publicidad
Los niños reciben dulces y regalos en el Eid al-Adha.

Con café los musulmanes celebran la "fiesta del sacrificio" en Nueva Jersey

Con café los musulmanes celebran la "fiesta del sacrificio" en Nueva Jersey

En la ciudad de Nueva York el festejo contó con la presencia del alcalde Bill de Blasio, quien destacó la importancia de esta comunidad.

Los niños reciben dulces y regalos en el Eid al-Adha.
Los niños reciben dulces y regalos en el Eid al-Adha.

UNION CITY, Nueva Jersey.- El viento de la fresca mañana del lunes hacía volar el velo de sus vestidos y el hiyab que les cubre el cuello y el cabello, pero nada frenó el recorrido de madres musulmanas y sus hijos por las calles de Union City, en ruta a la celebración del Eid al-Adha o “fiesta del sacrificio”.

“Enseñamos a nuestros hijos la obediencia a Dios. Hoy estamos muy contentos”, dijo Zaafira Afraa Restrepo, de 46 años y quien salió de su hogar en la avenida Bergenline antes de las 8:00 de la mañana para llegar a tiempo de escuchar el primer sermón del día, en la mezquita North Hudson Islamic Educational Center.

Situado en la calle 47 y Cottage Pl, este centro cuenta con una de las congregaciones de musulmanes hispanos más grandes del área triestatal; de los 2,000 fieles aproximadamente 30% son latinos.

“El Eid al-Adha es la fiesta mayor del islam. Se asemeja en importancia espiritual a la fiesta cristiana de la Navidad. Para los musulmanes es la fiesta grande para compartir la comida con la familia y los amigos y dar dulces a los niños”, explicó Zaafira.

Al llegar a la mezquita, decenas de familias se saludaron con gozo, estrechando sus manos y abrazándose, celebrando el Eid al-Adha. Como dicta la ley islámica, hombres y mujeres permanecieron separados en la sala de oraciones.

Antes del sermón, dictado por Abu Sumayyah AbdurRazzak Lebrón, los asistentes compartieron café con leche y hojaldres. Los niños recibieron bolsitas decoradas con lazos repletas de chocolates y dulces.

publicidad

“Es una costumbre que todos comamos juntos afuera de la mezquita durante el Eid al-Adha. Los niños pasan la fiesta muy ilusionados por los regalos que reciben. Los amigos aprovechan para desearse buena fortuna y perdonar las ofensas”, relató Zaafira Afraa, quien lucía un vestido verde esmeralda con bordados plateados.

“Venimos con nuestros mejores trajes porque es una fiesta para Dios. Puedes ver que las jóvenes y las niñas lucen muy bonitas hoy”.

Las familias comparten alimentos tradicionales.
Las familias comparten alimentos tradicionales.

La sala de oración se llenó antes de que comenzara el sermón del día, a las 9:00 de la mañana, por lo que algunas mujeres tuvieron que orar afuera.

“Después de orar, las familias se reúnen en casa y comen la oveja que han decidido sacrificar. El alimento se comparte con otras familias que no pueden comprar la carne”, adelantó Zaafira.

Abu Sumayyah AbdurRazzak Lebrón dijo que este año el sermón estuvo enfocado en los niños.

“Creemos que los niños deben acercarse a Dios”, expresó el líder religioso, quien también ofreció un mensaje para los no musulmanes. “No importa la religión que se practica, porque el propósito de todas es la adoración de Dios y la paz. Al educar a nuestros hijos y ejercer lo que dictan nuestras religiones podremos tener una sociedad más justa y buena para todos. Dios quiere obras buenas”.

publicidad

Abu Sumayyah reiteró que el Eid al-Adha y el Eid al-Fitr, que se conmemora después del Ramadán, son las dos fiestas más importantes de los musulmanes.

“Pedimos que nuestras fiestas se respeten como se respeta Navidad o Pascua. Dios quiere que haya paz entre nosotros”, dijo Abu Sumayyah.

De Blasio pide fortaleza para NYC en el Eid al-Adha

En la Ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio fue invitado al Jamaica Muslim Center para celebrar el Eid al-Adha con la comunidad musulmana de Queens.

“Nos hemos reunido inmediatamente después de la conmemoración del 9/11 y no podemos decir las suficientes veces que el 9/11 nos recuerda que la humanidad es lo que tenemos en común”, expresó De Blasio.

“En ese día, los musulmanes y los cristianos y los judíos lo perdieron todo, la gente de otras religiones también. Todos compartimos ese sufrimiento. Todos estuvimos hombro con hombro. Un pueblo levantó al otro. Ese es el espíritu de esta ciudad”, declaró.

El Alcalde lamentó los asesinatos del imán Maulana Akonjee y su colaborador Thara Uddin, el 13 de agosto en Ozone Park, y el de la abuela Nazma Khanam, el 31 de agosto en Jamaica Hills.

“Quiero decir algo muy claro, es muy importante decirlo teniendo en cuenta las cosas dolorosas que se han dicho en torno a este país, algunas cosas de odio y división. Permítanme decir que la ciudad de Nueva York es un lugar mejor gracias a nuestra comunidad musulmana”, dijo.

publicidad

“Vamos a mantener nuestra fe en los demás. Vamos a mantener nuestra fe en esta ciudad. Juntos vamos a hacerla más fuerte todavía”.

De Blasio reconoció la labor de los “900 valientes hombres y mujeres que conforman la Sociedad Musulmana del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD).

Este año fue el primero en el que la Ciudad de Nueva York consideró el Eid al-Adha y el Eid al-Fitr como días feriados en el calendario escolar.

La policía dijo que hasta el mediodía no se habían reportado incidentes en las mezquitas del área.

“Nuestros oficiales vigilan agudamente y permanecen con miembros de una mezquita local, mientras ellos siguen celebrando el Eid al-Adha”, escribió en Twitter el inspector Fausto Pichardo, del Cuartel 43. El vecindario de Parkchester, en El Bronx, tiene una gran población musulmana.

Vea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad