publicidad
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

Fiscalía brasileña pide al Supremo investigar a Rousseff y a Lula por obstrucción a la justicia

Fiscalía brasileña pide al Supremo investigar a Rousseff y a Lula por obstrucción a la justicia

El fiscal general Rodrigo Janot quiere iniciar una averiguación contra la presidenta, el exmandatario y el abogado del Estado por impedir el proceso judicial contra los implicados en corrupción en Petrobras.

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil
Dilma Rousseff, presidenta de Brasil

La Fiscalía brasileña solicitó abrir una investigación a la presidenta del país, Dilma Rousseff, por supuesta obstrucción a la Justicia, según publicaron los principales medios nacionales en la noche del martes, y confirman este mismo miércoles el propio ministerio público, en un nuevo giro de la profunda crisis política que sacude al gigante sudamericano.

De acuerdo con las informaciones de Globo, Folha de Sao Paulo y Estadao, el fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, solicitó a la corte suprema la apertura de una investigación a Rousseff, que enfrenta un proceso de impeachment, así como a su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva señaló, un despacho de AFP.

publicidad

La Fiscalía también ha pedido autorización a la justicia para investigar a la presidenta brasileña por asuntos asociados al escándalo en la estatal Petrobras, confirmó ese organismo este miércoles, según cita la agencia Efe y el diario O Globo .

La petición fue dirigida al Tribunal Supremo y se basa en sospechas de que Rousseff, junto con su antecesor y el actual abogado general del Estado, José Eduardo Cardozo, intentaron obstruir la acción de la justicia en las investigaciones sobre las corruptelas en la estatal petrolera.

Janot sospecha que Lula participó en la compra de silencio del exdirector de Petrobras Néstor Cerveró, según información del diario español El País.

El fiscal general pidió también al Supremo que investigue al exmandatario por formar parte de la trama corrupta que operó durante años en el caso Petrobras. Si el Supremo acepta la denuncia, Lula estará oficialmente imputado, por primera vez, en el escándalo de corrupción en Petrobras.

Para la Fiscalía, el nombramiento de Lula como ministro jefe del gabinete de su sucesora pudo tener como objetivo "desordenar" las investigaciones sobre el expresidente que llevaba a cabo el magistrado de primera instancia Sergio Moro, convertido ahora en un símbolo de la lucha anticorrupción.

El propio Moro divulgó horas después del nombramiento oficializado el 16 de marzo una conversación grabada entre Rousseff y su antecesor, que según la Fiscalía podría ser un indicio de los motivos reales de la designación.

publicidad

La presidenta siempre ha asegurado, sin embargo, que invitó a Lula a su gobierno por motivos estrictamente políticos en un momento de estampida de aliados.

La entrada de Lula en el gobierno fue bloqueada poco después por el Supremo Tribunal Federal (STF) debido a una posible obstrucción a la justicia denunciada por la oposición. La corte suprema todavía no ha tomado una decisión al respecto.

El fiscal además quiere investigar al ministro de Comunicación Social Edinho Silva, al ministro de Asuntos Políticos, Ricardo Berzoini, y a Jaques Wagner, quien encabeza la oficina de la presidenta, Dilma Rousseff, indicó la oficina de prensa de la cortereferida por AP.

Pero no solo las investigaciones recaen en personas del gobernante Paretido de los Trabajadores. Janot también pidió al máximo tribunal del país que autorice una investigación al candidato presidencial opositor Aecio Neves por su presunta participación en la red de corrupción en Petrobras. Neves perdió las elecciones ante Rousseff en 2014 por escaso margen.

De acuerdo con la ley brasileña, la Corte Suprema debe autorizar cualquier investigación de altos funcionarios del gobierno y legisladores. El máximo tribunal también debe autorizar o no cualquier juicio a esas autoridades.

Janot basó su solicitud en los testimonios emitidos por el senador Delcidio do Amaral en un acuerdo extrajudicial, luego de que se vio envuelto en la creciente pesquisa por corrupción.

publicidad

El testimonio de Amaral también llevó a Janot a solicitarle a la Corte Suprema que investigara a Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados, bajo cargos de corrupción y lavado de dinero.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad