publicidad
gasolinera

Por qué el precio de la gasolina baja (y seguirá bajando)

Por qué el precio de la gasolina baja (y seguirá bajando)

El comportamiento del mercado energético mundial sigue presionando a la baja los precios. Le contamos las razones.

gasolinera
gasolinera

Por Alfredo Ochoa @AlfredoenriqueO

El precio del galón de gasolina en Estados Unidos promedia esta semana $1.97. Este comportamiento va a la par del vertiginoso descenso del precio del petróleo en los mercados internacionales.

En efecto, el barril de crudo se situó durante unas horas de las cotizaciones de este martes por debajo de los $30, algo que no se veía desde 2003.

Los expertos en las fluctuaciones de las cotizaciones de materias primas no se imaginaron que esta caída en picada de precios seguiría así en 2016, y menos aún que descenderían 19% en lo que va del año que apenas comienza.

Lo bueno para los conductores y lo malo para las petroleras, es que la tendencia seguirá igual, a no ser que un evento no previsto cambie las cosas.

Univision Noticias le explica qué factores están ayudando a que la gasolina siga bajando de precio.

Sólida producción petrolera en EEUU

Definitivamente el exceso de oferta de petróleo en los grandes mercados es la principal razón de precios bajos, y en eso gran parte de la responsabilidad recae sobre Estados Unidos.

El país ha casi duplicado su producción en los últimos años, lo que ha hecho que las importaciones de crudo desciendan.

La explotación de yacimientos de esquisto desencadenó la sobreoferta, lo que en números representa más de 9 millones de barriles diarios de producción de crudo estadounidense.

publicidad

A esto hay que sumarle el hecho de que por primera vez desde la crisis mundial de crudo de los años 70 por el conflicto árabe-israelí, Estados Unidos se convierte en exportador de crudo, poniendo fin a una veda estratégica que le impedía vender su propio petróleo más allá de sus fronteras.

Peleas en la OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no se pone de acuerdo para disminuir su producción y así apuntalar los precios. El culpable de esto ha sido Arabia Saudita, el principal bombeador de crudo mundial, que decidió que el mercado debe resolver los temas de oferta y demanda por sí solo.

Expertos aseguran que la estrategia saudita era crear un exceso de oferta con el fin de impactar los precios a la baja y hacer inviable la producción de crudo de esquisto, sumamente costosa, en comparación con los costos de producción en la monarquía del Medio Oriente.

Sin embargo, con precios rondando los $30 el barril, EEUU sigue sacando rendimiento a sus yacimientos de esquisto, aunque haya tenido que paralizar la exploración y explotación de nuevos yacimientos debido a su poca rentabilidad.

Lo que no se sabe es cuánto durará la producción en los que ya están siendo explotados.

Mientras tanto, países como Nigeria y Venezuela están llevando la peor parte, principalmente por sus economías altamente dependientes del crudo.

publicidad

China en problemas

La desaceleración de la economía china hizo que su demanda de energía disminuyera, especialmente durante 2015.

El hecho de que los mercados de valores en China tuviesen un mal inicio de año por esos mismos temores, agrega más presión a la baja a los precios del crudo ya de por sí maltratados.

Si esa desaceleración económica sigue en el gigante asiático, el precio del crudo seguirá en caída libre.

Irán regresa con fuerza a los mercados

Las buenas noticias a consecuencia de la suavización de sanciones contra Irán por los acuerdos alcanzados en torno a su programa nuclear, han hecho que el país persa comience a bombear crudo de nuevo a los mercados internacionales, especialmente a Europa.

Eso mantendrá los precios a la baja, al menos en el corto plazo, dicen los expertos. Irán, puede comenzar a colocar en los mercados un millón de barriles diarios sin mucho esfuerzo, según los entendidos.

Inmune al conflicto entre Irán y Arabia Saudita

La ejecución de un destacado clérigo chiíta hace unos días por parte de Arabia Saudita, un país de población predominantemente sunita, generó una crisis diplomática con Irán, país de mayoría chiíta.

La quema de parte la embajada saudita en Teherán y el retiro de diplomáticos de sus sedes, no se trató más que de una puja de hegemonía en el Medio Oriente.

publicidad

El comportamiento de los precios del crudo se mantuvo intacto, lo que demostró que lo que estuvo en el tapete fue más una especie de guerra fría entre las dos naciones fuertes de la región.

Además, los otros factores mencionados más arriba son los que están marcando la pauta en los mercados, por lo que un hecho tan circunstancial como este no tuvo impacto.

El dólar se fortalece

La moneda de intercambio por excelencia a nivel mundial es el dólar estadounidense. El crudo se vende en billetes verdes. Si el dólar se fortalece frente a otras monedas, eso significa que es más caro adquirirlo.

Esto hace el crudo más caro para compradores en los grandes mercados, lo que impacta en su cotización, generalmente a la baja.

Según Morgan Stanley esto podría llevar el precio del barril a incluso $20.

Estancamiento económico en Europa

A excepción de Alemania, las economías de la Unión Europea siguen enfrentando problemas de crecimiento, inconvenientes fiscales y alto desempleo.

Si esto sigue así, la demanda de crudo se mantendrá estable en esa región que aún busca vías para su reactivación económica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad