publicidad
Un joven durante una marcha en Australia para pedir que estudiantes y maestros ayuden a evitar el bullying.

Los estragos que hacen del bullying un grave problema de salud pública

Los estragos que hacen del bullying un grave problema de salud pública

Un estudio dado a conocer este martes destaca las serias y duraderas consecuencias del bullying en la salud física y mental, sobre todo en los grupos más vulnerables.

Un joven durante una marcha en Australia para pedir que estudiantes y ma...
Un joven durante una marcha en Australia para pedir que estudiantes y maestros ayuden a evitar el bullying.

Problemas gastrointestinales, dolores de cabeza, perturbaciones del sueño, depresión y ansiedad. Estas son algunas de las serias consecuencias que tiene el bullying en la salud física y mental de sus víctimas y victimarios.

"El bullying ha sido por mucho tiempo tolerado como una etapa entre la niñez y la adolescencia, pero tiene consecuencias negativas y duraderas. No puede ser simplemente ignorado", consideró en un comunicado Frederick Rivara, jefe de un comité que analizó los efectos biológicos y psicosociales de este comportamiento agresivo.

Por ello, el estudio de este comité –publicado este martes por National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine– recomendó el desarrollo de políticas preventivas que promuevan un buen ambiente escolar y aborden aquellos niños en mayor riesgo de sufrirlo.

La investigación halló que prácticas como la suspensión o expulsión de estudiantes no son eficaces ni hacen de la escuela un lugar más seguro.

"Este es un momento clave para la prevención del bullying, y si bien no hay una solución rápida o que sirva para todos los casos, la evidencia claramente respalda las prácticas y políticas preventivas y de intervención", agregó Rivara.

El estudio estimó que entre el 18% y 31% de los niños y jóvenes en Estados Unidos son víctimas del bullying. Pero advirtió que ante el desarrollo de nuevas tecnologías, ahora también ocurre en las redes sociales, chats y otras formas de comunicación digital.

Esos porcentajes pueden ser mayores en grupos vulnerables, como los niños y adolescentes con capacidades especiales, obesos o gays.

"Sufrir de bullying durante la niñez y juventud ha sido vinculado con efectos psicológicos como depresión, ansiedad y abuso de drogas y alcohol en la adultez", precisó el estudio, que enfatizó que los victimarios también corren el riesgo de relacionarse en actividades de alto riesgo, como robos o vandalismo.

publicidad

En los últimos 15 años, los 50 estados y el Distrito de Columbia han aprobado o revisado leyes para aplacar el bullying. Todos, salvo Alaska, incluyen el cyberbullying en sus estatutos, afirmó el informe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad