publicidad
Crónicas de Sábado
Sábados 7PM/6C/10PM PAC
Intentaron prevenir una tragedia mayor, pero la opción que tomaron tuvo consecuencias fatales
Por más de media hora, el HK 646 daba vueltas en los cielos de Bogotá piloteada por dos adolescentes sin conocimientos de vuelo. El 21 de noviembre de 1974, un poco después de las 7 de la noche, la Torre de Control y los colombianos en Bogotá que escuchaban a través de una transmisión de radio lo que ocurría, escucharon palabras de pasajeros a bordo que los dejarían sin aliento.
Un crimen siniestro y a sangre fría le roba la vida a un adolescente
El cuerpo de Christian fue hallado en un remoto pasaje, a 60 millas al oeste de Gainesville. El hallazgo de Christian puso un fin desgarrador a las esperanzas de sus padres, pero para la policía fue una fuente de datos esenciales para descubrir lo que le había pasado al joven. Todo apuntaba a Pedro, quien se hacía llamar su mejor amigo.
Una comunidad entera se une en busca de un joven desaparecido
A casi una semana de la desaparición de Christian, la desesperanza comenzaba a hacer estragos en la familia. Las noches y días de búsqueda sin resultados se hacían interminables. La posibilidad de encontrarlo con vida se desvanecía.
Una nueva relación rompe con una amistad de años y desata una ira incesante
Pedro, Erika y Christian eran tres amigos inseparables hasta que el destino los llevó por diferentes caminos. Erika y Pedro habían sido novios pero al entrar a la universidad, Erika decidió terminar su relación. Pedro no lo quería aceptar, sus celos eran más fuertes que él y todo empeoró cuando vio que su exnovia y su mejor amigo comenzaban a acercarse.
publicidad
Crónicas de Sábado widgetlabanda.jpg

¿Quieres más?

Encuentra más en Univision Crónicas

 

Más videos
Una adolescente busca desesperadamente a su novio desparecido
Una noche como cualquier otra, Christian dejó de contestarle el teléfono a su novia Erika. Preocupada, ella recurrió a Pedro, el mejor amigo de Christian y también su ex. Él había sido el último en verlo.
Los celos que ciegan y enloquecen
Pedro no pudo soportar ver a su mejor amigo con la mujer que amaba. A pesar de las numerables pruebas que lo condenaban, siempre negó haber matado a Christian.
Preferible estar solo que mal acompañado
A su corta edad Marcos ya había perdido a su madre, sus hermanos y tuvo que vivir sometidos los golpes y maltratos de su madrastra bajo la vista inerte de su padre que permitía lo abusara. Por suerte o destino fue vendido a un pastor de las montañas, que le permitió escoger una segunda vida en la soledad de la Sierra Morena.
Interés Humano
Cada día menos humano, cada día más animal
Tras la muerte del pastor, Marcos logró lo impensable, sobrevivir solo en el inhóspito ambiente que lo rodeaba. De recibir golpes de humanos al afecto de los lobos. Ya no pasa hambre, nadie le pega y hasta tiene una nueva familia, pero de lobos.
De la selva a la civilización donde tanto había sufrido
A sus 19 años, Marcos es capturado en la Sierra Morena por la guardia civil, y obligado a vivir de nuevo una vida que ya no era suya. Él ya había aprendido a ser como un animal, imitando el trino de los pájaros y el aullido de los lobos. Pero este regreso le depararía un encuentro que nunca imaginó vivir: ver de nuevo a la cara a su padre.
Creció entre lobos pero regresar a la civilización fue su mayor desafío
Marcos se fue a vivir a un convento y ahí las monjas lo enseñaron a comer y a rezar. Aunque fue aprendiendo cómo vivir en esta nueva vida, chocaba a diario con lo desconocido. El mundo de los hombre le parecía muy extraño y extrañaba su vida en la naturaleza.
Más crónicas
El reo logró demostrar su inocencia solo para enfrentar una nueva amenaza, la deportación
Luis Vargas había sido deportado en 1994 y en aquel entonces decidió cruzar ilegalmente la frontera por Tijuana. Después de pasar 16 años en la cárcel por un crimen que no había cometido, las autoridades le dijeron que podría ser condenado a 15 años más por haber violado la orden de deportación. ¿Cómo logró quedarse en Estados Unidos?
¿Cómo logró su libertad Luis Lorenzo Vargas tras pasar 16 años en prisión por un delito que no cometió?
Cuando tenía 30 años, Vargas fue acusado de violación, y sentenciado a 55 años tras las rejas. A pesar de que todo indicaba que permanecería encerrado de por vida, nunca perdió las esperanzas.
Lo que debió haber sido el día más feliz de su vida terminó en la peor tragedia
Gladys Ricart, una dominicana de 37 años, había conocido a James Preston, su príncipe azul en marzo de 1999 en Nueva York. Ambos se enamoraron y al poco tiempo decidieron casarse, pero un amor del pasado acabó con su felicidad.
Una mujer buscó comenzar una nueva vida pero su ex no lo aceptó
No se sabe a ciencia cierta cuando fue que Agustín se enteró que Gladys, la mujer que el creía suya, salía con otro hombre. La familia de Gladys asegura que fue de inmediato pero el amigo y abogado de Agustín dice que fue el día de la boda.
Un hombre apaga los sueños de una novia feliz el día de su boda
Agustín, el ex de Gladys llegó a la casa en donde ella se preparaba para casarse. Al verlo, Juan, el hermano de la novia intentó detenerlo y quitarle el arma que traía. Forcejearon, pero Agustín disparó.
¿Fue el asesinato de Gladys Ricart un crimen pasional o premeditado?
El fiscal pidió la pena de muerte para Agustín García. La defensa alegó que el acusado había actuado cegado por la pasión y que bajo las leyes de Nueva Jersey merecía solamente entre cinco y diez años de cárcel.