publicidad

Detienen a presunto autor de la matanza en San Fernando

Detienen a presunto autor de la matanza en San Fernando

Autoridades arrestaron a El Sasi, identificado como uno de los responsables de la masacre de San Fernando en Tamaulipas.

Autoridades mexicanas arrestaron a José Guadalupe Reyes Rivera, "El Sasi", identificado como uno de los probables responsables de haber planeado y ejecutado a 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010.

José Guadalupe Reyes Rivera fue arrestado por la policía federal en un taller mecánico a las afueras de Ciudad Victoria, capital del estado de Tamaulipas, e inmediatamente enviado a un penal ubicado en la ciudad de Matamoros, según un comunicado de la policía que no detalló el grado de participación ni responsabilidad que el detenido tuvo en los hechos.

Cabe mencionar Procuraduría General de la República ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos por información que condujera a su captura.

Lea: Policía municipal participó en la matanza de San Fernando, Tamaulipas.

En las próximas horas el juez de la causa determinará la situación jurídica de Reyes Rivera.

Agentes del municipio de San Fernando participaron en masacre de 72 inmigrantes Univision

La masacre de la que se lo acusa tuvo lugar en agosto de 2010 en la localidad de San Fernando y fue una de las más sangrientas de las que existe registro en el país. En esa ocasión 72 migrantes centroamericanos aparecieron asesinados a tiros en un galpón. El único superviviente contó que el motivo del crimen masivo fue que se negaron a formar parte de Los Zetas, una organización criminal que trafica desde drogas hasta personas, pasando por armas y petróleo.

Las autoridades sostuvieron que los inmigrantes habían sido secuestrados por Los Zetas y que sus familiares no pagaron el rescate. Posteriormente, los narcotraficantes les habrían exigido sumarse a su cártel, y ante el rechazo, fueron asesinados.

Lea: ¿Qué se sabe hoy de la matanza de Tamaulipas?

publicidad

Durante las investigaciones se informó que al menos 18 policías de tránsito del municipio de San Fernando colaboraron con Los Zetas, en la ejecución de los 72 migrantes, cuyos cuerpos fueron localizados en fosas clandestinas ubicadas en un terreno de ese municipio.

Los uniformados realizaban labores de halconeo e interceptaban a personas que después eran llevadas a la cárcel municipal de San Fernando, donde los policías recibían dinero de los delincuentes por colaborar.

La masacre de San Fernando no fue un hecho aislado. Miles de migrantes centroamericanos han muerto en su camino hacia Estados Unidos. Muchos han sido víctimas de secuestros extorsivos por parte de organizaciones criminales como Los Zetas que los encierran y exigen dinero a sus familias a cambio de no asesinarlos.

Los Zetas, una agrupación creada por antiguos militares de élite, compiten por el control de los negocios ilegales con el Cártel del Golfo, una organización rival de la que fueron brazo armado y se escindieron.

Se ha informado también que Los Zetas han detenido autobuses que transportan migrantes y trabajadores desde el sur de México y, ante la sospecha de que entre ellos podrían infiltrarse refuerzos para el cártel rival, los obligaban a descender y los forzaban a luchar entre ellos hasta la muerte.

Entre abril y mayo de 2011 aparecieron 193 cuerpos en 47 fosas clandestinas en San Fernando y en mayo de 2012 aparecieron 49 en Cadereyta, en el vecino estado de Nuevo León.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad