publicidad

Gobierno de facto en Honduras decretó el estado de sitio

Gobierno de facto en Honduras decretó el estado de sitio

El gobierno de facto de Roberto Micheletti radicalizó su postura dentro y fuera de Honduras y decretó estado de sitio.

Serie de prohibiciones

TEGUCIGALPA - El Gobierno de facto de Roberto Micheletti radicalizó su postura dentro y fuera de Honduras con la suspensión de las garantías constitucionales durante 45 días y la decisión de no admitir a funcionarios internacionales en el país, al tiempo de advertir a Brasil del fin de la inmunidad de su embajada.

Recibe noticias de Honduras en tu móvilEl Gobierno, que asumió el 28 de junio tras un golpe de estado, suspendió durante 45 días las garantías constitucionales, según un decreto al que tuvo acceso la Agencia Española de Noticias ( EFE), que restringe las libertades de circulación y expresión, y prohíbe las reuniones públicas, entre otras medidas.

El decreto ordena, además, el desalojo de toda institución pública tomada por manifestantes, el cierre de medios de comunicación que "ofendan la dignidad humana, a los funcionarios públicos o atenten contra la ley" y la detención de personas que sean consideradas sospechosas.

La medida fue aprobada el 22 de septiembre por Micheletti en consejo de ministros y publicada el sábado pasado en La Gaceta oficial, confirmó una fuente del Gobierno.

Este domingo por la noche, el Gobierno informó de este decreto en un comunicado a todo el país por una cadena de radio y televisión.

"Una barbaridad"

Zelaya no tardó en responder a la declaratoria de estado de sitio y denunció en declaraciones a Radio Globo que ese decreto es "una barbaridad que indigna, que molesta", e hizo un llamamiento al Parlamento para que lo suspenda.

publicidad

También pidió que sus diputados "escuchen el diálogo" que él ha propuesto para resolver la crisis política que vive Honduras desde el pasado 28 de junio, cuando fue expulsado del poder por los militares.

Desde la Embajada de Brasil, donde se encuentra desde que llegó por sorpresa el pasado lunes, Zelaya también expresó que "es el día para convocar, siempre de forma pacífica, a la resistencia" popular que exige su restitución en el poder, "para que se manifieste durante 24 horas continuas".

No lo acatarán

Simultáneamente, el líder del Frente Nacional contra el Golpe de Estado, Juan Barahona, dijo a The Associated Press que "continuamos la lucha por restituir el orden constitucional y al presidente Zelaya, hasta derrotar al gobierno de facto".

Barahona convocó a sus simpatizantes a congregarse el lunes en la Universidad Pedagógica Nacional, al sur de la ciudad, para marchar "hacia algún lugar de Tegucigalpa que allí se definirá... y nuestras manifestaciones se harán con o sin toque de queda o la restricción de las libertades en el país".

Poco antes, el derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, llamó a sus seguidores a concentrarse este lunes en "una ofensiva final", al tiempo que el gobierno de Micheletti procedía a la expulsión de funcionarios de la Organización de Estados Americanos (OEA) y advertía a Brasil con "medidas" en el marco del derecho internacional si no entregaba a Zelaya, quien permanece en la embajada en calidad de refugiado.

publicidad

Camino a la capital

Campesinos de diferentes zonas de Honduras empezaron este domingo a dirigirse hacia Tegucigalpa para estar el lunes en una gran manifestación de respaldo a Zelaya, de acuerdo con versiones del sacerdote Andrés Tamayo, un activista del movimiento a favor del presidente depuesto.

"Se ha hecho la convocatoria a nivel nacional, para que los campesinos y otros sectores se concentren en Tegucigalpa, y ya habían comenzado a salir algunos, para hacer más masivas las manifestaciones" en Tegucigalpa, dijo el religioso a un periodista de la AFP, en entrevista telefónica desde el interior de la embajada de Brasil.

Tamayo, junto a unas 60 personas, acompaña a Zelaya en la embajada de Brasil desde el pasado lunes, cuando el presidente derrocado regresó secretamente al país y se refugió en esa sede diplomática.

"Los campesinos se están moviendo individualmente (por transporte colectivo) porque si vienen en grupos o en un sólo vehículo son capturados en las carreteras por los retenes de la policía y el ejército", explicó.

Amenaza a medios

Dentro de las garantías constitucionales en suspenso, se incluye el cierre de medios de comunicación.

"Las medidas se imponen por los llamados públicos a la insurrección del señor Manuel Zelaya y para evitar afectar a las grandes mayorías de la población que no están comprometidas con los grupos de manifestantes violentos afines al ex presidente (derrocado)", afirmó el régimen interino en un comunicado difundido el domingo por radio y televisión.

publicidad

La medida destaca que se restringe "toda reunión pública no autorizada y la policía, con el apoyo de las fuerzas armadas, queda facultada a disolver cualquier reunión o manifestación no autorizada o, habiendo sido autorizada, que altere el orden público, la paz y la tranquilidad social".

También se impide la emisión de cualquier medio periodístico "que atente contra la paz, el orden público o que ofenda la dignidad humana, a los funcionarios públicos o atente contra la ley y las resoluciones gubernamentales".

El gobierno de Micheletti advirtió que suspenderá cualquier radioemisora, canal de televisión o sistema de cable que no cumpla las disposiciones.

Lula está molesto

Horas antes del anuncio de la imposición del Estado de Sitio, el presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva rechazó los 10 días que el gobierno de facto de Micheletti le dio para definir la situación de Zelaya en la embajada de Brasil en Tegucigalpa.

El gobierno de facto amenazó con adoptar "medidas adicionales" que no especificó si Brasil no cumple con el período establecido –de 10 días para quitarle la protección diplomática a Zelaya y entregarlo a las autoridades hondureñas- y también condicionó el retorno de embajadores extranjeros al país centroamericano después que se prohibió la entrada de un grupo de diplomáticos al país.

publicidad

Lula respondió en una rueda de prensa, en isla Margarita, Venezuela, a la posición comunicada por las autoridades de facto en Honduras, que "no acata ultimátum de golpistas" y luego calificó al presidente Roberto Micheletti como un "usurpador en el poder".

Zelaya opinó que el amparo concedido por el gobierno de Brasil "sólo protege al presidente legítimo hondureño y allana el diálogo por la democracia".

Lula apuntó que la solución "simple" sería que "los golpistas" salgan del palacio de gobierno y permitan el retorno de Zelaya para que convoque a elecciones.

Inquietud en Paris

El Gobierno francés denunció el lunes los "nuevos y graves" ataques contra las libertades públicas, previstos en el decreto del Gobierno interino de Honduras que suspende las garantías constitucionales en ese país.

Ese decreto de las autoridades de facto contiene importantes restricciones a "las libertades de circulación, reunión e información", declaró hoy a la prensa un portavoz del Ministerio galo de Exteriores.

Francia "deplora" también la expulsión de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) "que debía abrir la vía a un nuevo esfuerzo de mediación del secretario general de la OEA (José Miguel Insulza)" con vistas a poner fin a la crisis política hondureña.

publicidad

El Gobierno francés difundió una declaración en la que insta a las autoridades del Gobierno interino de Honduras a que respeten la "inviolabilidad de los locales diplomáticos" y condenó los "actos de intimidación" contra la sede de la embajada de Brasil en Tegucigalpa, en la que se refugia desde hace una semana el depuesto presidente, Miguel Zelaya.

Por todas estas razones, añadió el portavoz, Francia sigue con "gran preocupación" la evolución de la situación política en el país centroamericano.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad