuelo, desean que alguien vaya detrás de él, porque es ver la desgracia del otro. Decimos: ‘mira ese está peor que yo, pobre”, asegura Olivares.

3. Chismosa... ¡tú!


Ya me acostumbré a que en una reunión, la gente me presente como “la chismosa”. Aunque en esas reuniones, he cachado a gente que sabe más de los famosos que yo misma que los he entrevistado. ¿Qué les da valor para negar su condición de chismosos?

Olivares responde: “No lo aceptan, pero se la pasan en el chisme o viendo programas de chismes. Si te gusta estar viendo qué hace el de al lado o el famoso, o el político, ¡te gusta el chisme! Cuando la gente común interactúa con alguien de un rango superior o una celebridad y lo ‘chismean’ eso les da status, les eleva la autoestima y los hace sentir mejor. Por eso el chisme nos hace sentir mejor”.

4. Los hombres son más chismosos...


Las mujeres tenemos la mala reputación de ser chismosas. Sin embargo, no es así. Si de chismear se trata, los hombres nos ganan y Olivares nos dice el porqué: “por naturaleza la mujer es prudente. El hombre, no. De hecho, el hombre adereza con mentiras su chisme porque tiende a fantasear. Tenemos la fama de ser chismosas porque hablamos entre amigas y con la gente que nos rodea. Los hombres a lo largo de su vida escuchan a sus abuelas, madres, hermanas, tías, primas, etcétera, hablar de alguien y dicen: ‘ya están de chismosas’, pero lo que no saben es que de ese círculo, la mayoría de las veces, no sale. En cambio ellos son más intrigosos, más imprudentes y razonan menos y por eso se convierten en cómplices. Entre ellos se hacen confesiones fuertes y se sienten comprometidos a profesarse lealtad. Las complicidades de los hombres son para emborracharse, para conquistar mujeres, para tranzar, para taparse infidelidades. En cambio, las mujeres no somos cómplices porque, o nos exhortamos para no hacer algo mal, o nos hacemos el fuchi y las eliminamos de nuestra vida. No las andas tapando”.

Con razón hay más hombres que mujeres como reporteros de espectáculos...

5. El chisme no discrimina género, nivel social o cultural


¿Es verdad que el chisme es para personas de baja autoestima, mal carácter y poco respetuosos? “Conozco personas educadas, de buen carácter y respetuosos y si llega alguien de menor jerarquía o menor nivel social o cultural a contarle un chisme, lo escucha. Jamás escucharás a alguien decir: ‘no me cuentes nada, no quiero saber nada’ y menos si el chisme se trata de esa persona. Es más, si es educado y de buen carácter, es un muy buen escucha”.

¿Ya ven? Todos vamos en el mismo barco, que nadie se intente bajar.

6. “Si no te lo digo, me muero”


Siempre que nos cuentan un chisme, nos advierten, ‘pero no se lo vayas a decir a nadie’. No obstante, se lo contamos a nuestro mejor amig@, y éste a su vez a su mejor amig@. ¿El resultado? ¡Todo mundo está enterado! ¿Cuál es la necesidad de contar el chisme?

“Somos seres emocionales y tenemos la necesidad de soltarlo. Si no lo hacemos, sentimos que algo nos aprieta, que algo se nos atora en el pecho. Sentimos que explotamos y al contarlo nos liberamos y la carga emocional es compartida. De hecho, si no existiera el chisme habría muchos suicidios, porque el chisme nos libera, nos quita estrés. Pero el chisme es un arma de doble filo. Así como nos liberó, cuando la curiosidad se convierte en morbo, nos genera un nivel mayor de estrés”, advierte Angélica Olivares.

7. ¿Y tú, qué tipo de chismoso eres?


El que es esté libre de chisme, que tire la primera piedra. Pero eso sí, aunque todos vamos en el mismo barco, hay niveles. Y Angélica Olivares explica los dos tipos de chismosos en la vida: “está el chismoso mala onda, que es envidioso, mentiroso, cizañoso, enojón y que tiende a la ira. Y está el chismoso buena onda que gusta de reír, con buena autoestima, que escucha el chisme sin darle importancia. Obviamente hay que dejar en claro, que el chisme siempre es a costa de alguien más. Pero todo en esta vida es a costa de alguien más, las burlas, los memes, el espectáculo de crítica, etcétera”, finalizó Olivares.

En conclusión, el chisme cuando no es para ofender, agredir o lastimar a una persona, no es dañino. Es perjudicial cuando se quiere lastimar, causar daño emocional, agredir y esa persona no está preparada para ser víctima de un chisme. Todos somos chismosos profesionales y sabemos cuando un chisme lleva maldad, agrede o destroza y cuando sólo es para reír o pasar un buen rato. ¡Bienvenido al club!

Ver también:

"La gente no es tonta Julián", los nuevos chats de Julián Gil y Marjorie de Sousa sobre su separación
Esta conversación ocurrió el 13 de marzo de 2017. El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
13 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
Otra conversación por WhatsApp que el programa El Gordo y La Flaca publicó ocurrió el 7 de marzo, tan sólo seis días antes. Univision
7 de marzo de 2017 El Gordo y La Flaca
7 de marzo de 2017 Univision
7 de marzo de 2017 Univision
7 de marzo de 2017 Univision
7 de marzo de 2017 Univision
7 de marzo de 2017 Univision
7 de marzo de 2017 Univision
Cuando el actor Julián Gil anunció su separación de Marjorie de Sousa diciendo que “una relación nunca puede ser entre tres personas”, surgieron varias teorías entre fans y medios de comunicación s... Televisa
“En ningún momento dije que era la mamá. La gente supone cosas y se inventa cosas y son cosas que se salen de control”, dijo Julián Gil desde China. “La gente especuló y han metido a la señora Glor... Univision.com
El programa ‘El Gordo y la Flaca’ tuvo acceso en exclusiva a la demanda completa presentada por Majorie de Sousa contra Julián Gil por la custodia de su hijo Matías, alrededor de 300 páginas en las... Instagram
“El papel aguanta todo. No tengo que demostrarle a nadie si soy violento y la prueba de dopaje, si me la quieren hacer, claro que sí. Cuando quieran y a la hora que quieran, donde quieran. Espero l... The Grosby Group
En su declaración, Julián Gil no desmiente los mensajes de texto que Marjorie de Sousa incluyó en su demanda y que evidencian que el actor abandonó la relación el pasado 7 de marzo, cuando su hijo ... Instagram

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Entretenimiento o la de su línea editorial.