publicidad

Una joven yazidí narra cómo escapó de ISIS

Una joven yazidí narra cómo escapó de ISIS

Aria fue testigo de la horrible experiencia de haber sido secuestrada por miembros del grupo terrorista ISIS.

Su nombre es Aria y a sus escasos 15 años, fue testigo de la horrible experiencia de haber sido secuestrada por miembros del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS, en inglés).

Cuando ella y su familia se enteraron de que ISIS se acercaba trataron de escapar de su hogar, pero durante la caminata, un grupo los interceptó. Pocos minutos después se encontraban rodeados por al menos siete vehículos de ISIS.

"Nos obligaron a salir del auto", cuenta Aria. "Separaron a las niñas y las mujeres de los hombres, entre los que estaba mi hermano de 19 años. Pero solo tomaron a las chicas, nos obligaron a subir a una vagoneta", relata Aria a CNN.

publicidad

Aria, su cuñada de 14 años y un puñado de chicas más fueron llevadas hacia el bastión de ISIS en Mosul. Las llevaron a una casa y quedaron cautivas junto con docenas de adolescentes a las que también habían capturado.

EEUU en alerta tras ataques a ISIS en Siria e Irak Univision

"En Mosul trataron de hacernos que cambiáramos de creencias y de religión", dijo. "Nos dijeron: 'Lean nuestro Corán'. Un par de las chicas dijo: 'Nunca fuimos a la escuela… no sabemos leer'. Yo no podía entender el Corán".

Aria estuvo en ese lugar durante más de tres semanas, tiempo que los militantes de ISIS aprovecharon para violar a varias de sus compañeras. Un jeque se llevó a 20 chicas, incluida su cuñada.

"La tomó a la fuerza. Yo estaba muy asustada. Violaron a muchas de mis amigas. Es difícil hablar de ello".

Cuando Aria le preguntó a su cuñada si la habían violado, ella solo clavó su mirada en la pared y negó con la cabeza.

"Veo sus rostros todo el tiempo", dijo Aria. "Tengo pesadillas. No puedo dejar de pensar en cómo tomaron a la fuerza a esas chicas. He visto y pasado por demasiadas cosas".
publicidad

Pero la pesadilla apenas comenzaba. Días después, dos militantes de ISIS a los que ella llama Abu Hassan y Abu Jaffar se llevaron a Aria y a su amiga a Fallujah.

Ofensiva contra el Estado Islámico Univision

"Nos obligaron a casarnos con ellos y nos amenazaron con lastimarnos si nos resistíamos. Nos dieron un teléfono para que llamáramos a nuestra familia para decirles que nos habíamos convertido".

Ese teléfono representó su salvación. Lo usaron para llamar secretamente al tío de su amiga, quien tenía conocidos en Fallujah dispuestos a ayudarlas. Cuando los militantes salieron de la casa, las chicas, vestidas con nicabs, escaparon.

Cuando se reencontró con sus papás, supo que ISIS había matado a su hermano que llevaba seis meses de matrimonio.

"Lo mataron junto con otro hombre cuando me llevaron. Le dispararon en la cabeza. Mi madre durmió junto al cuerpo de mi hermano toda la noche", contó a CNN.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad