publicidad

Pili Tobar: Trump, la tercera es la vencida

Pili Tobar: Trump, la tercera es la vencida

Para la autora, aunque Trump no llegue a la candidatura republicana, el daño ya está hecho: una pelea sucia y un partido de extremos

Pili Tobar: Trump, la tercera es la vencida GettyImages-Rep-Texas-Debate...


Por Pili Tobar, Directora de Comunicaciones de Latino Victory Project

Esta ha sido una buena semana para Donald Trump: se colgó su tercera victoria al cuello, ganando en el caucus de Nevada con un margen amplio y una coalición de votantes diversos. Y en el debate de anoche, aunque como siempre su actuación fue poco tradicional, salió ganando. Si en algún momento llegase a servirnos el refrán que dice que "la tercera es la vencida”, ese momento es ahora.

Con estas tres victorias, en New Hampshire, Carolina del Sur y Nevada, Trump está bien posicionado para salir victorioso en varios estados el Súper Martes, ganando todavía más energía y momentum y acercándose a la nominación.

Quién hubiera pensado que el candidato que rompió todas las reglas de la política, al que nadie tomaba en serio por sus ideas racistas e inhumanas, tendría la mayor posibilidad de ser el candidato presidencial por el Partido Republicano. El peligro que veíamos como algo lejano se ha convertido en una posibilidad para el futuro de nuestro país. En este futuro, los latinos llevamos las de perder.

Lo que es peor, no es solo Trump. Durante el proceso de las primarias Trump ha movido al resto de candidatos republicanos hacia la derecha. En el debate de anoche vimos cómo los candidatos pelearon por ser el más antiinmigrante, con las posiciones más duras contra nuestras familias y amigos indocumentados. Nos dijeron a la cara lo poco que nos valoran. Y sin duda ni pelos en la lengua aceptaron que piensan hacerles la vida imposible a nuestros seres queridos y deportarlos. Parece sorprendente que de nuevo estamos hablando de la autodeportación como una política migratoria viable.

publicidad

Trump lo dijo perfectamente bien anoche: él está creando un nuevo Partido Republicano. Y en ese partido no hay lugar ni beneficio para los Latinos que queremos un trato justo, respeto y mejores oportunidades para todos.

Tanto Trump como el resto de candidatos están en contra de un incremento al salario mínimo, incluso a sabiendas de que un salario más alto sacaría a miles de Latinos y estadounidenses de la pobreza. Los candidatos quieren deshacerse de la ley de cuidado de salud, pero seguimos sin escuchar un verdadero plan por parte de alguno de ellos. Y encima de todo, insisten en que el cambio climático no es real, lo cual implica que no promoverían medidas para frenarlo y para proteger el medio ambiente y prevenir desastres naturales. Parece broma de mal gusto.

A fin de cuentas, es casi ya seguro que entramos a una elección general con Donad Trump como candidato presidencial por parte de los republicanos. Pero aunque ese no fuera el caso, Trump ha conseguido lo que quería, una pelea sucia y un partido de extremos. El daño ya está hecho y no hay paso atrás.

Estamos viviendo un momento decisivo en la historia de los Latinos en este país, y es urgente que actuemos ahora para asegurar que quienes ganen la presidencia, los puestos en el Congreso y en las legislaturas estatales, sean personas de bien que nos lleven por un buen camino.

Aquellos que califican para la ciudadanía deben aplicar ahora; los que son ciudadanos y no están registrados para votar, deben hacerlo ya, y los que están empadronados deben salir a votar en las primarias, los caucus y la elección general. Si demostramos que los Latinos somos una fuerza política que temer, no podrán ignorarnos, o peor insultarnos y lastimarnos. Si hacemos esto, eventualmente estos candidatos tendrán que regresar con la cola entre las piernas y acciones más allá de una mísera disculpa.

publicidad

Usemos estos meses para prepararnos para las elecciones generales. Y mientras tanto, apoyemos en las primarias y los caucus a Hillary Clinton. Hillary tiene la experiencia, el récord, y las políticas correctas. Solo Hillary puede llevarnos a la victoria contra los republicanos.

Estamos cansados de promesas vacías, y hartos de ser pelotas políticas. No esperemos por las sobras. Reconozcamos nuestro poder y actuemos ahora, juntos podemos tomar control de nuestro destino.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad