publicidad
Yvonne Baldelli y Brian Brimager

Exmilitar de EEUU descuartizó a su novia y ocultó los restos en Panamá

Exmilitar de EEUU descuartizó a su novia y ocultó los restos en Panamá

Un ex miembro de los Marines aceptó en una corte de San Diego, California, que descuartizó a su novia y la enterró en una isla de Panamá.

El exmilitar Brian Karl Brimager, de 37 años, se declaró hoy culpable de asesinar a su novia Yvonne Lee Baldelli, desmembrar su cuerpo y deshacerse de los restos en una isla panameña en 2011, informó la cadena de televisión CBS.

Ante una corte federal en la ciudad californiana de San Diego, Brimager admitió hoy su culpabilidad por los cargos de homicidio en segundo grado, después de que en abril del año pasado se declarara no culpable de homicidio en primer grado.

Brimager se encuentra bajo custodia de las autoridades estadounidenses desde junio de 2013 por el asesinato de Baldelli y por los cargos de obstrucción a la justicia, falso testimonio y falsificación de documentos.

Según la investigación de las autoridades, el acusado mató a la que era su pareja, Yvonne Baldelli, en torno al 26 de noviembre de 2011, posteriormente la descuartizó y por último se deshizo de los restos en una zona selvática de la isla Carenero, en el archipiélago panameño de Bocas del Toro.

Yvonne Baldelli y Brian Brimager
Yvonne Baldelli y Brian Brimager

Durante el tiempo que Baldelli estuvo desaparecida, el exmilitar defendió que la mujer se había mudado a Costa Rica con otro hombre y orquestó una elaborada coartada para engañar a las autoridades, que incluyó mandar correos electrónicos haciéndose pasar por la víctima o viajar hasta Costa Rica para retirar dinero de la cuenta bancaria de Baldelli.

Finalmente, unos restos humanos hallados en la isla Carenero fueron analizados y su ADN cotejado con el de los familiares de Baldelli, lo que confirmó que se trataba de la joven desaparecida.

Brimager y Baldelli habían comenzado su relación sentimental en 2009 cuando residían en Dana Point, en el sur de California, y en septiembre de 2011 decidieron mudarse a Panamá.

publicidad

De acuerdo con los hallazgos de la investigación, desde Panamá Brimager estaba en contacto con otra mujer, "K.W.", y hacía planes para establecerse con ella en Estados Unidos.

En esos correos electrónicos nunca mencionó a su novia, que por entonces ya sufría maltrato físico por parte del antiguo marine.

Tras asesinar a Baldelli y hacer todo lo posible para encubrir el crimen, Brimager regresó en diciembre a California para casarse con K.W., pero en marzo de 2012 el FBI comenzó a interrogarle para averiguar qué había sucedido con su novia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad