publicidad

El histórico saludo de Obama y Raúl Castro en la Cumbre de las Américas

El histórico saludo de Obama y Raúl Castro en la Cumbre de las Américas

El esperado encuentro ocurrió poco antes del inicio de la ceremonia de inauguración. Los gobernantes se saludaron y estrecharon sus manos.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, inauguró este viernes por la noche la VII Cumbre de las Américas ante gobernantes y representantes de los 35 países del continente.

El momento más esperado del encuentro ocurrió poco antes de que comenzara la ceremonia, cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama y el gobernante de Cuba Raúl Castro se encontraron y charlaron brevemente.

Castro acudió acompañado por el canciller cubano Bruno Rodríguez. Junto a ellos también estuvo Ban Ki-moon, secretario general de la ONU.

"En la Cumbre de las Américas esta noche, Obama y Castro se saludaron y estrecharon sus manos", aseguró en un breve comunicado Bernadette Meehan, la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Un funcionario estadounidense describió la interacción como "informal" y agregó que "no hubo una conversación sustancial entre ambos líderes".

Lea: Diálogo histórico entre cancilleres

El evento se realiza en el Centro de Convenciones Atlapa de la capital panameña, en medio de un amplio operativo de seguridad. La ceremonia comenzó con mensajes del Papa Francisco "a través de su enviado Pietro Parolin" y de los secretarios generales de la OEA, José Miguel Insulza, y de la ONU, Ban Ki-moon.

"Esta Cumbre de Panamá tiene un contenido tan especial (...) Es la primera vez en la historia de las Américas que se reúnen en la misma mesa los 35 jefes de Estado y de Gobierno", afirmó en su discurso el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, al calificar la cumbre de "histórica".

publicidad

El foro ha sido calificado de histórico porque es la primera vez que Cuba participa en sus 21 años de historia.

A las 19:40 (hora local) se entonó el himno de Panamá para dar inicio al evento. Obama y Castro se sentaron en la segunda de tres filas, separados sólo por los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, en un estrado con las banderas de los 35 países del continente de fondo.

Entre el aplauso de los dignatarios, Insulza saludó el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos para la normalización de relaciones, anunciado el pasado 17 de diciembre. "El diálogo es el mejor camino para resolver las diferencias", subrayó.

Previamente, el presidente Juan Carlos Varela, acompañado de su esposa Lorena Castillo, recibió a cada uno de sus colegas y posaron para la foto oficial.

Algunos de los líderes llegaron sobre la hora, como el mandatario ecuatoriano Rafael Correa.

Poco después del ingreso del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se escucharon cacerolas desde los edificios cercanos al centro de convenciones.

Muchos de los venezolanos que han emigrado a Panamá, viven justamente en los edificios que rodean el lugar, por lo que aprovecharon la ocasión para protestar en contra del gobierno del mandatario con un "cacerolazo".

En imágenes: La VII Cumbre de las Américas en Panamá

publicidad

Este sábado Castro y Obama sostendrán una reunión bilateral, la primera entre un gobernante estadounidense y uno cubano desde 1956, cuando Dwight Eisenhower y Fulgencio Batista se reunieron en el mismo lugar, Ciudad de Panamá.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad