publicidad

Policía y manifestantes se enfrentan durante protesta contra oleoducto en Dakota del Norte

Policía y manifestantes se enfrentan durante protesta contra oleoducto en Dakota del Norte

Una transmisión en directo del incidente fue publicada en Facebook Live por Kevin Gilbertt, quien aseguró que los manifestantes están atrapados en un puente y se ven obligados a soportar gases lacrimógenos.

Policía y manifestantes se enfrentan durante protesta masiva contra oleoducto en Dakota del Norte /Univision

La policía y un grupo de manifestantes que protestan para detener un proyecto de oleoducto que atraviesa tierras sagradas para los nativo-americanos de Dakota del Norte (Dakota Access Pipeline), se enfrentaron el domingo por la noche cerca del sitio de la tubería Dakota Access, con al menos una persona detenida.

La Oficina del Sheriff del Condado de Morton calculó que uno 400 manifestantes estaban tratando de superar el puente en la carretera estatal 1806 en lo que ellos llamaron "un disturbio continuo". La policía había formado una línea para impedir su movimiento.

El choque se produjo en el puente de Backwater, cerca de donde los manifestantes habían instalado un campamento en una propiedad privada del desarrollador de gasoductos, Energy Transfer Partners, antes de que fueran expulsados por la fuerza en octubre.

Por su parte, los manifestantes denunciaron que se encontraban atrapados en el puente mientras la policía de Dakota del Norte disparaba gases lacrimógenos y balas de goma contra ellos. Según los informes, oficiales también desplegaron cañones de agua en los manifestantes bajo temperaturas de congelación y usan dispositivos de sonido LRAD.

Una transmisión en directo del incidente fue publicada en Facebook Live por Kevin Gilbertt, quien aseguró que los manifestantes están atrapados en un puente y se ven obligados a soportar gases lacrimógenos.

"Las opciones son soportar el gas lacrimógeno o pisotearse entre sí", dijo Gilbertt, agregando que otros manifestantes están acudiendo con mantas para ayudar a los atrapados.

El pasado 15 de noviembre Maina Kiai, experto en derechos humanos de la ONU, denunció que la Policía de Estados Unidos ejerció un uso excesivo de la fuerza contra manifestantes que intentaban detener un proyecto de oleoducto que atraviesa tierras sagradas para los nativo-americanos de Dakota del Norte.

El proyecto de oleoducto de 1,890 kilómetros, que está diseñado para transportar crudo a una refinería cerca de Chicago, ha generado una gran controversia a medida que los trabajos de construcción se acercan al río Misuri, considerado sagrado por la tribu Sioux de la reserva Standing Rock.

publicidad

Durante ese incidente los manifestantes se enfrentaron a balas de goma, gases lacrimógenos y granadas de compresión mientras trataban de proteger los cementerios y otros sitios sagrados de la tribu de Sioux y denunciaban la posible amenaza para la calidad del agua potable si se sigue adelante con la obra, explicó el experto en un comunicado.

Algunas de las 400 personas detenidas durante las manifestaciones, celebradas a finales de octubre, han sufrido "condiciones inhumanas y degradantes" por parte de la Policía, expresó el relator especial sobre el derecho a la libertad de reunión y asociación pacíficas.

Aunque el relator keniano reconoció la validez de los informes que señalaban que algunas protestas se habían vuelto violentas, también enfatizó que la respuesta de las autoridades debía ser "estrictamente proporcional y no afectar a los manifestantes pacíficos".

El llamamiento de Kiai ha sido secundado por otros expertos de la ONU, como la relatora especial sobre los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, que pidió que se detuvieran las obras el pasado septiembre.

En fotos: Policía y manifestantes se enfrentan durante protesta contra oleoducto en Dakota del Norte

En fotos: Policía y manifestantes se enfrentan durante protesta contra oleoducto en Dakota del Norte
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad