publicidad
Sean Spicer ha dicho que para Trump, las cifras de empleo “pueden haber sido falsas en el pasado, pero son muy reales ahora”. Parece que él utiliza el mismo razonamiento para atacar hoy a la CBO, entidad los republicanos elogiaron en el pasado.

La Casa Blanca ataca a la Oficina de Presupuesto del Congreso que Trump usó por años para criticar a Obama

La Casa Blanca ataca a la Oficina de Presupuesto del Congreso que Trump usó por años para criticar a Obama

El Detector de Mentiras le muestra como los políticos y sus allegados desacreditan o elogian a una misma institución según vean afectados sus propios intereses.

Sean Spicer ha dicho que para Trump, las cifras de empleo “pueden haber...
Sean Spicer ha dicho que para Trump, las cifras de empleo “pueden haber sido falsas en el pasado, pero son muy reales ahora”. Parece que él utiliza el mismo razonamiento para atacar hoy a la CBO, entidad los republicanos elogiaron en el pasado.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) reportó este lunes que que la propuesta de los republicanos para reformar el sistema de salud y reemplazar Obamacare provocaría que 14 millones de personas perdieran su cobertura médica en 2018, cifra que aumentaría a 24 millones para el año 2026.

La Casa Blanca ha estado criticando a la CBO desde antes de este informe, presuntamente anticipando las negativas cifras. En los últimos días el director de la Oficina de Administración y Presupuesto y el jefe de Prensa de la Casa Blanca han lanzado ataques contra el organismo, al que acusan de proveer información imprecisa.

Pero los ataques del actual gobierno contra la CBO contrastan con el uso que el presidente Trump hizo de sus proyecciones en el pasado. Cuando se trataba del Affordable Care Act, la ley de salud asequible conocida como Obamacare, la Oficina de Presupuesto del Congreso le fue útil a Trump para increpar al gobierno de Barack Obama.

Hoy desacreditan a la CBO

Aunque el presidente Donald Trump ha permanecido mayormente en silencio en las últimas semanas, varios de sus portavoces y miembros de su equipo cercano de trabajo se han mostrado muy hostiles contra la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Esta institución fue creada en 1974, como una agencia especializada y no partidista para proveer al Congreso de información económica y presupuestaria profesional.

El pasado jueves, en su habitual rueda de prensa diaria, el jefe de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, le quitó importancia a lo que iba a decir la CBO, porque, según él, sus estimaciones no son correctas.

publicidad

“Si estás usando a la CBO para precisión, es mejor que busques en otro lado. Sus estimaciones quedaron muy, muy lejos la última vez en cada aspecto de cómo anotaron y proyectaron Obamacare”, dijo Spicer.

Para empezar, lo que dice Spicer es falso. Según la plataforma de verificación FactCheck.org, la CBO estimó correctamente el porcentaje de personas menores de 65 años que no tendrían seguro médico, aunque se equivocó (como ha señalado el gobierno de Trump) en el número de personas que lo obtendrían a través de seguros privados.

Relacionado
Paul Ryan, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, exp...
Unas 14 millones de personas perderán su seguro en 2018 si es reemplazado Obamacare
La Casa Blanca salió al paso del informe del ente no partidista del Congreso al discrepar "profundamente" con sus estimaciones. Los demócratas, por su parte, dijeron que los republicanos deben retirar el proyecto de ley, que es la primera iniciativa legislativa de envergadura del presidente Donald Trump.

Spicer no fue el único en atacar a la oficina no partidista. El director de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, ironizó este martes en MSNBC que la CBO había anticipado un día soleado y caliente en Washington DC, cuando en realidad estaba nevando.

Antes, Trump la usó para atacar a Obama

Las numerosas críticas contra la Oficina de Presupuesto del Congreso distan mucho del uso que republicanos, incluyendo al propio Trump, dieron a esta agencia en el pasado, cuando sus proyecciones eran negativas para el gobierno de Obama.

Entre 2011 y 2014, Trump repetidamente a través de su cuenta de Twitter, se basó en reportes de la oficina para criticar el rendimiento de la economía bajo el gobierno de los demócratas. Incluso al tratarse de Obamacare, Trump se basó en datos de la entidad.

“Felicitaciones al Pres. Obama y los Demócratas. La CBO ha TRIPLICADO su estimado de horas de trabajo perdidas debido a Obamacare”, escribió en febrero de 2014. “CBO ahora estima que más de 2.5 millones perderán sus empleos directamente debido a Obamacare. REVÓQUENLO ahora antes de que sea demasiado tarde”, añadió en abril de 2014.

“Felicitaciones a Obama & Demócratas. CBO acaba de anunciar que Obamacare falló en su objetivo de no asegurados por la mitad y que el programa cuesta $700 mil millones extra”, indicó el presidente en julio de ese mismo año.

La CBO también le fue útil a Trump para atacar a Obama por números negativos de crecimiento económico, desempleo y gasto público.

Pero Trump no ha sido el único que utilizó los datos de la oficina a conveniencia. El Comité Nacional Republicano, dirigido en ese entonces por Reince Priebus y con Sean Spicer como director de Comunicaciones, publicó un informe en diciembre de 2014 con distintas cifras negativas de la economía, en el cual la CBO es usada como referencia en nueve ocasiones.

No es la única institución atacada

El gobierno de Trump, con menos de dos meses en el poder, ya ha mostrado su rechazo a diversas organizaciones e instituciones que critican o rechazan sus políticas. Desde los medios de comunicación, a los demócratas, republicanos críticos, el sistema electoral y las agencias de inteligencia, la Casa Blanca no ha sido tímida en expresar su rechazo.

publicidad

Sin embargo, en días recientes hay una institución a la que han estado abrazando, luego de años de desacreditarla. La Oficina de Estadísticas Laborales, encargada de las cifras de empleo, se ha convertido en la favorita de Trump. El cambio de opinión ha sido tan evidente que el propio Spicer lo tomó con risa en una rueda de prensa, en la que aseguró que para Trump, los números de empleo “pueden haber sido falsos en el pasado, pero son muy reales ahora”.

En efecto, Trump ha celebrado las cifras oficiales que indican que en febrero de 2017 se crearon 235,000 empleos y que el desempleo cayó a 4.7%. Hasta hace poco, consideraba las mismas cifras oficiales un “ fraude completo”, que las cifras eran “ falsas”, y que estaban “ manipuladas”.

En fotos: el Affordable Care Act (ACA), la ley de salud conocida como Obamacare, desde su aprobación hasta hoy
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad