publicidad
Comey regresará al Senado, posibñlemente a fines de mayo.

James Comey acepta hablar públicamente en el Senado sobre su salida del FBI y el ‘Rusiagate’

James Comey acepta hablar públicamente en el Senado sobre su salida del FBI y el ‘Rusiagate’

En Washington todos esperan oír la versión del exdirector del FBI sobre las razones que llevaron a su abrupto despido por parte del presidente Donald Trump.

¿James Comey se ocultó detrás de unas cortinas para evitar el saludo del presidente Trump? Univision

El exdirector del FBI, James Comey, aceptó testificar en audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado, informaron los líderes del panel al final de la tarde del viernes, cerrando una semana que ha sido explosiva en noticias relacionadas con el llamado 'Rusiagate' salidas de Washington.

“El comité espera recibir el testimonio del anterior director (del FBI) en su papel en el desarrollo de la Evaluación de la Comunidad de Inteligencia sobre la interferencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016, y estoy esperanzado de que clarificará al pueblo estadounidense los recientes eventos que han sido ampliamente reportados en los medios”, dijo en un comunicado el presidente del comité, el senador republicano Richard Burr.

publicidad

Por su parte, el senador Mark Warner, el demócrata de mayor rango en el panel, dijo que la presentación de Comey aclare “algunas preguntas que han surgido desde que el director Comey fue tan repentinamente despedido por el presidente”.

“El director Comey sirvió al país con honor por muchos años y él merece una oportunidad para contar su historia. Más aún, el pueblo estadounidense merece la oportunidad de escucharla”, dice Warner en un comunicado.

Relacionado
James Comey, en una imagen de archivo.
Trump despide al director del FBI, encargado de investigar los lazos de su campaña con Rusia

La abrupta decisión de Donald Trump de sacar a Comey generó una gran polémica en Washington por haberse producido en medio de la investigación del llamado ‘Rusiagate’, las posibles conexiones entre la campaña presidencial republicana y hackers rusos que interfirieron en las elecciones presidenciales estadounidenses.

Aunque inicialmente la Casa Blanca afirmó que la decisión no estaba vinculada a la investigación y que se basó en un informe interno del Departamento de Estado muy crítico con la manera como Comey manejo el caso de los mails de Hillary Clinton cuando esta era secretaria de Estado, el propio presidente se ha encargado de vincular el despido con el ‘Rusiagate’, caso que describe como una cacería de brujas.

publicidad

Este jueves y viernes, en audiencias a puertas cerradas en el Congreso, el sub secretario de Justicia Rod Roseistein, aclaró que su memorándum no era una recomendación para despedir a Comey e insistió en que la decisión de apartarlo de la agencia ya estaba tomada, de acuerdo con lo dicho por congesistas que asistieron a esas reuniones.

Avalancha de flitraciones

Esta semana, casi a diario, se han ido conociendo más datos sobre las circunstancias que rodearon la salida Comey.

La tarde del viernes The New York Times informó que en una reunión con el canciller ruso Sergei Lovriv en la Casa Blanca el 10 de mayo, al día siguiente del despido, Trump expresó que haber despedido a Comey, había aliviado la presión sobre él por las investigaciones que adelanta la agencia, de acuerdo con el resumen oficial de la conversación al que tuvo acceso The New York Times.

“Acabo de despedir al jefe del FBI. Estaba loco, un completo demente”, dijo Trump a los funcionarios rusos en una reunión en la Casa Blanca el 10 de mayo, citando el resumen cuya autenticidad no fue disputada por la Casa Blanca.

Relacionado
Donald Trump y James Comey se saludan el 22 de enero en un evento en la...
Lo que Comey le dijo a un amigo sobre cómo Trump intentó comprometerle

Tras conocerse la salida de Comey del FBI la semana pasada, los congresistas invitaron a Comey a una audiencia privada, pero éste declinó.

Ese mismo día, horas antes, el presidente Trump envió un mensaje en su cuenta Twitter amenazando al exfuncionario con no hablar a los medios.

"Más vale para James Comey que no haya 'grabaciones' de nuestras conversaciones antes de que comience a filtrar (información) a la prensa", escribió el mandatario en lo que algunos han interpretado como una indebida amenaza, aunque la Casa Blanca negara que pueda ser calificado de esa manera.

Los 10 momentos que llevaron a la abrupta salida de James Comey del FBI
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad