publicidad

Mueren aplastados 11 miembros de una familia al caer el techo de la iglesia donde celebraban un bautizo durante el terremoto en México

Mueren aplastados 11 miembros de una familia al caer el techo de la iglesia donde celebraban un bautizo durante el terremoto en México

El bautizo de una bebé de dos meses se convirtió en tragedia este martes cuando el sismo hizo desprenderse el techo de la iglesia de Atzala, en Puebla, que causó la muerte de los 11 miembros de la familia. Solo sobrevivieron el padre de la pequeña y el sacerdote.

11 miembros de una familia murieron en un bautizo al colapsar el techo de una iglesia por el terremoto Univision

Florencio, Fidela, Aurelia, Manuela, María de Jesús, Carmen, Samuel, Azucena, Feliciana, Susana y Elideth. Esos son los nombres de las 11 personas que murieron tapiadas este martes al caer el techo de una iglesia donde celebraban el bautizo de la última niña, de apenas dos meses de edad.

Ocurrió en el iglesia del pequeño poblado de Atzala, que colapsó debido al potente sismo que sacudió al centro de México y ha dejado hasta ahora más de 230 muertos.

El padre de la pequeña, el sacerdote y el sacristán fueron los únicos sobrevivientes, de acuerdo con la arquidiócesis de Puebla, estado donde se ubica Atzala. Entre los muertos por el derrumbe había cuatro menores de edad.

Fue “una cosa de espanto, tristeza, porque realmente la mayoría de las personas que estábamos adentro, pues, fallecieron”, dijo el sacristán Lorenzo Sánchez a la AP.

Sánchez expresó que aquellos que sobrevivieron se pegaron a los muros de la iglesia de Santiago Apóstol cuando comenzó a temblar, mientras que los que murieron no tuvieron tiempo para hacerlo.

“Una de las cosas que a nosotros nos han enseñado es pegarnos a las paredes que están fijas. Realmente nuestro templo ya es un templo antiguo y por su estructura ya estaba un poco deteriorado”, señaló el sacristán.

Fotos: 11 miembros de una familia murieron en un bautizo cuando el techo de la iglesia colapsó por el terremoto

En cuanto la tierra dejó de moverse, los habitantes pidieron ayuda con los altavoces del ayuntamiento. Los pobladores de comunidades cercanas llegaron a Atzala con palas, picos y cadenas, y excavaron por horas en los escombros de la iglesia, pero encontraron a 11 personas fallecidas.

Cubiertos en polvo y exhaustos, los rescatistas cubrieron los cadáveres con una manta para protegerlos de la lluvia y los colocaron en la misma calle donde iba a realizarse la fiesta posterior a la ceremonia.

Los familiares de los fallecidos viajaron desde otros estados del país para asistir a los funerales del miércoles, donde los dolientes cargaron ataúdes y despidieron a sus seres queridos.

Relacionado
Labores nocturnas en el Colegio Enrique Rébsamen para rescatar a...
La dramática lucha contra reloj para rescatar a niños de los escombros de la escuela Enrique Rébsamen
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad