publicidad

La Sociedad Americana contra el Cáncer cambia de opinión: menos mamografías, más tarde

La Sociedad Americana contra el Cáncer cambia de opinión: menos mamografías, más tarde

¿Cuándo y con cuánta frecuencia las mujeres deberían hacerse mamografías? Estas son las nuevas directrices de la Sociedad Americana contra el Cáncer.

Generan polémica nuevas revelaciones en cuanto al cáncer de mama Univision

El debate sobre los métodos para el diagnóstico de cáncer de mama vuelve a abrirse. Ahora la Sociedad Americana contra el Cáncer recomienda que las mujeres con riesgo promedio de cáncer deben comenzar a hacerse mamografías anuales a los 45 años y no a los 40 como aconsejaba anteriormente.


La organización, una de las más influyentes y respetadas de Estados Unidos, dio a conocer este martes sus directrices actualizadas, en las que tampoco aconseja exámenes clínicos para buscar nódulos a través del tacto, si la mujer no tiene síntomas o no presenta ningún tipo de anormalidad en sus senos.
 
Según estas nuevas indicaciones las mamografías deben realizarse anualmente hasta los 54 años y a partir de allí, su frecuencia puede disminuir a una vez cada dos años, siempre y cuando la paciente esté sana.
 
Para establecer las nuevas directrices, publicadas en la revista JAMA (Journal of the American Medical Association por sus siglas en inglés), un equipo de expertos estudió un gran número de investigaciones sobre los riesgos y beneficios de las mamografías.
 
El diario The New York Times asegura que los cambios reflejan la evidencia cada vez mayor de que estos exámenes son imperfectos, sobre todo en mujeres jóvenes, y han provocado inconvenientes como falsos positivos que  su vez llevan a más exámenes, incluyendo biopsias.
 
Decisión personal
 
Sin embargo, las nuevas recomendaciones resaltan que las mujeres deben tener la oportunidad de comenzar con los chequeos anuales a partir de los 40 años o continuarlos después de los 55, si así lo desean.
 
Y es importante tener claro que consejos solo aplican para aquellas con riesgo promedio de cáncer y no quienes tengan historial personal o factores de riesgos basados en mutaciones genéticas u algún otro problema médico.
 
Expertos coinciden en que es posible que estas nuevas recomendaciones se traduzcan en más confusión, en lugar de aclarar las dudas sobre lo que deben hacer las mujeres para evitar la aparición del cáncer de mama.


publicidad

Lea más: opiniones a favor y en contra

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad