publicidad
Un mensaje de solidaridad para la familia del imán Maulama Akonjee en la ventena de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid, en Queens.

Regresa al tribunal el hispano acusado de asesinar a un imán y a su colaborador en Queens

Regresa al tribunal el hispano acusado de asesinar a un imán y a su colaborador en Queens

Asav Uddin, presidente de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid, dijo que los amigos cercanos del imán Akonjee se manifestarán hoy durante la aparición de Oscar Morel en la corte criminal.

Un mensaje de solidaridad para la familia del imán Maulama Akonjee en la...
Un mensaje de solidaridad para la familia del imán Maulama Akonjee en la ventena de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid, en Queens.

MANHATTAN, Nueva York.- El reclamo de justicia no cesa en el vecindario de Ozone Park, Queens a dos meses de los asesinatos del imán Maulama Akonjee y su colaborador Thara Uddin.

Los líderes religiosos de la mezquita Al-Furqan Jame Masjid aún sostienen que Oscar Morel actuó motivado por el odio, aunque la Oficina de Información Pública de la Policía volvió a precisar que hasta ahora “no hay evidencia de que se trate de un crimen de odio por etnicidad o religión”.

“Acudiremos a la corte criminal de Queens todo lo que dure el juicio. No daremos un paso atrás en nuestra lucha por justicia, estaremos velando para que las muertes de nuestros amigos no se olviden”, dijo Asav Uddin, presidente de la mezquita, quien no tiene parentesco con Thara Uddin.

La próxima aparición de Morel en la corte criminal de Queens está pautada para este martes, 18 de octubre ante el juez Gregory Lasak, una veterano magistrado de 63 años que ha servido en el sistema de justicia penal de la ciudad por casi tres décadas, según informó la oficina de prensa del sistema de cortes.

Esperanzados en el juez Lasak

El sábado 13 de agosto, Maulama Akonjee, de 55 años y su amigo Thara Uddin, de 64 años fueron baleados a la 1:50 de la tarde cerca de la calle 79 y la avenida Liberty, cuando caminaban a sus casas después de orar en la mezquita Al-Furqan Jame Masjid.

La policía arrestó a Oscar Morel en relación con los asesinatos, aunque se declaró “no culpable” en su última aparición en la corte, el primero de septiembre. Para entonces su abogado, Michael Schwed, le pidió al juez que le concediera el beneficio de libertad bajo fianza, pero le fue denegado luego de que los fiscales reclamaran que existen varias pruebas en su contra.

publicidad

Los líderes religiosos de Queens dijeron que han depositado su esperanza de justicia en el magistrado Lasak, quien sirvió como asistente del Fiscal de Distrito en cientos de casos de homicidio, hasta que en 2004 fue electo como juez de la corte criminal.

El magistrado Lasak supervisó varios casos conocidos como asistente del fiscal, incluyendo el ataque racial ocurrido en Howard Beach el 20 de diciembre de 1986, cuando un grupo de adolescentes blancos atacaron a tres trabajadores afroamericanos. Ese mismo año logró la condena de los dos acusados de ejecutar al oficial de policía John Scarangella. En 1995 consiguió condenas por el asesinato de seis personas en College Point, que era considerada la mayor matanza masiva en la Ciudad de Nueva York. También supervisó el caso de la masacre de cinco personas en un restaurante Wendy’s en Flushing, ocurrido en mayo de 2000.

“Somos afortunados de que un juez tan experimentado lleve el caso”, dijo Uddin. “Estamos seguros de que Oscar Morel recibirá la condena que merece, aunque seguimos creyendo que debe enfrentar cargos por crimen de odio”.

Badrul Khan, asesor principal de la mezquita, coincidió con Uddin.

“Sentimos consuelo, es muy bueno que un juez que supervisó los casos más importantes de la ciudad ahora está a cargo de este caso. El juez Lasak nos dio esperanza cuando le negó a Morel la libertad bajo fianza”, expresó.

publicidad

A Morel, de 36 años, se le imputan cinco cargos: uno de asesinato en primer grado, dos de asesinato en segundo grado y dos de posesión criminal de un arma. De ser declarado culpable, se enfrenta a cadena perpetua sin libertad condicional.

En la última aparición de Morel en la corte criminal, su abogado Michael Schwed dijo que contrató a un investigador privado argumentando que la policía "plantó evidencias" en contra de su cliente.

Sin embargo, el asistente del fiscal, Peter Lomp, dijo al magistrado Lasak que había “amplia corroboración de la participación del acusado en este caso”, incluyendo el vídeo de vigilancia y un revólver Taurus calibre .38 recuperado de la casa de Morel.

Schwed no respondió a varias solicitudes de comentarios acerca del estatus de la investigación independiente.


Un día después, le toca el turno a Galvez

El colombiano Yonatan Galvez-Marín, acusado de apuñalar fatalmente a la abuela musulmana Nazma Khanam, está citado en la corte criminal un día después que Morel, el 19 de octubre.

Galvez-Marin, de 22 años, enfrenta cargos por homicidio en segundo grado, robo en primer grado y posesión criminal de un arma en cuarto grado. La Fiscalía de Queens dijo que al hispano se le denegó el derecho a fianza.

Khanam, de 67 años, fue asesinada el 31 de agosto en un intento de robo, según el reporte policial. La comunidad musulmana también pide que el caso se clasifique como un crimen de odio.

publicidad

“Continuaremos haciendo protestas y llamado a los funcionarios electos para que escuchen nuestro reclamo de justicia. Estos actos violentos deben castigarse como crímenes de odio”, dijo Uddin.

Vea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad