publicidad
Niños Zapara, en el poblado Llanchama Cocha.

Una tribu amazónica contra las petroleras chinas

Una tribu amazónica contra las petroleras chinas

La etnia Sápara, de menos de 500 personas, se enfrenta el consorcio chino Andes Petroleum.

Niños Zapara, en el poblado Llanchama Cocha.
Niños Zapara, en el poblado Llanchama Cocha.

Por Manuel Rueda, desde Quito

Portando su corona de plumas y un chaleco tejido de la corteza de un árbol amazónico, Manari Ushigua protesta frente al Ministerio de Sectores Estratégicos del Ecuador. Megáfono en mano, denuncia el ultimo negocio petrolero de su país: Un contrato multimillonario que abrirá el territorio de la etnia Sápara a la explotación petrolera por primera vez en cuatro décadas.

“Nosotros no queremos explotación petrolera en nuestro territorio”, reclama Ushigua, uno de los líderes más reconocidos de la pequeña etnia Sápara. “Nuestra cultura esta en peligro de desaparecer y nuestra forma de relacionarlos con la selva también”.

El Gobierno de Ecuador ya lleva varios años buscando empresas petroleras que inviertan en el suroriente del país, una región selvática del tamaño de Bélgica, considerada uno de los sitios con mayor biodiversidad del planeta.

El pasado 25 de enero el Gobierno logró firmar una de las primeras concesiones en esta remota zona de la amazonia ecuatoriana: Un contrato de cuatro años con el consorcio chino Andes Petroleum, que le permitirá a la empresa asiática explotar dos bloques de la selva conocidos como los lotes 79 y 83.

Estos espacios trazados por funcionarios en la capital del país, cubren el 45% del territorio ancestral de la etnia Sápara. Una tribu con una población de no mas de 500 personas que está determinada a llevar el caso a tribunales internacionales.

publicidad

Los líderes de la etnia Sápara temen que la explotación petrolera contamine su reducto selvático y acabe con lo que queda de su estilo de vida. Aseguran ser las últimas víctimas de la expansión petrolera en Ecuador.

“Si ponen un pozo en nuestro territorio están destruyendo nuestro laboratorio, nuestro conocimiento”, comenta Ushigua a Univision después de su protesta en Quito.

“Queremos desarrollo, pero lo queremos a nuestra manera”, agrega su hermana Gloria, mientras se prepara para participar en una conferencia por teléfono con ONG de Estados Unidos que están ayudando a esta tribu a obtener apoyo internacional.

Los Sápara viven lejos de Quito, en el noroeste de la Amazonia. Allí subsisten en pequeñas comunidades a las que solo se puede llegar por río, o usando una avioneta.

Los antropólogos que han estudiado esta etnia aseguran que su cultura está estrechamente ligada a la supervivencia en la selva. La mayoría de las comunidades cultivan sus propios vegetales y tubérculos a orillas del río. Para obtener proteínas, hombres y mujeres se adentran a la selva y cazan monos, jabalíes, dantas y grandes gusanos que se reproducen dentro de los troncos de arboles locales.

Manari Ushigua y su hermana, Gloria
Manari Ushigua y su hermana, Gloria

Los líderes de esta etnia temen que la explotación petrolera ahuyente a estas especies de su territorio. Esto les obligaría a trabajar por dinero para importar su comida, o forzaría a la población Sápara a migrar a las ciudades para subsistir.

Manari Ushigua afirma que el descubrimiento de yacimientos petroleros en su zona podría ser seguido por oleoductos, carreteras y campamentos de trabajadores que llegan desde afuera. Teme que su pueblo siga el camino de otros pueblos indígenas que ya fueron absorbidos por la cultura occidental.

“Vayan a Coca [un pueblo petrolero en el norte de Ecuador] y vean como viven los indios allá”, dice Ushigua. “Es una fiesta todo el tiempo, hay cajas de cerveza por todas partes. Hay prostitución y migración porque ya no tienen donde pescar o como cazar”.

publicidad

El Gobierno de Ecuador pinta las cosas de otra manera.

Según Rafael Poveda, ministro de Sectores Estratégicos, los proyectos petroleros en tierra Sápara beneficiarán a los pueblos indígenas al generar recursos para hospitales, carreteras y escuelas locales. Para el Gobierno, la explotación petrolera no amenaza la supervivencia de los pueblos indígenas, siempre y cuando las empresas cumplan con los mas altos estándares ambientales.

Después de firmar el contrato con Andes Petroleum, el ministro incluso aseguró a inversionistas que este año Ecuador ofrecerá una nueva ronda de concesiones en la región sureste.

“Es parte de nuestro compromiso con las futuras generaciones”, dijo el ministro en una rueda de prensa.

Hace mucho tiempo que Ecuador depende del petróleo para financiar su desarrollo. Este modelo se ha acentuado bajo el mandato del presidente Rafael Correa, que aprovechó los altos precios petroleros de la última década para construir proyectos de infraestructura y obras sociales en todo el país.

Durante el mandato de Correa el gasto público se ha duplicado, subiendo del 21% al 44% del PIB en 2013. El Gobierno también ha comprometido la mayoría de las exportaciones petroleras del país a China para conseguir 17,000 millones de dólares en préstamos del país asiático.

Pero la situación financiera de Ecuador es mucho más incierta ahora que los precios del petróleo se encuentran en sus niveles mas bajos desde finales de los 90. Y el Gobierno dice que necesita incrementar su producción petrolera en el sur oriente del país para asegurar ingresos en los siguiente años.

publicidad

Algunos analistas dudan que funcione esta estrategia. Ya que en esta zona de la Amazonia los costos de extraer petróleo son muy altos, y los precios actuales del crudo no justifican grandes inversiones.

“Hay que buscar alternativas no petroleras para la recuperación”, comenta Carlos Larrea, un economista de la Universidad Andina Simón Bolívar. “Seguir pensando que si tenemos más perforación habrá más desarrollo es ilusorio”.

Para los Sápara, los problemas financieros del Gobierno central no son su problema.

Manari Ushigua, en canoa cerca de su poblado.
Manari Ushigua, en canoa cerca de su poblado.

Ushigua asegura que su comunidad ya está considerando pedir una audiencia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, un tribunal internacional que podría presionar a Ecuador para que cancele los proyectos petroleros en territorio Sápara.

Carlos Mazabanda, un geógrafo que trabaja con los Sápara dice que el gobierno de Ecuador no cumplió con una sentencia previa de esta corte, que le obliga a organizar consultas “participativas” con comunidades indígenas antes de emprender proyectos de hidrocarburos en sus territorios. Mazabanda dice que en el caso de los Sápara y otras tribus vecinas, las consultas del Gobierno fueron engañosas, ya que solo llegaron al 7% de la población adulta de la zona.

“Tenemos pruebas cuantitativas y cualitativas para demostrar que la consulta del Gobierno no cumplió estándares internacionales”, aseguró Mazabanda.

publicidad

Aunque su población es pequeña, los Sápara ya han conseguido otros éxitos en el ámbito internacional. Hace 15 años, la etnia trabajó con un lingüista ecuatoriano para que su idioma y su cultura fueran declarados patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO. Ese logro ayudó a que se supiera de ellos en un país donde casi nadie sabía que los Sápara siquiera existían.

Los líderes de esta tribu después empezaron a viajar por el mundo para formar alianzas con grupos ambientalistas y con otras naciones indígenas. Hace algunos años los Sápara organizaron una reserva natural dentro de su territorio, que podría fortalecer su caso contra la explotación petrolera.

“Vamos a luchar contra el petróleo hasta nuestro último aliento”, asegura Ushigua. “Nuestro espíritu necesita un medio ambiente sano”, añade.

Ushigua explica que cuando los Sápara duermen su espíritu sale de su cuerpo y atraviesa la selva en busca de respuestas a problemas o inquietudes. “En un sitio contaminado no hay respuestas”, afirma el líder Sápara. “Pero en la selva podemos disfrutar de nuestras paz interior, y encontrar muchas respuestas”.

Este artículo ha sido publicado previamente en inglés en Fusion: Small tribe with a big voice vows to stop Chinese oil drilling in the Amazon.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad