publicidad
Desde que DACA entró en vigor, cerca de 800,000 jóvenes indocumentados han sido amparados de la deportación.

Los demócratas de la Cámara de Representantes comienzan un proceso para obligar a que se vote la ley DREAM Act

Los demócratas de la Cámara de Representantes comienzan un proceso para obligar a que se vote la ley DREAM Act

“El presidente Trump actuó injustamente al terminar el programa DACA y ahora el Congreso no tiene excusa y tiene que hacer lo correcto para corregir este error”.

Desde que DACA entró en vigor, cerca de 800,000 jóvenes indocumentados h...
Desde que DACA entró en vigor, cerca de 800,000 jóvenes indocumentados han sido amparados de la deportación.

Read this oped in English

A principios de este mes un grupo de jóvenes se reunieron frente al Capitolio de los Estados Unidos para ayunar a favor de que el Congreso apruebe el proyecto de ley DREAM Act. Uno de ellos era Luis, de Arkansas, cuyos padres lo trajeron aquí a la edad de siete años para escapar de la pobreza y la violencia en México.

Desde el primer día en que sirvió como guardia de bandera en su escuela primaria, Luis se sintió como un estadounidense, orgulloso de este país y deseando servirlo. Soñó con unirse al ejército y llevar el uniforme que lleva esta misma bandera. Pero el estatus migratorio de Luis hizo imposible que alcanzara su sueño. Sin obstáculos, siguió una carrera en enfermería para poder ganarse su vida mientras ayudaba a salvar la vida de otros. Sin embargo, después de graduarse de la escuela de enfermería en 2010 Luis no pudo encontrar una empresa que le otorgara un permiso de trabajo. Sólo después de registrarse en el programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA) pudo encontrar trabajo legalmente. Ahora Luis está viajando por todo el país como enfermero de la unidad de cuidados intensivos cardiovasculares para apoyar a los hospitales con poco personal y este verano ayudó a cuidar a las víctimas del huracán Harvey en Texas.

La historia de Luis suena familiar porque es una historia completamente estadounidense. Casi todos nosotros tenemos antepasados inmigrantes que se enfrentaron al peligro de venir aquí con poco más que un sueño y el impulso para lograrlo. Muchos trajeron consigo niños pequeños, que crecieron viéndose a sí mismos igual que sus compañeros que nacieron aquí. La única diferencia entre los jóvenes inmigrantes anteriores y los dreamers de hoy son los documentos que sus padres tenían.

publicidad

Estados Unidos es grande porque está construido a base de la compasión para los que, a pesar de circunstancias difíciles, a menudo fuera de su control, se esfuerzan por mejorar y mejorar sus alrededores. Deportar a cientos de miles de jóvenes DREAMers como Luis simplemente porque sus padres vinieron aquí sin documentos sería un terrible error, y sería una acción sin visión. La terminación de DACA perjudicaría significativamente nuestra economía. De acuerdo con el Centro para el Progreso Americano la pérdida economica se proyecta en 433,000 millones de dólares en nuestro PIB durante la próxima década. Muchos de los dreamers que son parte del programa DACA son innovadores brillantes y empresarios. No queremos desperdiciar su talento –queremos que lancen sus negocios y creen empleos aquí en los Estados Unidos, no en otros lugares–.

El presidente Trump actuó injustamente al terminar el programa DACA y ahora el Congreso no tiene excusa y tiene que hacer lo correcto para corregir este error. Con ese fin, nos hemos unido para obligar a la Cámara de Representantes a votar por la legislación que podría remediar permanente a la situación en la que estos jóvenes dreamers ahora se encuentran. El actual liderazgo republicano de la Cámara no ha permitido que esta legislación llegue por el proceso normal al pleno. Como resultado, estamos trabajando para llevar esta legislación al pleno a través de una una petición.

publicidad

A partir de esta semana, cada miembro del Congreso tendrá la oportunidad de firmar nuestra petición. Si una mayoría simple de los congresistas la firma, el proyecto de ley DREAM Act podrá ser llevado al pleno para ser votado. Creemos que la mayoría de los representantes de todo el país están dispuestos a votar para aprobarlo y adoptar el principio de que si usted crece aquí y ama a este país debería poder permanecer y crear empleos y trabajo aquí y contribuir positivamente a nuestras comunidades.

El presidente Trump ya ha indicado que firmaría el proyecto DREAM Act como ley, y este proyecto ha obtenido un fuerte apoyo en el Senado. Los dreamers como Luis están ahora esperando que la Cámara de representantes para actue –y esta debe de actuar–. Ellos –y nuestro país– no pueden esperar seis meses a que DACA termine antes de que el Congreso tome las medidas adecuadas. Un tweet del presidente no es suficiente para garantizar su seguridad y evitar su deportación. Los dreamers de nuestra nación necesitan la tranquilidad que solamente el Congreso puede proveer.

Pedimos a todos nuestros colegas, tanto republicanos como demócratas, que se unan a nosotros para firmar la petición para llevar el proyecto de ley DREAM Act al pleno y aprobarla. Trabajemos juntos para enviar un mensaje de que Estados Unidos es más fuerte cuando nuestras políticas son basadas en la compasión y el sentido común. Aprovechemos esta oportunidad para asegurar que los dreamers como Luis puedan seguir llamando a esta nación su hogar.

publicidad

*Steny Hoyer es Whip demócrata en la Cámara de Representantes y Michelle Lujan Grisham es presidenta del Caucus Hispano del Congreso.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad