publicidad
Donald Trump (i), habla desde la Casa Blanca con el presidente ruso Vladimir Putin

Trump y Putin acuerdan trabajar "de igual a igual" y buscar una "auténtica coordinación" contra ISIS

Trump y Putin acuerdan trabajar "de igual a igual" y buscar una "auténtica coordinación" contra ISIS

La llamada de este sábado es la segunda que se le conoce a los líderes en menos de tres meses. La primera ocurrió en noviembre, cuando el mandatario ruso llamó al republicano para felicitarle por su victoria.

Donald Trump (i), habla desde la Casa Blanca con el presidente ruso Vlad...
Donald Trump (i), habla desde la Casa Blanca con el presidente ruso Vladimir Putin

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Rusia, Vladimir Putin, hablaron por teléfono este sábado y acordaron, según informó el Kremlin, trabajar conjuntamente para coordinar la lucha contra el terrorismo, especialmente contra el grupo ISIS y otros en Siria.

"Los presidentes abogaron por forjar una auténtica coordinación entre rusos y estadounidenses con el objetivo de destruir ISIS y otros grupos yihadistas en Siria", señaló un comunicado oficial.

Relacionado
Donald Trump en el elevador de la Torre Trump de Nueva York
¿Por qué la supuesta conexión anti-Clinton con Rusia puede sacudir la presidencia de Trump?
El presidente electo descalificó las acusaciones de colusión con Moscú para ganar la elección tratando de enterrar el episodio como un ejemplo de "noticias falsas", pero las sospechas no se han desvanecido y son tan serias que si se demuestra la cooperación podría ser motivo de un juicio político o 'impeachment'.


Los dos presidentes acordaron trabajar las relaciones entre ambas naciones relaciones "de igual a igual".

"Hay voluntad por ambas partes de trabajar en común, activamente, para estabilizar y desarrollar la cooperación rusoestadounidense sobre una base constructiva, de igual a igual y mutuamente ventajosa", sigue el comunicado.

Relacionado
Vladimir Putin, presidente de Rusia
¿Puede Trump ser abiertamente amigo de Putin? Las claves antes de la llamada del sábado
La conversación de los dos líderes es un paso más en la normalización de relaciones que el presidente pretende con Rusia, pero al acercarse al cuestionado líder ruso Trump está poniendo en riesgo su propia imagen y su frágil relación con los líderes republicanos.

La conversación de Trump con el presidente ruso, el primer contacto desde que llegó a la Casa Blanca, formó parte de una serie de entrevistas con otros líderes internacionales, como el francés François Hollande y la alemana Angela Merkel.

Aunque Trump dijo en campaña que estaría dispuesto a levantar las sanciones contra Rusia, se desconoce si el tema fue tratado entre los dos mandatarios.

Las últimas sanciones al gobierno ruso –las más duras que ha recibido de Estados Unidos– fueron impuestas por el presidente Barack Obama tras el supuesto hackeo electoral: 35 funcionarios de inteligencia rusos fueron expulsados de Estados Unidos.

La Casa Blanca de Obama argumentó entonces que la medida –que colocó en el punto más bajo las relaciones entre ambos países– respondieron a las "reiteradas advertencias" hechas por Washington sobre las violaciones de normas internacionales en que incurrió Moscú. Entonces el canciller ruso, Sergei Lavrov, aseguró que las sanciones estadounidenses afectarían el restablecimiento de los lazos entre ambos países.

publicidad


Una llamada inquietante para algunos

La llamada de este sábado es la segunda que se le conoce a los líderes en menos de tres meses. Putin llamó a Trump el 14 de noviembre para felicitarle por su victoria tras las elecciones presidenciales.

La conversación ha generado inquietud y desconfianza entre muchos en Estados Unidos y Occidente por el acercamiento de Trump y Putin, un líder con una reputación muy cuestionada. Rusia es visto por muchos en EEUU como una amenaza por sus intereses incompatibles con los estadounidenses.

Además, la cercanía entre ambos mandatarios no contribuye a disipar las dudas que existen sobre si el republicano cooperó con el Kremlin para hackear a los demócratas y así ganar la elección presidencial. Incluso no logró desmontar con pruebas las acusaciones y las sospechas sobre su cooperación con Rusia cuando el pasado 10 de enero un exclusivo dossier realizado por un exespía británico lo involucraba de nuevo en la colusión de los rusos para ganar la elección. Son tan serios estos señalamiento, que de demostrarse podrían llevarlo a un juicio político.

Y días atrás, el Comité de Inteligencia del Senado anunció el inicio de una investigación sobre los posibles contactos de Trump y Rusia durante la campaña que, aseguran, "generan gran preocupación".

En fotos: Los encuentros de Vladimir Putin con presidentes de EEUU

En fotos: Los encuentros de Vladimir Putin con presidentes de EEUU
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad