publicidad

Las FARC no entregarán sus armas al gobierno colombiano

Las FARC no entregarán sus armas al gobierno colombiano

El Alto Comisionado para la Paz colombiano dijo que el grupo guerrillero le dará sus armas a quien pueda demostrar que fueron destruidas.


Negociadores del presidente Juan Manuel Santos en el proceso de paz con las FARC aseguraron que, de alcanzarse un acuerdo, no entregará sus armas al gobierno colombiano.

"Aquí no hay discusión: es claro que las FARC no le van a entregar las armas al gobierno", sostuvo en rueda de prensa en La Habana el Alto Comisionado para la Paz colombiano Sergio Jaramillo.

Lea: Colombianos miran con desdén el pacto Santos-FARC

Sin embargo, el funcionario advirtió que el grupo rebelde entregaría esas armas "a alguien que tiene que, de manera verificable, demostrar que esas armas fueron destruidas o que no están ya en poder de las FARC".

Santos y Timochenko acuerdan paz Univision

Este miércoles, Santos y las FARC anunciaron un acuerdo trascendental que prepara el terreno para poner fin al conflicto armado más antiguo de América Latina y que desangra a este país desde hace más de 50 años.

Lea: Papa Francisco pide evitar un fracaso en el proceso de paz de Colombia

Sobre el tema de la extradición de guerrilleros a otros países, especialmente a Estados Unidos, Jaramillo observó que Santos tiene la última palabra sobre ese punto pero recordó que alguna vez el mandatario dijo que nadie iba a hacer un proceso de paz para terminar extraditado.

Varias víctimas de las FARC expresaron opiniones disímiles sobre el acuerdo alcanzado la víspera en Cuba.

"Estoy gratamente sorprendida porque yo honestamente no pensé que fueran a llegar a este nivel" en la negociación, dijo a The Associated Press la congresista Clara Rojas, quien permaneció secuestrada por las FARC en la selva colombiana durante seis años.

publicidad

"Desde hace mucho yo ya no guardo rencor contra nadie", comentó Rojas, quien en febrero de 2002 fue secuestrada junto a la política colombo-francesa Íngrid Betancourt. De hecho, la revista bogotana Semana publicó en su última edición una fotografía en la que Rojas aparece estrechándole la mano al guerrillero que fue su carcelero durante años, alias "Martín Sombra", actualmente en prisión.

Presidente de Colombia suspende ataques a las FARC Univision

Rojas fue liberada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en enero de 2008 y Betancourt rescatada por el ejército colombiano seis meses después. Las dos eran aspirantes a la presidencia y la vicepresidencia en las elecciones de 2002.

Optimismo, satisfacción y algunas advertencias tras acuerdo

El acuerdo sobre justicia transicional sellado por el Gobierno colombiano y las FARC, generó una oleada de optimismo y satisfacción, aunque también hubo advertencias sobre un riesgo de impunidad.

Es "la mejor noticia en muchísimo tiempo" porque "por primera vez en 150 años" el continente iberoamericano "va a estar exento de guerra", dijo el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, mientras el secretario general de la OEA, Luis Almagro, calificó el acuerdo de "gran paso adelante".

publicidad

"Estos logros estimulan el esfuerzo de los equipos negociadores", dijo Almagro, para subrayar después que "también fortalecen la esperanza de todo el continente americano de ver a Colombia en paz", subrayó el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Lea: Santos y FARC acuerdan firmar la paz de Colombia en seis meses

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, felicitó a ambas partes por un acuerdo que representa un "progreso significativo para alcanzar un acuerdo final de paz y colocar a Colombia más cerca aún de que termine el conflicto armado más largo del hemisferio".

Juan Manuel Santos arremete contra Nicolás Maduro Univision

También el Gobierno venezolano expresó su " más profunda y honda satisfacción" por el "histórico" acuerdo anunciado en Cuba y subrayó que "la paz en Colombia es la paz de Venezuela por la que tanto luchó y puso todo su empeño el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez".

"Estamos convencidos de que el siglo XXI es (un) siglo para resolver las controversias y temas pendientes en el continente mediante el diálogo", dijo el presidente de Bolivia, Evo Morales, en una declaración a los medios en La Paz.

Morales además exhortó a las FARC a comprender que si bien los pueblos de América Latina "son revolucionarios", las revoluciones ahora "no se hacen con arma ni con bala", sino "con conciencia y en democracia".

publicidad

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, animó a los colombianos, a las partes en conflicto y a la comunidad internacional a aprovechar la oportunidad de un acuerdo de paz definitivo en Colombia que se abre con el pacto sobre justicia transicional, que definió como "un paso adelante decisivo".

La Alta Representante de la UE opinó que "la paz está más cerca que nunca en Colombia" y subrayó que "el compromiso de todas las partes involucradas es crucial para asegurar una justicia efectiva y creíble para las víctimas del conflicto".

El Gobierno de Noruega, acompañante del proceso de paz colombiano, calificó hoy de "muy positivo" el hecho de que el Gobierno y la FARC estén "de acuerdo en un calendario para cerrar las conversaciones y en crear un tribunal especial para quienes estén detrás de los peores crímenes en uno de los conflictos armados más antiguos".

El ministro noruego de Asuntos Exteriores, Børge Brende, en un comunicado Brende destacó que con este acuerdo las partes han dado "un gran paso" hacia la paz y hacia una solución "equilibrada" que respete los derechos de las víctimas.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, celebró el acuerdo, pero advirtió de que todavía queda terreno por recorrer y que será necesario llegar a difíciles compromisos.

publicidad

"Esto ha sido posible gracias al valor de todos los involucrados, empezando por el Gobierno colombiano con el presidente Santos a la cabeza. Para poner fin al largo conflicto se necesitan todavía difíciles compromisos", añadió.

En ese sentido, el director de Human Rights Watch (HRW) para América, José Miguel Vivanco, advirtió hoy de que el acuerdo conlleva impunidad para los autores de delitos graves, por lo que la Corte Penal Internacional (CPI) podría no aceptarlo.

El Gobierno de México celebró el mismo miércoles el acuerdo alcanzado en La Habana, que, a su juicio, permite "avanzar de manera firme hacia la conclusión del proceso de paz" en el país suramericano.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el expresidente de Colombia Ernesto Samper, dijo el miércoles que los acuerdos anunciados "son la antesala de la paz, que solo se dará con el silencio definitivo de las armas".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad