publicidad

Los hispanos de la frontera que votarán por Donald Trump

Los hispanos de la frontera que votarán por Donald Trump

Barbara y James ven en el candidato un líder nato. Críticos con la inmigración ilegal, creen que un muro en el sur es la solución.

Hispanos, en la frontera y a favor de Trump Univision


“Casi todo lo que dice Trump, yo lo dijera igual”, cuenta James. Y, por momentos, sí, lo dice exactamente igual. “No se raja. Dice lo que siente. No me gusta que anden diciendo mentiras”.

publicidad

James Reyes, 73 años, en realidad se llamaba Jaime pero en la escuela le cambiaron el nombre. A su esposa Barbara, 70 años, la llaman Babs desde que nació. La huella de sus familias en Estados Unidos se remonta a un siglo atrás.

Se definen como mexicanoamericanos, también hispanos, incluso mexicanos. Pero “americanos primero”, aclaran. “Patriotas al máximo”. A veces hablan de los estadounidenses en primera persona, otras como si eso no fuera con ellos. A veces usan el inglés, otras el español, y casi siempre un poco de los dos.

Se prepararon a primera hora para ir a escuchar a Donald Trump en un evento de campaña en Tucson, Arizona. Barbara y James viven en medio de un desierto inundado de cactus, a media hora larga del centro de la ciudad.

Tienen lista una visera oficial de Trump, y la gorra del candidato, y una playera que dice USA. E incluso una pancarta: "Lo hispano está en mi sangre. Lo americano está en mi corazón".

Barbara dice que Trump es un líder natural y un patriota; James que aumentará la libertad y acabará con la corrupción. “Los políticos están trabajando solamente para ellos. Se hacen ricos con la gente”, dice él. Ella asiente con la cabeza y con la voz.

Su familia les bromea siempre: ven las noticias al despertarse, y al mediodía, en la tarde, y en la noche. Siempre the news.

“Miramos diferentes canales, no nomás Fox News”, dice ella sobre el canal conservador. A Barbara, el candidato Trump la fue convenciendo poco a poco, “en cuanto más oía a Trump". "No namás en los rallies, lo oía en entrevistas, sentado, calmado…”.

publicidad

Viven a 60 millas de la frontera con México en línea recta. Nada tienen en contra de la inmigración legal, pero la ilegal, esa sí que no les gusta.

Frontera cerca de Nogales, Arizona
Frontera cerca de Nogales, Arizona


James se explica: “La pared es muy importante para mí, necesitamos la pared. No sabemos quién está entrando”. Habla de la propuesta de Trump de extender un muro en las casi 2,000 millas de frontera con México.

El matrimonio Reyes es espectador del drama de la inmigración clandestina. Migrantes agotados, deshidratados, enfermos han llegado a la puerta de su casa, en medio del desierto. Les dan mantas, hablan con ellos, les preparan café y les ofrecen comida. “Somos humanos, eh?”.

Saben lo que es ser pobre: crecieron con ayudas públicas, con esfuerzos en casa para garantizar el almuerzo diario de ellos y sus hermanos. Cuando se casaron, James tenía un trabajito de 48 dólares a la semana. Ahora tienen una casa que se hicieron a medida.

publicidad

Por eso creen en el sueño americano. James se quita la gorra y lee el lema: "Make America Great Again". Dice que, al leerlo, se le abren las orejas y le tiemblan los ojos.

Y se la vuelve a colocar. Ya está listo para ver su primer mitin de Donald Trump fuera de la tele.

Pueden contactar al autor de esta historia a través del email dbonmati@univision.net o Twitter. Colaboraron en este reportaje los periodistas Jika González, Oscar Gomez y Daniela Zavala.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad