publicidad

María Elena Salinas: No les echen la culpa a los inmigrantes

María Elena Salinas: No les echen la culpa a los inmigrantes

Para la periodista, el odio y el radicalismo son una realidad con la que el mundo tiene que lidiar.

María Elena Salinas: No les echen la culpa a los inmigrantes GettyImages...


Por María Elena Salinas, copresentadora del Noticiero Univision

Estos cobardes actos terroristas nos llegan a todos en el alma provocando todo tipo de emociones, desde asombro y coraje, hasta desaliento, tristeza y temor. Y, claro, eso lleva a algunos a buscar culpables y venganzas.

Pero, cuidado con los oportunistas que llegan a conclusiones solo para promover su agenda y echarles la culpa a los inmigrantes.

No es lo mismo una mente enferma, llena de odio, que un ser desesperado en busca de una vida mejor. No confundan a aquellos que quieren matar con los que solo quieren trabajar.

Como era de esperarse, no les tomó nada de tiempo a las fuerzas antiinmigrantes en los Estados Unidos para usar los ataques terroristas en París como una excusa para apoyar sus posturas extremas de rechazar inmigrantes y construir un muro en la frontera.

Es cierto que vivimos en un mundo peligroso y que la amenaza de terrorismo esta más presente que nunca. Pero, hay que recordar que este camino ya lo hemos recorrido.

De los terroristas que nos atacaron el 11 de septiembre del 2001 ninguno era indocumentado ni llegó por la frontera. Todos llegaron por avión y con visa. Los extremistas que detonaron bombas en la maratón de Boston se educaron en nuestras universidades.

El ataque terrorista al edificio federal en Oklahoma fue perpetrado por norteamericanos. Y fueron estadounidenses los responsables del envío de cartas con ántrax en el 2001, que dejaron 5 muertos.

publicidad

Como todo país del mundo, tenemos derecho de proteger nuestras fronteras. Construir un muro no es la solución.

Como dijera en alguna ocasión el exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, si construimos un muro de ocho pies, los que quieran cruzar construirán una escalera más alta.

Hay una larga lista de posibles soluciones al problema migratorio: desde un sistema más organizado que facilite la reunificación familiar o permita la entrada de trabajadores temporales, hasta mejorar las condiciones de vida en los países expulsores de inmigrantes, para que no sientan la necesidad de huir.

A los malos sí hay que perseguirlos y pararlos.

Es cierto que por lo menos uno de los atacantes suicidas que perpetraron los actos terroristas en París llegó como refugiado sirio.

Con decenas de miles de sirios huyendo de la violencia en su país, es posible que haya aún más radicales infiltrados entre ellos.

Sin embargo, aunque lograran evitar la entrada de posibles atacantes, ya existen miles de extremistas radicalizados viviendo en Europa que están más que dispuestos a hacer el trabajo sucio del sanguinario grupo terrorista Estado Islámico.

En Estados Unidos cientos de personas han sido identificadas como simpatizantes o discípulos de ISIS.

El odio y el radicalismo son una realidad con la que el mundo tiene que lidiar y nuestras fuerzas de seguridad e inteligencia tendrán que trabajar horas extra para protegernos.

publicidad

Pero basta ya de equiparar a los terroristas con los inmigrantes.

No es ninguna coincidencia que la mayoría de los estados que rechazaron aceptar a refugiados sirios en su territorio son los mismos que demandaron al gobierno federal para bloquear las acciones ejecutivas del presidente Obama, que ofrecen alivio migratorio a unos 5 millones de personas.

Hay que llamar a las cosas por su nombre. Basta ya de racismo y xenofobia.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad