publicidad
La telemedicina no es un concepto nuevo pero algunos avances tecnológicos la han vuelto más accesible.

¿Su teléfono tiene cámara? En menos de cinco minutos puede verse con un doctor

¿Su teléfono tiene cámara? En menos de cinco minutos puede verse con un doctor

La empresa más grande de telemedicina en Latinoamérica, Mediconecta, está expandiendo sus servicios a hispanos de Estados Unidos, un sector desatendido por el sector de la salud, que se enfrenta a barreras económicas y culturales.

La telemedicina no es un concepto nuevo pero algunos avances tecnológico...
La telemedicina no es un concepto nuevo pero algunos avances tecnológicos la han vuelto más accesible.

Felipe Maqueda viste una bata blanca y lleva un estetoscopio alrededor del cuello por costumbre, porque en realidad en estos turnos no examina a nadie. Él diagnostica y trata a sus pacientes a través de su laptop.

Desde hace más de un año el doctor mexicano forma parte de Mediconecta la red de medicina a distancia, o telemedicina, más grande de América Latina que actualmente sirve a más de dos millones de personas en Costa Rica, Venezuela, Chile, Ecuador, Perú, México y Estados Unidos.

La pantalla se divide entre videos, chats, exámenes e historias médicas. Diariamente escucha atento todo tipo de dolencias en sesiones que duran entre 20 minutos y una hora, algunas de las cuales se le han quedado en la memoria. “Recuerdo a una paciente que fue mordida por un perro y que tenía miedo de contraer rabia. Se conectó muy preocupada porque había leído que se trataba de una enfermedad mortal. También a un joven que tenía miedo de ir al médico del barrio. Sospeché que tenía cáncer de colon y al final los estudios confirmaron el diagnóstico”, dijo a Univision Noticias el especialista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Desde hace unos meses, colegas de Maqueda también están atendiendo en español a pacientes hispanos en Estados Unidos. Si ingresa a la página de internet de Mediconecta desde Miami, puede ser recibido con una publicidad que dice: “¿Eres venezolano y vives en el exterior? Habla con doctores en Venezuela cara a cara por videoconferencia. Sin cita, sin espera. Por tan solo 15 dólares mensuales”.

publicidad

Daniel Silberman, quien fundó la red en Miami en 2011 junto a Salomon Simkins, comentó a Univision Noticias que con esta expansión buscan trasladar el conocimiento que tienen del mercado latinoamericano a los inmigrantes en territorio estadounidense.

Felipe Maqueda: "En México y en algunos otros países se nos inculca...
Felipe Maqueda: "En México y en algunos otros países se nos inculca la empatía y eso lo reconocen los pacientes".

“Para mucha gente, sobre todo para hispanos de primera generación, la posibilidad de tener un médico en su país de origen es atractiva. Tenemos un programa piloto y hemos hecho varios estudios de mercado que hasta el momento nos han mostrado que es una idea diferenciadora”, señaló.

En el área de la salud los hispanos en este país tienen muchos retos: uno de cada cuatro no tiene seguro médico, el acceso a los servicios es deficiente y estudios recientes han demostrado que es poco usual que los hospitales cuenten con intérpretes que les permitan entender a los pacientes que no son bilingües.

Para Maqueda a los hispanos también les cuesta acostumbrarse a las diferencias en la atención. “La medicina de otros países, como Estados Unidos, es una medicina tecnificada, en la que muchas veces tratan a las enfermedades, no a los pacientes. Creo que en México y en algunos otros países se nos inculca la empatía y eso lo reconocen los pacientes. Quieren un médico que les trate bien cuando se encuentran en un estado vulnerable y de malestar”, comentó a través de la pantalla.

Mediconecta también está operando a la inversa. Un grupo reducido de doctores en Estados Unidos están atendiendo pacientes en Latinoamérica y otras partes del mundo “en una interacción en tiempo real, sin necesidad de viajar para consultar un experto, lo que sería muy caro”, añadió Silberman. Además están trabajando para ofrecer planes comunes que reflejen la realidad de muchas familias latinoamericanas, donde los miembros viven en distintos países y no todos tienen seguro médico o acceso a servicios de salud.

¿Cómo funciona una cita?

Doctores en Estados Unidos también están atendiendo pacientes en Latinoa...
Doctores en Estados Unidos también están atendiendo pacientes en Latinoamérica de manera virtual.

La red de casi 50 doctores utiliza su propia plataforma para realizar las conversaciones de video en vivo, una especie de skype que puede descargarse en teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras. Cuando el paciente se registra debe esperar en promedio cinco minutos antes de ser atendido por un doctor, que empieza la consulta haciendo preguntas sobre los síntomas.

“Cada enfermedad tiene datos que las distinguen una de otra. Por ello, el diagnóstico a distancia empieza con un interrogatorio. Con consentimiento del paciente, a veces también le pedimos que nos muestren ciertas lesiones a través de la cámara: patologías dermatológicas, algunas enfermedades de transmisión sexual o, por ejemplo, si existe alguna lesión traumática”, describe Maqueda.

publicidad

Los doctores que integran Mediconecta pueden escribir órdenes de estudios médicos y de laboratorio y también recetar medicamentos en sus respectivos países. La mayoría son médicos generales pero recientemente se han incorporado algunos pediatras, psicólogos, nutricionistas y especialistas en planificación familiar y salud sexual. En ciertos casos remiten a los pacientes a médicos que los puedan ver de manera presencial para que hagan el seguimiento.

La avanzada de la telemedicina

La telemedicina no es un concepto nuevo – en Estados Unidos sus inicios datan de los programas espaciales–, pero algunos avances tecnológicos la han vuelto más accesible: mayor acceso a teléfonos celulares con internet, mejor resolución en las cámaras de video, historias médicas electrónicas más completas.

Algunas de las áreas más rurales del mundo están siendo atendidas en la actualidad de esta manera que, según sus impulsores, disminuye los costos de la medicina y facilita el seguimiento de los pacientes después de las consultas. En 2010, Obamacare (el Affordable Care Act) la hizo una prioridad, lo que ha significado que en algunos estados las consultas de telemedicina sean cubiertas por Medicare.

Para los pacientes, también tiene ventajas como la conveniencia, el ahorro, facilidad para obtener medicamentos de prescripción y frecuencia de comunicación, según una encuesta realizada en Estados Unidos por la compañía Harris Poll, que fue publicada en mayo.

Alex Farcet, cofundador de Startupbootcamp, Daniel Silberman de Medicone...
Alex Farcet, cofundador de Startupbootcamp, Daniel Silberman de Mediconecta y Christian Seale, del Startupbootcamp Digital Health de Miami.

Para Maqueda, sin embargo, en el caso específico de los usuarios hispanos el completo anonimato juega un rol fundamental en por qué Mediconecta, que fue seleccionada en agosto como una de las empresas más innovadoras del sector de la salud en el mundo por el Startupbootcamp Digital Health en Miami, ha crecido más de 300% en los últimos dos años. “Es muy fácil hacer click y preguntar. Si se acercan al servicio es porque tal vez no quieren ser vistos, ni revisados, pero sí asesorados. Es más fácil contarle al médico a distancia lo que te sucede. A veces creo que puede ser cuestión de no ser estigmatizados en sus localidades”, dice.


El año pasado más de 15 millones de estadounidenses recibieron algún tipo de atención médica de forma remota, según la American Telemedicine Association, un ente comercial, que espera que los números crezcan un 30% este año.

Silberman considera que algo similar ocurrirá en la población hispana: “el acceso a la salud es un tema complejo, especialmente si no tienes los recursos o no estás asegurado, pero casi cualquier persona tiene internet”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad