publicidad

Tras cumplir misión histórica, Philae se echa a dormir sobre la superficie del cometa

Tras cumplir misión histórica, Philae se echa a dormir sobre la superficie del cometa

El módulo se encuentra apagado por falta de batería, sin que se sepa si podrá volver a despertar ni cuándo.

Philae agota sus baterías, pero logra enviar valiosos datos Univision

El módulo Philae, primer artefacto humano que consigue aterrizar sobre un cometa, se ha "echado a dormir" sobre la superficie del asteroide por falta de batería, sin que se sepa si podrá volver a despertar ni cuándo.

"Con sus baterías agotadas y sin suficiente luz solar para recargarlas, Philae ha entrado en "modo reposo" para un silencio potencialmente largo", explicó la Agencia Espacial Europea (ESA), de acuerdo a lo que informa la agencia Efe.

Antes de entrar en este estado, que implica que todos sus instrumentos y la mayoría de sus sistemas están apagados, el módulo pudo transmitir valiosos datos científicos sobre el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, según explicó a través del blog de la misión Rosetta su responsable, Stefan Ulamec.

Ulamec consideró que el aparato se he desempeñado "magníficamente bajo duras condiciones", por lo que se mostró "orgulloso del increíble éxito científico" que ha supuesto.

El contacto se perdió a las 00:36 GMT, poco antes de la pérdida de comunicación que ya estaba prevista en cualquier caso, porque la sonda Rosetta, desde la que fue lanzada Philae, orbita ahora fuera de su alcance.

"A partir de ahora, no será posible contacto alguno a menos que los paneles solares de Philae reciban suficiente luz solar para generar la energía necesaria para despertarlo", insistió la ESA.

Primera imagen de la superficie de un cometa Univision

Bajo duras condiciones

La agencia realizó la pasada noche una maniobra de "elevación y giro" de su tren de aterrizaje para conseguir que el módulo pueda acceder mejor a los rayos solares y alimentar así sus exhaustas baterías.

Si esos esfuerzos surten efecto podrá comprobarse a partir de las 10:00 GMT, cuando Rosetta pueda volver a establecer comunicación con su módulo.

Tras un viaje de 511 millones de kilómetros desde la Tierra el módulo se posó hace tres días en el asteroide, aunque no aterrizó donde estaba previsto, sino en una zona oscura y rocosa que no le permitió cargar las baterías.

A las 10:00 GMT se intentará entablar de nuevo comunicación con el robot, "aunque las posibilidades de establecer una comunicación son muy muy escasas", declaró a la AFP Stephan Ulamec, del equipo de gestión en tierra instalado en Darmstadt (Alemania).

publicidad

Philae, que se posó a la sombra, entre unas rocas, funcionó primero con una pila de 60 horas de vida. El problema es que sus baterías solares, que debían tomar el relevo, no recibieron suficiente luz para permitirle seguir funcionando.

El robot logró no obstante una proeza, una rotación que le permitirá a sus paneles solares recibir más luz en los próximos meses, a medida que el cometa en que se encuentra avance hacia el Sol.

Esto le permitirá presumiblemente al robot salir de su hibernación hacia el mes de agosto, según Philippe Gaudon.

El módulo Philae llegó al cometa 67P con éxito Univision

La histórica misión

El robot, del tamaño de un frigorífico -que pesa 100 kilos en la Tierra y apenas un gramo en el cometa, donde casi no existe la fuerza de la gravedad- cuenta con 10 instrumentos de observación, entre ellos seis cámaras fotográficas, un tomógrafo y un espectrómetro, añade la AFP.

Su misión era encontrar moléculas orgánicas que hayan podido desempeñar un papel en la aparición de la vida en la Tierra, aprovechando que los cometas son los cuerpos más antiguos del sistema solar.

Con sus instrumentos, el robot pudo recabar una mina de imágenes y de datos científicos, transmitidos a la sonda Rosetta, que a su vez los ha enviado a la Tierra.

Así, durante tres días de intenso trabajo Philae ha radiografiado el interior del cometa, estudiado su magnetismo, tomado imágenes del suelo y analizado las moléculas complejas halladas en la superficie.

publicidad

"Los resultados de Philae son extraordinarios", dijo el viernes por la tarde Marc Pircher, el director del CNES en Toulouse, antes de que el robot mandara la última tanda de información.

"El 80% del trabajo del robot ha sido hecho", afirmó, a la vista de la gran cantidad de datos recibidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad