publicidad
.

Muere famoso “botaniquero” de East Harlem  logo-noticias.6bcb5218ff723b3...

Muere famoso “botaniquero” de East Harlem

Muere famoso “botaniquero” de East Harlem

El Barrio está de luto. La comunidad puertorriqueña y latina se cimbró con el fallecimiento de don Jorge Vargas, propietario de la Botánica Justo

El Barrio está de luto. La comunidad puertorriqueña y latina se cimbró con el fallecimiento de don Jorge Vargas, propietario de la Botánica Justo, un colorido negocio que se convirtió en el icono de la lucha contra la gentrificación en el vecindario.

Don Jorge, quien murió a los 69 años y se identificaba como un “botaniquero”, recibirá el último adiós el jueves de 3:00 p.m. a 9:00 p.m. en la Funeraria Ortiz, situada en 204 del este de la calle 116.

La familia no respondió de inmediato acerca de la causa de la muerte y el futuro de la botánica, pero amigos cercanos esperan que no se cierre.

El vibrante negocio fue fundado en 1930 por Justo Vargas, el padre de don Jorge, y por su abuela Esmeralda. Con un estilo desenfadado y sin dejar de fumar, el experto en medicina tradicional contaba a sus clientes cómo su familia sobrevivió a la Gran Depresión vendiendo rosarios y medallas de santos que animaban a no perder la esperanza.

Don Jorge Vargas
Don Jorge Vargas

La vendimia de objetos religiosos en las calles de El Barrio resultó exitosa y la familia Vargas estableció la botánica en la calle 104 y la Avenida Lexington; sin embargo, a finales de 2013 el emblemático negocio fue obligado a mudarse a las inmediaciones de la calle 107 cuando ya no pudo pagar el incremento de alquiler a los nuevos dueños del edificio. Más tarde, un 7-Eleven abrió en el sitio.

El acontecimiento pronto se convirtió en un estandarte de la lucha contra la gentrificación en East Harlem.

“Es una pena tan grande. Se nos fue un buen amigo”, dijo María Campos, una puertorriqueña que compró veladoras y fragancias en la Botánica Justo por varios años. “Siempre fue la farmacia del vecindario. Aquí se encontraba de todo. Ya no hay negocios como este”.

publicidad

El cineasta Andrew J. Padilla, creador del documental de 30 minutos “ El Barrio Tours: Gentrification in East Harlem”, lamentó la muerte del “botaniquero”.

"La Botánica Justo fue forzada a salir de la calle 104 después de 58 años de servir a East Harlem, demostrado así el poder de los propietarios de la tierra en Nueva York, pero a capacidad de Jorge para reubicar el negocio a sólo 3 cuadras de distancia y volver a servir El Barrio durante 3 años más nos recordó el poder de la comunidad", dijo Padilla. "No vamos a permanecer en El Barrio apelando a la conciencia de nuestros líderes políticos o propietarios de la tierra. Vamos a permanecer amando y apoyando nuestros vecinos, día a día, como hico Jorge y su tienda por mas de 80 años".

Don Jorge Vargas disfrutaba presumir su amistad con Marc Anthony y Jennifer López. Sus fotografías con las celebridades llamaban la atención de inmediato al entrar al negocio, pero siempre guardó con recelo los secretos de la afamada pareja.

Fotos de Marc Anthony y JLo
Fotos de Marc Anthony y JLo

La gentrificación en El Barrio habría disminuido las ventas de la Botánica Justo, pero don Jorge intentó hacer frente a la situación recurriendo a las nuevas tecnologías, como abrir una cuenta en Twitter.

La socióloga argentina Anahí Viladrich, de Queens College, ha estudiado por años el rol de las botánicas en Nueva York como dispensarios locales que ofrecen curación y servicios religiosos a inmigrantes latinos. Se calcula que en la ciudad existen unos 300 negocios, según un censo no oficial realizado hace 10 años, pero actualmente no hay una cifra exacta.

Viladrich dijo que la muerte de Vargas podría ser una metáfora de la extinción de las botánicas en Manhattan, que se han ido con el desplazamiento de la comunidad latina.

publicidad

"La muerte de don Jorge podría represantar la desaparición de estas farmacias invisibles en el condado", comentó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad