publicidad

Reclamaron cadáver de Arturo Beltrán Leyva "El Barbas"

Reclamaron cadáver de Arturo Beltrán Leyva "El Barbas"

El Ministerio Público entregó el cuerpo de Marco Arturo Beltrán Leyva "El jefe de jefes" a sus familiares para sus funerales.

Horas de espera

MEXICO - En punto de las 18:00 horas del viernes y después de cuatro horas y media de trámite el Ministerio Público de Cuernavaca, Morelos entregó el cuerpo de Marco Arturo Beltrán Leyva "El jefe de jefes" a sus familiares para sus funerales.

A dos días de que se iniciara el operativo de la Armada de México, para la captura del hermano mayor de los hermanos Beltrán Leyva, finalmente la familia tiene a su disposición los restos mortales de quien fuera uno de los capos más buscados del narcotráfico en Estado Unidos y México.

Al tiempo en que se retiraba el cortejo se registró un operativo conjunto de elementos de la Armada de México y la Policía Federal en una colonia Céntrica de Jiutepec, colindante con Cuernavaca, donde fueron detenidas tres personas, sin que se les haya identificado.

Los servicios funerarios de Beltrán Leyva, están a cargo de la agencia Hispoano-mexicana en cuya carroza fueron retirados los restos la tarde del viernes.

Hasta el momento se desconoce donde se realizarán los funerales del presunto narcotraficante también conocido  como " El Barbas" toda vez que el proceso de entrega de los restos se realizó con un profundo hermetismo.

Llegada sigilosa

A las 13: 30 horas del viernes, tres mujeres entraron sigilosas a la sede de la Procuraduría General de Justicia de Morelos para reclamar los restos mortales Beltrán Leyva muerto el miércoles pasado en un enfrenrtamiento con la Armada de México.

publicidad

Con anteojos oscuros y enfundadas en negro con ropa de calidad, ellas se acercaron a la caseta de seguridad y anunciaron "venimos a reclamar un cuerpo".

Los vigilantes les pidieron sus datos, los cuales propocionaron de manera discreta y se les permitió el ingreso casi de inmedato.

Cerca de ellas dos hombres con vestimenta estilo norteño observaban el ingreso de las mujeres, quienes sin mencionar palabra alguna avanzaron hacia el escritorio del Ministerio Público local.

Cinco minutos después salieron del edificio principal y cruzaron el estacionamiento para ingresar al Servicio Médico Forense, donde se identificaron y les acompañaba un empleado de la Procuraduría

Apenas unos minutos después comenzaron a escucharse gritos, lamentaciones y llanto. Las embargó el dolor y transcurrieron largos minutos en el mismo estado.

No hay duda, el cuerpo identificado como número 3, que los agentes clasificaron como el llamado "el Jefe de jefes", estaba reconocido y no fue necesaria una declaración formal ante la evidencia de los hechos.

Las mujeres siguieron con la diligencia, la más consternada era aquella de unos 40 años, que era abrazada y consolada por las otras dos, quienes se cubrían el rostro.

Entre tanto, agentes de la Polciía Ministerial se mantuvieron en  la acera de enfrente de la Procuraduría y al menos uno de ellos empuñando un arma larga.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad