publicidad

Universidades estudian cambiar sistema de admisiones

Universidades estudian cambiar sistema de admisiones

Las casas de estudio buscan restarle importancia a los exámenes de admisión y ver el proceso de una manera más integral

Harvard

Un cambio de paradigma en el proceso de admisión universitaria en Estados Unidos parece avecinarse.

El sistema de admisiones a las universidades estadounidenses debe ser reformado para quitarles a los estudiantes las enormes presiones a las que están sujetos desde la secundaria, según un reporte presentado este miércoles de la Escuela Posgraduada de Educación de la Universidad de Harvard (HGSE) y que cuenta con el aval de funcionarios de más de 80 instituciones universitarias en EEUU.

El informe "Turning the Tide" ofrece una serie de recomendaciones para reflexionar sobre el sistema de admisiones, entre ellas restarle importancia a los exámenes de admisión -medida que podría provocar que los exámenes de admisión SAT o ACT sean opcionales- y darle mayor énfasis a la calidad que a la cantidad de actividades extracurriculares y cursos avanzados (Advanced Placement) en los que participa un estudiante.

"Es la primera vez en la historia que las universidades se han juntado para repensar el proceso de admisión", dijo el académico del HGSE, Richard Weissbourd, uno de los directores del proyecto Making Care Common, que produjo dicho reporte, al programa Today de la cadena NBC.

"Creo que somos injustos con los chicos en desventaja económica. Hay muchos chicos pudientes estresados y deprimidos", añadió Weissbourd.

Las universidades estadounidenses consideran las actividades extracurriculares como un indicador del compromiso que un estudiante tiene con su comunidad, o el interés que demuestra en temas que le apasionan fuera de la escuela.

publicidad

En este sentido, el reporte recomienda tomar en consideración las responsabilidades familiares y comunitarias de todos los estudiantes, de modo que aquellos provenientes de familias de menos ingresos o de clase trabajadora, y con menos tiempo de involucrarse en numerosas actividades extracurriculares, también tengan las mismas oportunidades que sus pares de competir por un puesto en la universidad o college de su elección.

"Muy a menudo la cultura actual envía a los jóvenes mensajes que enfatizan el éxito personal en lugar de preocuparse por los demás y el bien común", dijo Weissbourd en el comunicado que acompañó al reporte.

El proceso de admisiones "desempeña un poderoso rol en la formación de las actitudes y conductas de los estudiantes. Los decanos de admisión están dando un paso adelante colectivamente para subrayar la importancia del compromiso con significado en las comunidades, y más equidad con los estudiantes económicamente diversos".

"Los procesos de admisiones, enfocados en ciertos indicadores y métricas, deforman los valores de estudiantes arrastrados hacia un frenesí competitivo. Ponen en peligro su salud mental, y no incluye -ni identifica el potencial- de suficientes chicos de origen menos privilegiado", escribió en The New York Times el columnista Frank Bruni, autor de un libro pronto a publicarse, sobre la obsesión competitiva de las familias norteamericanas con la admisión de sus hijos a una universidad de élite.

publicidad

El reporte también pide a los estudiantes que, en sus solicitudes de admisión, escriban sobre sus contribuciones a sus familias y a otras personas. Esta recomendación parece privilegiar la idea de un estudiante integral, conectado a su entorno, que pueda hilvanar su análisis en una redacción que muestre que está preparado para los estudios superiores.

Por ejemplo, el informe recomienda a los funcionarios de admisión considerar como prueba de servicio comunitario "las contribuciones sustanciales y sostenidas (que un estudiante hace) a la familia, como trabajar fuera de casa para proveer ingreso necesario".

El documento también sugiere repensar el peso que tienen los exámenes de ingreso como el SAT o el ACT en el proceso de admisión, para aliviar las presiones sobre los estudiantes.

Algunas alternativas son "hacer que estos exámenes sean opcionales, describir claramente a los aspirantes cuánto estos exámenes realmente 'cuentan' y cómo son considerados en el proceso de admisión", sostiene el reporte. También, desalentar que se tomen más de una vez, porque rara vez la puntuación aumenta.

Asimismo, el informe pretende ampliar el espectro de instituciones disponibles para los estudiantes. Buscan, en otras palabras, enfatizar la noción de que no solo las universidades de élite son las que más importan, sino que cada estudiante debe buscar una institución que coincida con sus intereses y aspiraciones.

publicidad

El decano de admisiones de MIT, Stu Schmill, uno de los funcionarios universitarios que apoyó el reporte, dijo en Today que "nuestros estudiantes están haciendo demasiado" y que una de las metas tras este informe es enviar un mensaje de que el proceso de admisión a la universidad "puede abrirse un poco". "Creo que la mayoría de los estudiantes se estresan sobre sus calificaciones del SAT mucho más de lo que deberían", concluyó Schmill.

Las conclusiones de este informe tienen el apoyo de instituciones públicas como la Universidad de Michigan, universidades privadas como el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), y las Ivy League como Yale, Cornell, Columbia o Princeton.

De acuerdo con el informe, varias de las universidades que endosaron estas recomendaciones han comenzado a reformar sus prácticas y materiales de admisión.

Making Caring Common, en colaboración con la organización Education Conservancy, trabajará con personal de las oficinas de admisión universitaria, consejeros y principales de escuela secundaria para que implementen tales sugerencias en los próximos dos años.

Relacionado
universitario
Aumenta admision de latinos en universidades de California
El número de alumnos latinos aceptados en los nueve recintos del Sistema Universidad de California (UC) para otoño de 2010 aumentó a casi 25%.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad