publicidad
Elefante

Un cazador alemán mató al elefante más grande y emblemático de Zimbabue

Un cazador alemán mató al elefante más grande y emblemático de Zimbabue

"Nunca antes habíamos visto un animal tan impresionante. Sus colmillos casi tocaban el suelo cuando caminaba".

Elefante
Elefante


Un elefante de más de 50 años, considerado por Zimbabue como un “tesoro nacional” fue abatido por un turista alemán, tres meses después de la muerte del emblemático león Cecil en este mismo país.


"Puedo confirmar que un turista alemán mató a este elefante que tenía más de 50 años fuera del parque nacional de Gonarezhu (sur de Zimbabue)", dijo el presidente de la asociación de organizadores de safari en Zimbabue, Emmanuel Fundira.


"Nunca antes habíamos visto un animal tan impresionante. Al igual que el emblemático león Cecil era un tesoro nacional que debería haber sido protegido y no matado", agregó.


publicidad


El paquidermo era "tan imponente que sus colmillos casi tocaban el piso cuando caminaba", añadió Fundira. Los expertos consideran que los colmillos del elefante, abatido el pasado 8 de octubre en una cacería legal, son de los de mayor tamaño nunca vistos en la región.


El elefante murió en el coto de caza Malapati, en Zimbabue, lo que significa que estaba fuera del parque nacional y, por tanto, su caza era legal, indicó por su parte Johnny Rodrigues, miembro del Grupo de Trabajo de Conservación de Zimbabue.


"No sabemos si el elefante vivía en el Parque Nacional Kruger (Sudáfrica) o en Zimbabue, pero podemos asegurar que el animal estaba en la zona de safari cuando fue abatido", aseguró el conservacionista.


"Estamos disgustados. No se puede matar a un animal tan emblemático", dijo Johnny Rodrigues, portavoz de la organización de derechos de los animales Zimbabwe Conservation Task Force (ZCTF). Los colmillos de este elefante pesaban 122 libras (más de 50 kilogramos), apuntó.


La polémica, al rojo vivo


Hace tres meses, la muerte también en Zimbabue del león Cecil, famoso por su melena negra, provocó protestas en todo el mundo. El león, de 13 años, fue cazado por un dentista estadounidense, Walter Palmer, el 1 de julio, cerca del parque nacional de Hwange, al oeste de Zimbabue.


Zimbabue anunció el lunes que renunció a procesar judicialmente a este estadounidense puesto que "sus papeles estaban en regla" e ignoraba que cometía una infracción.


publicidad


El león, de 13 años de edad, fue atraído con una presa amarrada a un vehículo como cebo para abatirlo fuera del parque, de modo que técnicamente ya no era ilegal cazarlo.


La muerte del león Cecil abrió el debate sobre la caza legal que se practica en numerosos países africanos. Tras la caza del famoso león, el Gobierno de Zimbabue prohibió la caza mayor, a excepción de algunos cotos como la zona sur del Parque Natural Hwange. Sin embargo, la muerte de animales no ha parado.


Elefantes envenenados con cianuro


En las últimas tres semanas, 40 elefantes han sido intoxicados con cianuro en los alrededores del Parque Nacional de Hwange y el lago Kariba. Se trata de la macabra obra de cazadores furtivos a la búsqueda de marfil, afirmaron las autoridades.


La semana pasada, los restos de diez elefantes fueron hallados en el campo de Sinamatela, cerca del parque nacional de Hwange, y otros 16 en estado de descomposición avanzada en Dzibanini, cerca de la frontera con Botsuana. 


Esta semana, durante su patrullaje, los guardabosques descubrieron los cadáveres de otros 26 elefantes, según la organización Bhejane Trust y la Autoridad de Parques y Administración de la Vida Silvestre. Bhejane Trust realiza un monitoreo a los animales en conjunto con la autoridad del parque.


La funcionaria Caroline Washaya indicó que no se han hecho detenciones y las investigaciones están en proceso. Los guardabosques recuperaron 2.2 libras (un kilo) de cianuro y aumentarán la vigilancia en el parque, dijo. El cianuro es muy utilizado en la industria minera de Zimbabue y es fácil de conseguir.


publicidad


"Los cazadores furtivos probablemente fueron interrumpidos por los guardabosques en sus patrullas, motivo por el cual se recuperaron algunos colmillos. El envenenamiento de cianuro se convierte en un gran problema aquí y luchamos para contenerlo”, dijo por su parte Trevor Lane, fundador de Bhejane Trust y un importante conservacionista de la vida silvestre.


"Vamos a reforzar la vigilancia" prometió Alvin Ncube, presidente de la autoridad de los parques en Zimbabue: "Vamos a disponer rápidamente de drones y de vehículos para patrullar y localizar a la gente que penetra ilegalmente en los parques", aseguró.


En septiembre fueron 14 los elefantes envenenados. Trescientos elefantes murieron de esta forma en Zimbabue en 2014.


El lunes la ministra de Medio Ambiente, Agua y Clima, Oppah Muchinguri, culpó del aumento de la cacería ilegal a la prohibición de la caza deportiva del elefante zimbabuense por Estados Unidos.


"Toda esta cacería ilegal es a causa de las políticas estadounidenses, que prohíben la cacería deportiva. Un elefante costaría 120,000 dólares en la cacería deportiva, pero un turista sólo paga 10 dólares para ver al mismo elefante", dijo y agregó que el dinero de la cacería deportiva es indispensable para los esfuerzos de conservación.


De 30,000 a 40,000 elefantes mueren cada año en África a causa de este contrabando de colmillos de elefantes, destinados esencialmente al mercado clandestino chino.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad