publicidad
Un hombre macedonio vende agua a refugiados y migrantes en un campo de acogida tras cruzar la frontera con Grecia

Crisis en Europa: ¿Refugiados o inmigrantes?

Crisis en Europa: ¿Refugiados o inmigrantes?

No todos los actores implicados en esta crisis lo tienen claro: ¿Son inmigrantes, refugiados o clandestinos? La elección de las palabras no es neutra.

Un hombre macedonio vende agua a refugiados y migrantes en un campo de a...
Un hombre macedonio vende agua a refugiados y migrantes en un campo de acogida tras cruzar la frontera con Grecia

Unas 5,600 personas entraron este jueves en Macedonia desde Grecia. En las últimas semanas, entre 2.000 y 3.000 personas cruzan por esa frontera cada día. Una cifra más en una crisis migratoria sin precedentes en Europa.

publicidad

Pero, ¿es una crisis de inmigrantes o de refugiados? Esa es la pregunta más polémica. ¿Puede hablarse de crisis migratoria ante la llegada a Europa de miles de hombres, mujeres y niños que huyen de las guerras, las persecuciones o la miseria en Oriente Medio o África?

“Es primariamente una crisis de refugiados, no solo un fenómeno migratorio”, dijo el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, en un comunicado.  

Sin embargom, no todos los actores implicados en esta crisis lo tienen tan claro: ¿Son inmigrantes, refugiados o clandestinos? La elección de las palabras no es neutra.

El término refugiado se aplica al que huye por un conflicto o por persecución política de su país, según recogen las Naciones Unidas. La palabra inmigrante es más genérica, ya que es cualquier persona que llega a un país para fijar su residencia en él. En muchos casos implica un movimiento por razones económicas.

Términos polémicos

El fenómeno de desplazamiento hacia Europa ocupa la primera plana de los medios de información y, a las tragedias de cada persona que huye, se le añade una polémica sobre la manera de nombrar a esas personas.

El primer ministro británico David Cameron utilizó el mes pasado la palabra " enjambre" para hablar de los inmigrantes que tratan de llegar al Reino Unido. La oposición se lo reprochó ásperamente: "No son insectos", recalcaron.

publicidad

La palabra " inmigrantes" se ha impuesto en el vocabulario de políticos y medios de prensa, según recoge la agencia AFP.

En Italia, el líder ultraderechista Matteo Salvini suele hablar de " clandestinos". La agencia de prensa polaca opta por "inmigrantes ilegales", calificativo que evitan muchos medios de información, que optan por "inmigrantes sin papeles" o " irregulares" para no darles una connotación delictiva.

El debate fue avivado la semana pasada por un periodista del canal catarí Al Jazeera. En un artículo pidió no emplear la palabra "inmigrantes" sino la de " refugiados".

"El término genérico de 'inmigrantes' no es pertinente para describir los horrores que ocurren en el Mediterráneo", escribió Barry Malone. La palabra inmigrantes "distancia y deshumaniza", dijo.

Huyendo a Europa

Entendiendo la crisis migratoria en Europa Univision

Llegan de Siria, Afganistán, Irak, Eritrea, Somalia, Nigeria, Sudán, Mali, entre otros países, según la ACNUR.

“La razón principal de este gran flujo migratorio es lo que está pasando en otra parte del mundo, no muy lejos de Europa: la guerra en Siria, que dura cinco años, los desplazados tanto dentro como fuera del país que no han dejado de crecer en estos cinco años”, analizó Eugenio Ambrosi, director de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en la emisora Euronews.

Además, hay una situación de inestabilidad en el norte de África: “En Libia ahora mismo no hay un verdadero gobierno. Hay otros focos de violencia en África subsahariana que provocan también que la gente se desplace hacia el norte. Hay un nivel de pobreza tan alto que para sobrevivir tienen que buscar alternativas en otras partes”, añadió.

publicidad

Cuestión de palabras

" Inmigrantes no es el término adecuado para describir a las personas que huyen de la violencia y la persecución", afirma Ariane Rummery, portavoz de la ACNUR.

"La mayoría de la gente que llega a Europa actualmente viene de países en guerra", como Siria, Afganistán, Irak, añade.

No obstante, la Organización Internacional para las Migraciones considera que mucha gente queda fuera de las categorías de inmigrante económico y refugiado, como los niños que tratan de reunirse con sus familias o las víctimas de tráfico.

"Decir que son todos refugiados" es "sumamente peligroso", afirmó Leonard Doyle, encargado de comunicación de la OIM, señalando que no hay que trazar divisiones tajantes "cuando se trata de seres humanos en situaciones muy complejas". Por ello, la OIM aboga por la palabra inmigrantes para todos.

(Incluye información de Eric Randolph de la agencia AFP y datos de EFE)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad