publicidad

La violación no será una enfermedad preexistente, aclaramos este y otros rumores acerca de Trumpcare

La violación no será una enfermedad preexistente, aclaramos este y otros rumores acerca de Trumpcare

Bajo el proyecto de ley que promueven los republicanos, sufrir un abuso sexual no se considerará una condición preexistente pero los problemas de salud física o mental generados por el episodio sí, lo que significa que las aseguradoras podrían cobrar primas más caras a la víctima. Analizamos los detalles de la legislación que busca sustituir Obamacare y perjudica a los más débiles.

No, Trumpcare no disminuirá los costos de los servicios de salud Univision

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó el 4 de mayo una nueva versión del plan de salud del presidente Donald Trump, el American Health Care Act (AHCA), también conocido como Trumpcare, que busca sustituir a la ley vigente: el Affordable Care Act (ACA), que es lo mismo que Obamacare.

El proyecto de ley elimina el mandato obligatorio establecido por el ACA por el cual las personas están obligadas a tener seguro de salud si no quieren pagar una multa, deroga la obligación de las empresas de proveer cobertura a sus empleados y plantea el fin de la expansión de Medicaid en 2020, entre otros cambios.

Al calor de la discusión política, han surgido muchos rumores en torno al plan. La cobertura de enfermedades preexistentes, así como la posibilidad de que el abuso sexual entre en esta categoría son algunas de las ideas que se han diseminado. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto?

El Detector de Mentiras aclara 5 rumores respecto al nuevo plan de salud.

1. La violación y la violencia doméstica calificarán como una enfermedad preexistente bajo la nueva ley.

Esta afirmación, que se viralizó en las redes sociales, es engañosa. Ser víctima de abuso sexual no se considerará una enfermedad preexistente, pero si el abuso sexual o la violencia doméstica generan un problema de salud, sí. Ejemplos de ello pueden ser la depresión o una infección sexualmente transmitida como consecuencia del abuso: si la víctima acude a terapia, la condición que el especialista trate podrá ser considerada como condición preexistente.

publicidad

A diferencia de lo que establecía Obamacare que aseguraba el acceso a tratamientos sin que las aseguradoras pudieran aumentar las primas debido a la historia de las personas, el proyecto lo habilita y permite a los estados prohibir dicha práctica.

Antes del Affordable Care Act, el embarazo era considerado una enfermedad preexistente y las aseguradoras con frecuencia negaban cobertura mujeres. Aunque ya no pueden hacerlo, sí pueden cobrarle precios más altos debido a la historia médica reciente de la paciente.

Relacionado
Después de la aprobación, Twitter le puso rostro a las millones de perso...
Las enfermedades preexistentes: el punto clave de la oposición al proyecto de ley de salud de Trump
Apenas se aprobó el American Health Care Act la semana pasada en la Cámara de Representantes, los manifestantes acudieron al Capitolio a expresar sus preocupaciones por la eliminación de las protecciones a personas con historial médico. También lo han hecho en redes sociales con el hashtag #IamaPreexistingCondition.

2. ¿Se mantiene intacta la prohibición de negarle el seguro a los individuos con enfermedades preexistentes como lo afirmó Paul Ryan?

Tanto Ryan, como Tom Price y el presidente Donald Trump insistieron en que el proyecto de ley se compromete a cubrir a individuos con enfermedades preexistentes, pero esto es mentira. El proyecto integró la enmienda MacArthur, por el nombre del diputado que introdujo el cambio con respecto al proyecto cuyo voto debió ser cancelado en marzo.

Esta enmienda establece que está prohibido negarles la cobertura a las personas con enfermedades preexistentes y es a esta medida a la que los políticos apuntan para explicar que el proyecto garantiza el seguro a estos pacientes. Sin embargo, la norma también contempla que las aseguradoras puedan cobrarle de más a los pacientes con condiciones preexistentes que no hayan tenido seguro por al menos 63 días en el año anterior.

publicidad

Las aseguradoras podrían ofrecer precios imposibles para personas con enfermedades preexistentes y negarles, de hecho, su cobertura de salud.

3. El republicano John Kasich dijo que las cadenas de alto riesgo no están financiadas en este proyecto de ley.

Esto es verdad. Teóricamente los estados pueden negar la cobertura a los pacientes con enfermedades preexistentes sólo si generan otro mecanismo para asegurarlos como una "cadena de alto riesgo" (high-risk pools), un plan alternativo para financiar el seguro de salud.

Relacionado
Esta es la tercera vez que los republicanos intentan derogar Obamacare,...
"Estamos alarmados": coalición que representa a millones de pacientes alerta sobre plan para sustituir Obamacare

El proyecto de ley original de Trump otorgaba $130 mil millones en diez años que podrían usarse para estas cadenas. De acuerdo a reportes de prensa, la suma de $8 mil millones más en cinco años convenció a algunos republicanos a votar la ley.

Sin embargo, un estudio del Center for American Progress, estimó que para poder cubrir solo a un millón y medio de pacientes con enfermedades preexistentes (cálculo estimado del 5% de los más enfermos de los mercados de salud individuales y de grupos pequeños), serían necesarios $19.7 mil millones más que lo que establecía la ley original por año, lo que equivale a unos $200 mil millones adicionales en una década.

Por otra parte, un informe del Commonwealth Fund había estimado en 2014 que la cobertura de 13.7* millones de personas con enfermedades preexistentes sin seguro mediante cadenas de alto riesgo costaría $178.1 mil millones anuales.

publicidad

4. “Salvaré Medicare, Medicaid y la seguridad social, tengo que hacerlo”.

Así lo dijo Donald Trump en el lanzamiento de su campaña el 15 de junio de 2015. Y aunque prometió en repetidas oportunidades no recortar los fondos destinados a Medicaid, su expansión terminará en 2020.

Según la Oficina del Presupuesto del Congreso, el plan recortará $839 mil millones a Medicaid en 10 años. En el mismo período, 24 millones de personas perderán su seguro de acuerdo a este organismo. De las 20 millones de personas que Obamacare introdujo en el sistema de salud entre 2010 y 2016, se calculó que 11 millones de adultos recibieron sus servicios a través de Medicaid.

5. La ley perjudica a los más débiles.

La oposición a la ley, liderada por demócratas, ha enfatizado que este proyecto perjudica a las mujeres, a los pobres y a los ancianos. Esta afirmación es cierta. La enmienda MacArthur establece que los estados tienen la libertad de definir los beneficios esenciales. Entre estas prestaciones esenciales, están incluidas la anticoncepción, la asistencia por maternidad y parto.

Relacionado
Lisa Schwetschenau padece esclerosis múltiple y le preocupa perder algun...
Cuáles son los 10 beneficios esenciales y por qué están en el centro del debate de la ley de salud
Si se llegara a eliminar el Affordable Care Act, podría afectarse la previsión que obliga a las aseguradoras a incluir servicios de maternidad, de emergencia y medicamentos por prescripción, entre otros, con consecuencias catastróficas.

De este modo, las diez categorías que habían sido establecidas por Obamacare y que por ser esenciales tienen un costo límite ya no lo tendrán si el Senado aprueba Trumpcare. Si la ley entra en vigencia y, por ejemplo, un estado decide que estos servicios no son esenciales, los planes de salud no los incluirán y las mujeres deberán pagar más si quieren tenerlos incluidos. Asimismo, si la mujer recibe el seguro de su empleador y el estado no exige dichos servicios, la empresa podría elegir no cubrirlos.

Trumpcare también perjudica a los ancianos. Mientras que Obamacare permitía a los seguros cobrarles hasta tres veces más que a los jóvenes, este proyecto de ley autoriza a las aseguradoras cobrarles hasta cinco veces más que a los jóvenes.

publicidad

* Esta cifra fue calculada en el estudio del Commonwealth Fund haciendo el 89% (porcentaje estimado de personas aseguradas en 2016) del promedio de personas con enfermedades crónicas sin seguro antes de 2014.

En fotos: los mensajes de los estadounidenses en rechazo a Trumpcare
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad