publicidad
Voluntarios se unen a los rescatistas en las labores de rescate de personas y remoción de escombros.

Caos, desaparecidos y edificios desplomados en Ciudad de México tras terremoto de 7.1

Caos, desaparecidos y edificios desplomados en Ciudad de México tras terremoto de 7.1

Los trabajos de rescate continúan de noche en una capital en la que se estima que hay cerca de 44 zonas de derrumbes. Algunos puntos están a oscuras sin suministro eléctrico.

Caos, rescates y solidaridad en la noche de Ciudad de México tras el terremoto Univision

CIUDAD DE MÉXICO.- Los vidrios a punto de quiebre cuelgan sobre los edificios más altos de Ciudad de México. Algunos todavía van cayendo como navajas en las calles de la colonia Roma. Hay enfermos y niños que recién nacieron que están siendo atendidos sobre parques y pisos. El hedor a gas es penetrante, pero a estas alturas es lo que menos le preocupa a las personas que siguen caminando esquivando pedazos de bardas y casas que se cayeron con el paso del terremoto de magnitud 7.1 que ha dejado más de dos centenares de muertos en el centro del país.

Se estima que en Ciudad de México hay cerca de 44 zonas de derrumbes, según informó el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera. Las ambulancias se abren paso como pueden entre el tránsito de la capital del país, en la que dejaron de funcionar los semáforos.

publicidad

La Comisión Federal de Electricidad informó que 4.6 millones de clientes se quedaron sin suministro por el terremoto. No hay servicios de electricidad ni de agua y apenas hay telefonía móvil e internet. Todo resulta ser un gran caos, en el que resuenan las máquinas taladrando el concreto, así como los sollozos y los gritos.

Todavía con el miedo metido bajo la piel, la gente se une en la calle para ayudar. Hileras de personas asisten con desesperación a los rescatistas en la colonia Roma de la Ciudad de México. De mano en mano pasan los escombros. Cuando se hace de noche, trabajan a oscuras, apenas con unas lámparas. La voz de las personas es la guía para dar o recibir ayuda.

La fuerza bruta de hombres y mujeres ha ido levantando paredes y toneladas de acero que ahora son evidencia de la destrucción.

Solidaridad tras el sismo: los mexicanos se echan a las calles para ayudar Univision

No solo hay prisa por buscar a personas vivas bajo los escombros, también las hay atrapadas en edificios que no han colapsado, pero que están a punto.

Mientras tanto muchas personas caminan en la oscuridad buscando a familiares desaparecidos.

Univision Noticias hizo un recorrido por las colonias Roma, Narvarte y Del Valle y pudo constatar que hubo saqueos a farmacias. Los policías que custodian aseguraron que quienes irrumpieron los negocios dijeron que los medicamentos serían para los afectados por el sismo.

En medio de este paisaje de guerra, de pronto se escuchan aplausos, gritos. Han sacado a una mujer. Luego a otra. Y a otras dos. Al parecer todas trabajan juntas, pues tienen el mismo uniforme color negro con un estampado dorado.

“Estoy viva. Estoy viva. Me sacaron”, dice una de las mujeres rescatadas que intenta mandar un mensaje de voz por su teléfono celular.

publicidad

Al paso de los minutos sacan a más personas que son llevadas de emergencia a los hospitales.

De momentos todos piden guardar silencio para poder escuchar la voz tenue de las personas atrapadas bajo los escombros de lo que antes fue su oficina o su casa.

Los trabajos de rescate continuaban el martes por la noche. El propio presidente de México, Enrique Peña Nieto, aseguró en un mensaje difundido en las redes sociales que había ordenado instalar plantas de electricidad para seguir buscando bajo los escombros.

Ciclistas y motociclistas cortan las nubes de polvo que dan vueltas sobre los edificios destruidos. Son ellos quienes han servido de mensajeros veloces, llevando herramienta, víveres y medicamento de un punto a otro.

Habitantes de la Ciudad de México han improvisado campamentos, algunos p...
Habitantes de la Ciudad de México han improvisado campamentos, algunos porque se quedaron sin casa y otros por el temor de otro sismo.


Durante la madrugada de este miércoles, muchas personas de las colonias céntricas de la capital del país permanecen en la calle. Unos cuidan sus hogares ante la delincuencia, otros tantos han tendido camas improvisadas en la banqueta ante el temor de que llegue otro sismo. Algunos descansan en sus automóviles y escuchan las noticias en la radio.

La sirenas y luces patrulleras de los carros de emergencia son el ruido y la luz constante que va y viene como el eco inconfundible de una ciudad convulsionada.

En fotos: Fuerte terremoto estremece México
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad