publicidad

La fiebre amarilla ataca a Sudamérica

La fiebre amarilla ataca a Sudamérica

Unos seis millones de dosis de vacunas StamarilTM1 contra la fiebre amarilla fueron enviadas a Brasil y Paraguay.

"Brasil ya recibió cuatro millones de dosis de la vacuna StamarilTM a principios de febrero y dos millones de dosis suplementarias fueron enviadas a Paraguay el fin de semana pasado para responder a la demanda urgente de las autoridades sanitarias", indicó a la prensa la firma Sanofi Pasteur, con base en Lyon (Francia).

La fiebre amarilla es una enfermedad viral propia de las zonas rurales y urbanas de África y América Latina.

"Se transmite a través de un vector artrópodo, en este caso es un mosquito. Los monos son hospederos del virus y está en su sangre, puede el mosquito picar al mono y obtiene la sangre y de ahí lo transmite a humanos", explica a Univision.com la epidemiologa Beatriz Gómez.

Las regiones de mayor peligro son las zonas endémicas de países como Bolivia, Brasil y todas aquellas que se encuentren en partes del río Amazonas además también en el sur del Sahara.

Al igual que el dengue, la fiebre amarilla no tiene cura, sin embargo hay una vacuna que sirve como medida de prevención.

"Es muy efectiva, el virus se puede atenuar y atenua su efectividad a través de pasarlo en el laboratorio en diferentes líneas celulares y la vacuna origina una protección muy aceptable", señala Gómez.

Según las recientes investigaciones es el mosquito aedes aegypti y 15 larvas de este insecto, quien transmite la fiebre amarilla.

publicidad

El temor ante la epidemia sigue presente.

"La mejor forma de evitarlo es destruir al vector, por secreciones del enfermo no se va a transmitir, tiene que ser por el vector. La OMS (Organización Mundial de la Salud) está consciente de que si se presenta [una epidemia], deben de intervenir para evitar un problema de mayor magnitud", asegura la experta.

Las consecuencias de contraer la enfermedad pueden ser diversas. Los principales síntomas van desde la fiebre, dolor de cabeza, malestar en general, hay sangrados, hemorragias de diferente tipo y ya cuando el cuadro es más grave, pueden tener pérdida del pulso, tener una encefalitis y provocar la muerte.

Más de 200 mil personas contraen esta enfermedad cada año, 30 mil mueren por ella.

"Generalmente el 50% de las personas que se enferman pueden llegar a la muerte si no son tratadas", comenta Gómez.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 30 países africanos (con una población estimada de 508 millones) se exponen al riesgo.

Miles de casos sospechososLa vacunación contra la fiebre amarilla comenzó a aplicarse en diversos países tales como Argentina.

La vacuna se recomienda a personas que residan o viajen a zonas consideradas de "alto riesgo" particularmente en zonas fronterizas con Bolivia, Paraguay y Brasil.

En Paraguay el gobierno decretó un estado de emergencia sanitaria para detener el brote de fiebre amarilla, que hasta ahora cobró ocho vidas. Pero las autoridades sanitarias informaron que hay 7 mil casos sospechosos, aunque solamente tres confirmados.

publicidad

La vacuna está contraindicada para niños menores de seis meses y no se recomienda para las mujeres embarazadas, salvo que se encuentren en una zona de emergencia epidemiológica.La protección de la vacuna surte efecto a partir de los diez días de aplicada y tiene una vigencia de diez años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad