publicidad

Caza de serpientes pitón acabó con 106 ejemplares capturados

Caza de serpientes pitón acabó con 106 ejemplares capturados

El programa de caza de serpientes pitón que se desarrolló en el Parque Nacional de los Everglades de Florida se cerró con 106 ejemplares capturados.

Serpiente pitón en los Everglades

El programa de caza de serpientes pitón que se desarrolló durante un mes en el Parque Nacional de los Everglades de Florida se cerró con 106 ejemplares capturados, informó hoy la Comisión para la Conservación de la Fauna y la Pesca (FWC) del estado.

En esta edición del programa, que busca reducir la presencia de estos reptiles invasores en esta zona del sur del estado y que se celebró entre el 16 de enero y el pasado 14 de febrero, la serpiente más larga que se logró capturar fue de 15 pies de largo.

El cazador de este ejemplar, Bill Booth, procedente de Sarasota, al norte del estado, y su equipo se hicieron además con otra treintena de ejemplares.

En la edición de este año se registraron más de mil personas de 29 estados del país y que en esta ocasión contaron con la ventaja de poder desplazarse por una extensión mayor de terreno que en la primera prueba, en 2013 y en la que se cazaron 68 ejemplares.

Además de la mayor extensión de terreno, los cazadores contaron con la ventaja de las frías temperaturas que se vivieron durante varios días en el sur de Florida, lo que llevó a que los reptiles salieran a las carreteras y a tomar el sol.

La FWC organiza el concurso Python Challenge para reducir la presencia de serpientes pitones birmanas que pueden alcanzar los 26 pies de largo y está arrasando la fauna autóctona del delicado ecosistema de los Everglades.

publicidad

Las serpientes pitón han hecho que en algunas áreas de los Everglades la población de mamíferos como ratones de campo, comadrejas, mapaches o conejos haya descendido hasta un 99 % y se teme que acabe con buena parte de la fauna salvaje de un ecosistema en el que se invierten millones de dólares para mantenerlo y protegerlo.

Se cree que las pitones birmanas constrictor, naturales de China, India y Malasia, llegaron a los Everglades al ser liberadas a propósito por personas que las tenían como mascotas o involuntariamente tras el paso del huracán Andrew en 1992.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad