publicidad
En una imagen de archivo, Manuel Contreras es custodiado por oficiales de policía.

Murió Manuel Contreras, el máximo represor de la dictadura de Pinochet

Murió Manuel Contreras, el máximo represor de la dictadura de Pinochet

Murió a los 86 años el exgeneral del ejército chileno y director de la temida policía política de la dictadura de Augusto Pinochet.

En una imagen de archivo, Manuel Contreras es custodiado por oficiales d...
En una imagen de archivo, Manuel Contreras es custodiado por oficiales de policía.

A los 86 años de edad, el exgeneral del ejército chileno y director de la temida policía política de la dictadura de Augusto Pinochet, Manuel Contreras, murió el viernes en la noche en un hospital de Santiago, aquejado por múltiples enfermedades.

Condenado a más de 500 años de prisión por innumerables casos de torturas, desapariciones y secuestros de opositores, Contreras “murió cerca de las 22:30” en dependencias del Hospital Militar de Santiago.

La salud del militar de 86 años, exjefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), se había agravado en las últimas semanas: le habían suspendido todos los tratamientos y solo recibía paliativos para el dolor.

Contreras padecía desde hace años de un cáncer de colon, de hipertensión y de una diabetes que le había afectado los riñones, por lo que era dializado tres veces a la semana.

publicidad

Gestor de episodios como la Operación Colombo y la Operación Cóndor, que involucraron en los años 70 y 80 a las dictaduras militares de la región en operaciones coordinadas para eliminar opositores, la condena de Contreras era resultado de 58 sentencias definitivas y tenía otros 56 juicios que estaban en proceso.

Durante la dictadura de Pinochet, según cifras oficiales, unos 3,200 chilenos murieron a manos del aparato represor y 1,192 aún figuran como detenidos desaparecidos, mientras otros 33,000 fueron torturados o encarcelados por causas políticas.

Según organismos de derechos humanos y agrupaciones de familiares víctimas, más de la mitad de las desapariciones, ejecuciones y torturas fueron cometidas por agentes de la DINA.

LEA: Destapan olla de torturas sexuales durante la dictadura de Pinochet

'Una vergüenza para el ejército chileno'

El jueves, el presidente del Partido Comunista de Chile, diputado Guillermo Teillier, había pedido al ministro de Defensa de ese país, José Antonio Gómez, la degradación del general Manuel Contreras antes de que muriera.

Teillier envió un oficio a Gómez para consultar las razones del por qué "no se había degradado a Contreras".

En su misiva, el presidente de los comunistas chilenos subrayaba que Contreras mantenía su calidad de general de la República, pese a que el artículo 222 del Código de Justicia Militar estipula que "la pena de muerte y las de presidio y reclusión perpetuas, lleva consigo la degradación".

publicidad

Teillier recordó que Contreras suma dos cadenas perpetuas, una por el asesinato de la familia del general Carlos Prats, y otra por 19 secuestros y un asesinato ocurridos en Villa Grimaldi, en Santiago.

En esta misma línea, la abogada de derechos humanos Carmen Hertz, en declaraciones a Canal 13 de Televisión lamentó esta noche que el militar haya fallecido con el grado de general señalando "que es una vergüenza para el ejército chileno".

Dos días antes, los familiares de las víctimas de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), también habían pedido tanto a Gómez como a los altos mandos del Ejército, que se degradara al máximo represor del régimen militar.

Frustración entre familiares de las víctimas

En tanto, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) de Chile, Lorena Pizarro, dijo estar frustrada de que el general Manuel Contreras, haya muerto y que no haya sido degradado.

"Es complicado y provoca frustración e indignación porque finalmente, si uno observa, Manuel Contreras a pesar de tener más de 500 años de condenas por distintas causas, igual murió en un plano de impunidad inaceptable", señaló Pizarro en declaraciones a Canal 13.

Añadió que, primero, porque Contreras murió en su condición de general en retiro. "Nunca el Ejército fue capaz de degradarlo y también porque falleció en un hospital como lo es el Hospital Militar", recalcó.

publicidad

En tanto, el presidente del Partido Comunista, diputado Guillermo Teillier afirmó que "ya no tenemos presente con vida a este personaje tan siniestro, que cometió tantos crímenes, pero aun así la búsqueda sobre la verdad sigue".

LEA TAMBIÉN: Hijo mayor de Pinochet será procesado por fraude

'El mayor criminal'

"Él a lo mejor se llevó muchas de las verdades que nuestra ciudadanía necesita conocer, porque están los familiares de los detenidos desaparecidos, de mucha gente que no se sabe cómo murió y él debió haber confesado su verdad, pero ya no lo hizo", añadió.

Teillier indicó que Contreras murió repudiado por todos los chilenos y todos quienes conocen de sus crímenes "y he escuchado de parte de personeros del Gobierno que no habrá ningún tipo de homenaje" y lamento de que el Ejército no haya degradado al militar represor.

Por su parte, la senadora Isabel Allende, presidenta del Partido Socialista e hija del mandatario Salvador Allende (1970-1973), afirmó que esta noche " ha muerto el mayor criminal que hemos conocido en Chile, condenado a más de 526 años".

En declaraciones a Radio Bío Bío indicó que, "no solo estuvo implicado en los peores crímenes, torturas y secuestros de nuestro país, sino que también en crímenes internacionales, como el caso de Orlando Letelier (excanciller) en pleno Washington y del general Carlos Prat y su esposa Sofía en Buenos Aires".

publicidad

" Yo creo que representa lo más negro y criminal en la historia de Chile", enfatizó la parlamentaria.

Momentos después de la muerte de Contreras, decenas de personas, todos familiares de víctimas de la dictadura militar, se manifestaron frente al Hospital Militar donde falleció el general.

Con pancartas, banderas del Partido Comunista, también una del Frente Patriótico Manuel Rodríguez -grupo que combatió el régimen militar-, tambores, globos e incluso botellas de champaña, las personas literalmente celebraron el deceso del "Mamo" Contreras como le llamaban sus camaradas de armas.

Incluso los manifestantes instalaron un equipo de música y bailaron un pie (baile nacional) en el frontis del recinto hospitalario. También instalaron un gran lienzo en la reja del edificio con el distintivo del Partido Comunista en el que se podía leer " Un asesino menos".

De parte del Gobierno de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, no ha habido ningún tipo de reacción, aunque trascendió que el próximo lunes podría referirse al deceso de Contreras.

En reserva

En un escueto comunicado del Hospital Militar de Santiago proporcionado a los periodistas, se puede leer: "En relación con el fallecimiento del paciente Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, el Hospital Militar de Santiago informa de que sus restos fueron entregados a la familia, quienes lo retiraron" para su inhumación.

publicidad

Los restos del general fueron incinerados en el Cementerio Católico de Santiago, en un acto extremadamente reservado y al que acudieron pocos familiares.

Según informó radio Bío Bío, antes de su incineración, Contreras fue vestido con su traje de gala del Ejército, el mismo con que fue velado en su oportunidad el general Augusto Pinochet.

A la breve ceremonia, según las mismas fuentes, asistieron pocas personas e incluso se notó la ausencia de alguna de sus hijas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad