publicidad
Hace dos años, Jorge Mario Bergoglio comenzó su camino como sucesor de San Pedro.

Marcial Maciel es una persona enferma, afirma el papa Francisco

Marcial Maciel es una persona enferma, afirma el papa Francisco

Al cumplir el segundo año de pontificado, Francisco habló sobre el tema de abusos sexuales a menores por parte de clérigos.

Hace dos años el papa Francisco establecía nuevos precedentes al ser el primer sucesor de San Pedro originario del continente americano e hispanohablante. Hoy, Francisco no ha dejado de romper con los protocolos en más de una manera.

En una entrevista concedida a la reportera Valentina Alazraki de la cadena  Televisa, Jorge Mario Bergoglio aborda el tema de la migración, del uso del término “mexicanización” en recientes declaraciones y de las reacciones que surgieron al respecto. Tocó también el ineludible tema de la violencia y prometió hacer una visita a México "como se lo merece".

Al hablar de la migración, el Papa se refirió a las razones que están detrás del fenómeno. “La emigración es fruto del malestar en el sentido etimológico de la palabra, fruto del hambre, de buscar nuevas fronteras. (…) Está muy relacionada al hambre, a la falta de trabajo. A esta tiranía de un sistema económico que tiene al dios dinero en el centro y no a la persona, y entonces se descarta a la gente”, dijo.

Escucha aquí la entrevista completa

“Un país, sea de América, de África, de donde sea, crea una situación económica impuesta, por supuesto, que descarta gente, que va hacia otro lado a buscar trabajo, o comida, o bienestar (…) Es muy doloroso el problema migratorio en el mundo”, señaló el pontífice, a la vez que alabó la iniciativa emprendida por Europa para revisar su política migratoria.

publicidad

Bergoglio también trató la situación que se vive en México, y concretamente en la frontera común con Estados Unidos, como consecuencia de las operaciones del crimen organizado. “Es una zona de mucha lucha, de problemas de narcotráfico. Los Estados Unidos (…) creo que están entre los primeros consumidores de droga en el mundo y la frontera por la que entra la droga, la principal, es la mexicana. Entonces, ahí también se sufre”.

Morelia es una de las regiones del país que más preocupa al Papa, “una zona de mucho sufrimiento”, donde las organizaciones de traficantes de droga actúan como “mensajeros de muerte”. “(Y por eso) quise hacer cardenal al arzobispo de Morelia, porque está en la sartén. O sea un hombre que está en una zona muy caliente, y es un testimonio de hombre cristiano, de un gran sacerdote”.

Curiosas imágenes del papa Francisco

'A México el diablo lo castiga'

Al ser consultado sobre el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de la escuela rural de Ayotzinapa, Francisco respondió: “(Éste) no es el primer momento difícil que está pasando México (…) Yo pienso que a México el diablo lo castiga con mucha bronca. Por esto: creo que el diablo no le perdona a México que Ella (la Virgen) haya mostrado aquí a su Hijo. Interpretación mía. México es un privilegiado en el martirio, por haber reconocido, defendido a su Madre”.

Con este comentario, el santo padre se refería a la aparición de la patrona mexicana, la Virgen de Guadalupe: “Usted va a encontrar a mexicanos católicos, no católicos, ateos, pero todos guadalupanos. Es decir, todos se sienten hijos, hijos de la madre que trajo al Salvador. Yo creo "continuó"que el diablo le pasó la boleta histórica a México”.

publicidad

¿Y quién, en la tierra, tiene la culpa de todo esto?, se preguntó el Papa a sí mismo, para luego apelar al compromiso de cada ciudadano. "¿(Tiene la culpa) el gobierno? Esa es la respuesta más superficial. Siempre los gobiernos tienen la culpa. Todos tenemos de alguna manera la culpa o, al menos, el no hacernos cargo del sufrimiento. Hay gente que está bien y quizás la muerte de estos chicos no les llegó, les resbaló (…) Pero la mayoría del pueblo mexicano es solidario. Y esa es una de las virtudes que tienen ustedes. Y creo que todos tienen que poner el hombro ahí, para resolver esto de alguna manera”.

La 'mexicanización'

Jorge Mario Bergoglio no eludió explicaciones respecto a uno de los comentarios más polémicos que ha ofrecido durante los dos primeros años de su papado. En un intercambio de correos electrónicos con un amigo argentino, Francisco compartió su preocupación por la creciente expansión de los tentáculos del narcotráfico en su país. “Entonces me dice bueno, esto queremos, no llegar a la mexicanización de Argentina. Evidentemente que es un término (...) técnico. No tiene nada que ver con la dignidad de México. Cuando hablamos de la 'balcanización', ni los serbios ni los macedonios ni los croatas se nos enojan. Ya se habla de 'balcanizar' algo y se usa técnicamente y los medios de comunicación lo han usado muchas veces, ¿no?”.

publicidad

El uso del término, admite el Pontífice, “levantó pólvora”. “Pero la mayoría (…), el 90% del pueblo mexicano, no se sintió ofendido, lo cual me alegra. Para mí habría sido un gran dolor que se interpretara de esa manera”, afirmó el Pontífice. 

El gobierno mexicano, recordó el Papa, dio por buenas estas explicaciones. “Y todo en paz. O sea, eso no me cerró las puertas a México. Voy a ir a México”.

No esperaba ser electo

Su elección como pontífice, hace exactamente dos años, tomó a muchos por sorpresa, incluso a él mismo, según cuenta durante la entrevista con Valentina Alazraki de la cadena  Televisa. “Yo me vine con una valijita chica (…) Dejé preparada la homilía del Domingo de Ramos sobre mi escritorio y me vine (a Roma) con lo necesario para esos días”.

En este tramo de la conversación, Bergoglio habló del conclave en el que resultó escogido, de ese encuentro con el cardenal Hummes, quien le dijo que así obraba el Espíritu Santo y que no se olvidara nunca de los más pobres. 

Contó también qué era lo que hacía mientras se llevaba a cabo la votación que culminó con su elección: “Rezaba el Rosario. Solía rezar tres Rosarios diarios, tenía mucha paz, yo diría que hasta inconsciencia. Lo mismo cuando se dio la cosa y para mí ese fue un signo de que Dios quería eso. La paz. Hasta el día de hoy no la he perdido”.

publicidad

La noticia del nuevo rumbo que tomaría su sacerdocio lo encontró sereno. “Estaba en paz. Fui, me cambié la sotana. Y salí y quise primero ir a saludar al cardenal Díaz, que estaba allá en su silla de ruedas y después saludé a los cardenales. Después le pedí al vicario de Roma y al cardenal Hummes, por amigo, que me acompañaran, cosa que no estaba prevista en el protocolo”.

El protocolo es uno entre varios esquemas que ha roto Francisco desde el primer momento. Ser Papa no le disgusta, pero confiesa que hay viejas rutinas que extraña, como “poder salir un día, sin que nadie me conociera, e irme a una pizzería a comer una pizza”.

“En Buenos Aires yo era muy callejero. Iba, venía por las parroquias. Y claro, cambiar de hábitos y estar…eso me cuesta un poquito, pero uno se arregla, se habitúa”.

En este punto, Francisco aprovechó para aclarar lo que se decía acerca que no le gustaba estar en el Vaticano. “O sea, todo viaje no me gusta. Y venía a Roma y por ahí no me gustaba (…) y ahora no me disgusta. Acá hay gente muy buena. El hecho de vivir acá me ayuda mucho”.

¿El Papa Francisco es Marxista?

Alazraki retomó los dichos de miles de personas que aseguran que el papa Francisco es marxista o de 'izquierda' por su forma de vivir y su constante postura contra el dios dinero, por lo que la periodista le preguntó "¿Sólo los pobres son buenos y los ricos los malos de la película?".

publicidad

En su respuesta, Francisco relató que su familia, luego de irse a la quiebra en 1932, se rehizo y se posicionó entre la clase media acomodada. Pero el Papa aclaró también que debemos habituarnos a no calificar con 'herméticas demondé', es decir, que la izquierda y la derecha son una simplificación que actualmente no tiene sentido.

"Marxista hoy ¿qué es? Porque el marxismo tiene tanta variedad de expresiones que… El problema de la hermenéutica en la interpretación de los hechos de una persona pública para mí es muy importante".

Como argumento de que no tiene nada en contra de personas adineradas, Bergoglio dijo que está llevando adelante la causa de beatificación de un empresario rico argentino.

Una crisis familiar en la familia

El papa Francisco también habló sobre la grandes expectativas que se han dado en torno a el segundo Sínodo de la Familia, y la aceptación de homosexuales y divorciados que se vuelven a casar, pero el Sumo Pontífice aclaró que en torno a ese tema existen expectativas desmesuradas porque el Sínodo de la Familia fue voluntad de el Señor.

"Fue el Señor el que quiso eso. Y bien querido. Porque la familia está en crisis. No quizás la crisis más tradicional, de la infidelidad, o como llaman en México, la “casa chica” y la “casa grande”, no, no, sino una crisis más de abajo. Se ve que los jóvenes no quieren casarse, o conviven. Y no lo hacen por protestar de nada, sino que expresan así sus cosas. Después a la larga se casan algunos, otros por Iglesia", señaló.

publicidad

Una crisis familiar dentro de la familia, fue lo que Francisco aseguró que es el problema que se tiene que enfrentar a base de fe.

'Marcial Maciel, una persona enferma'

Durante la charla, Francisco también habló de la polémica que ha envuelto a El Vaticano por las denuncias de pederastia y se refirió en concreto al fundador de los Legionarios de Crisro, Marcial Maciel.

"Cuando me enteré del “escandalazo” realmente me dolió mucho, me escandalicé. ¿Cómo esta persona pudo llegar hasta esto? Evidentemente que era una persona muy enferma, porque además de todos los abusos, creo que también había dos o tres mujeres de por medio, hijos, con una o con otra, no sé, o sea que había algo ahí, y mucha plata".

Valentina abordó al Papa con el tema de la pederastia como tabú dentro y fuera del Vaticano y le preguntó si es que hubo encubrimientos hacia los integrantes del clero que cubrieron abusos a lo que el sumo Pontífice contestó que aunque se podría presumir que sí, aunque en justicia es necesario presumir inocencia.

"En esto hay que seguir adelante, y no volver un paso atrás. O sea, destruir una criatura es, es horrible, es horrible. Y en eso yo agradezco tanto al Papa Benedicto que tuvo esa valentía de decirlo en público", señaló.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad