publicidad
Votantes hispanos

Los candidatos (casi) no les hablan a los latinos en español

Los candidatos (casi) no les hablan a los latinos en español

Aunque Hillary Clinton hace un mejor trabajo que Donald Trump, la propaganda política en en este idioma se ha limitado a un puñado de estados y a pocos anuncios en TV y radio. ¿Por qué los candidatos asumen que todo el electorado hispano es bilingüe?

Votantes hispanos
Votantes hispanos

“Soy Hillary Clinton and I approve this message”. El primer anuncio televisivo en español emitido en los llamados estados pendulares, desde que la exsecretaria de estado se convirtió en la nominada de su partido, fue tímido en el uso de palabras en el idioma que hablan casi 10 millones de latinos.

A algunos incluso les pareció que llegó un poco tarde. Y sin embargo en la contienda presidencial, Clinton es la única que ha traducido sus propuestas y ha hecho esfuerzos por hablarle a estos electores, pues para su contendor el republicano Donald Trump, el mercado de propaganda política en español no existe.

“Es confuso el tipo de mensaje que los candidatos envían a los votantes que solo dominan el español”, dijo a Univision Fernand Amandi, socio de la firma encuestadora de Florida, Bendixen & Amandi.

“Trump ha descartado el voto latino como posibilidad porque no ha hecho ningún esfuerzo para hablarle a los latinos, y Clinton, sabiendo que en una cantidad de estados clave como Nevada, Florida, Arizona y partes de Colorado, hay una gran colonia de votantes hispanos que no hablan inglés y que son cruciales para ganar, esperó mucho para lanzar sus anuncios locales”, agregó el experto. “Fue un error estratégico”.

Aunque durante las primarias emitió varios anuncios en español, fue apenas a comienzos de septiembre que la candidata demócrata lanzó dos anuncios en este idioma en las estaciones locales de Nevada y Florida: "Verdadera Fuerza", que resalta el contraste del “odio” que propaga Donald Trump versus el trabajo que ella ha hecho a través de su carrera por los niños y sus familias y “País Primero”, en el que el ex secretario de Comercio de George W. Bush, Carlos Gutiérrez, quien se unió a la creciente lista de republicanos que no apoyan a su nominado, expone porqué el magnate sería “peligroso” y un retroceso para el país.

publicidad

En radio, la presencia ha sido aún más modesta. En Florida, Nevada y Ohio, la voz del compañero de fórmula de Clinton, el senador por Virginia Tim Kaine, invita a los latinos a votar por la candidata recordando que él conoce las necesidades de la comunidad latina luego de trabajar como misionero jesuita en Honduras. El espanglish de Kaine fue uno de los primeros atributos que el político mostró tras su nombramiento como aspirante a vicepresidente demócrata.

“Clinton debería tener una ventaja grandísima entre los latinos pero su performance ha sido inferior si se compara con lo que hizo el presidente (Barack) Obama, cuya campaña en medios en español ya había empezado a estas alturas y tuvo mucha más diversificación en los temas” aseguró Amandi.

“La mayoria de los mensajes de Clinton son anti-Trump, muy enfocados en el tema de la inmigración pero para más del 70% de los votantes latinos los temas primordiales, son la economía, la educación y el cuidado médico”, agregó el encuestador.

En efecto, los primeros anuncios en español de Obama en 2012 se centraron en destacar iniciativas como Head Start, enfocada en servicios de salud para niños y familias y las becas Pell, que brindan ayuda a los estudiantes pobres que asisten a la universidad. Incluso él mismo apareció hablando español en un anuncio, en el que destacaba la fortaleza de los soñadores.

publicidad

Obama también diversificó sus mensajes en cada estado, teniendo en cuenta que “no es lo mismo hablarle a un puertorriqueño en Orlando, a un cubano en Miami o a un mexicano en California”, aseguró por su parte Susan MacManus, profesora de la University of South Florida en Tampa.

La experta también coincide en que “nunca es demasiado temprano”, para enfocarse en un grupo de votantes, si se tiene en cuenta “que entre más cerca se está de la elección, menos atención se pone a estos anuncios y se pierde la oportunidad de que el voz a voz ponga a los vecinos a hablar de un candidato”.

El esfuerzo es hacia los millenials

La campaña de Clinton reconoce que sus mayores esfuerzos han estado en llegar a los latinos bilingües y a los millenials cuyo idioma dominante es el inglés. Sin embargo aclara que desde las primarias, cuando su contendor era Bernie Sanders, lanzaron varios anuncios en español en estados péndulo.

“Mientras que la campaña continuará haciendo publicidad a través de anuncios de español, comprendemos la importancia de llegar a los hogares bilingües y por eso desde que la candidata aseguró la nominación, hemos publicado dos anuncios en ambos idiomas destinados específicamente a la comunidad latina”, aseguró Jorge Silva, su director de prensa hispana.

Estos anuncios fueron emitidos a nivel nacional al final de la Copa América en junio: Nuestra Historia, donde varios inmigrantes exponen sus lazos con Estados Unidos en contraste con la fuerza de deportación que ha propuesto Trump y “Dependen de nosotros”, donde Clinton da unos pincelazos sobre su plan económico.

publicidad

Silva también aseguró que están presentes en 16 de los 20 principales mercados hispanos de televisión por cable, y que buena parte de la inversión se ha ido “anuncios digitales y televisión satelital” en estados pendulares.

La campaña anunció la compra de casi $ 80 millones en publicidad en televisión y más de $15 millones en publicidad por radio para lo que queda de la contienda electoral, y aunque mencionó que esto incluye “millones de anuncios para llegar a los afroamericanos y las comunidades latinas” a través de "varias plataformas", incluidas las digitales (Facebook, Google y Youtube), así como los anuncios más tradicionales en periódicos en español e inglés y correo postal, no especificó cuánto de ese dinero destinará a ese mercado hispano.

De acuerdo a datos recogidos por Kantar Media / CMAG la campaña ha invertido más de $2.5 millones en anuncios de TV.

Los demócratas también lanzaron un boletín llamado ¡La Voz!, que por supuesto se publica en español. Todas estas iniciativas son respaldadas por el Latino Victory Fund, el Super PAC Voto Latino y Priorities USA. Este último fue el responsable de una serie de anuncios en español en estados péndulo en julio y agosto y la semana pasada lanzó el anuncio Desaparecer, en el marco del día nacional del registro de votantes.

Univisión también consultó la campaña de Donald Trump a nivel nacional y en cada uno de los estados péndulo sobre la existencia de anuncios televisivos en español o sus estrategias para hablarle a ese grupo de votantes latinos, pero al cierre de esta nota, no obtuvo respuesta alguna. Sin embargo, el asesor de comunicaciones de Trump, Jason Miller, dijo a varios medios que desde el viernes pasado hasta el día electoral, la campaña tiene pensando invertir $140 millones en anuncios, $100 en televisión y $40 en publicidad digital.

Clinton lleva la delantera en inversión

Según el rastreo que hace el Ad Scorecard, una iniciativa de AdAge data center y Kantar Media / CMAG para analizar el lugar de transmisión y costo de los anuncios políticos, la propaganda que hasta ahora se ha reservado hasta el 7 de noviembre en los mercados de los estados péndulo donde hay una mayoría de latinos está así:

publicidad
  • En Reno, Nevada, Clinton gastará $2,600,000 y Trump $189,000.
  • En Colorado Springs, Denver y Grand Juction, mercados de Colorado, Clinton invertirá $7,500,000 y Trump $0.
  • En Florida, Trump ha reservado espacios en canales de Pensacola, Panama City, Jacksonville, Orlando, Tampa, West Palm Beach y Miami por el orden de $998,000. Clinton lo supera con creces en este estado pues tiene previsto invertir $32,140,000 en anuncios en las mismas ciudades en las que lo hace su contendor, pero además en Tallahassee, Gainesville y Fort Myers.

Cabe mencionar que estos datos excluyen los mercados nacionales y las compras de espacios a nivel estatal de radio, satélite y televisión por cable. Tampoco se especifíca cuáles de ellos están en español. Estos números reflejan las disparidades en inversion de las campañas demócrata y republicana, que ya se vislumbraban desde antes de las nominaciones oficiales de los candidatos, tiempo en el que Trump no había invertido un peso en publicidad.

“Hay más interés desde las campañas a las legislaturas o al congreso, en usar el español en comerciales de radio o incluso en periódicos de barrio, porque además de ser más baratos son más estratégicos”, dijo MacManus de la University of South Florida. “A nivel presidencial, estos electores son fácilmente olvidados. Candidatos como Trump terminarán la campaña sin un solo anuncio en español”, concluyó.

publicidad

Aclaración: Luego de publicada esta nota, la campaña de Hillary Clinton envió nueva información sobre anuncios políticos emitidos en español desde las primarias e inversiones hechas hasta la fecha, datos que se actualizaron el 1 de octubre.

Relacionado
Paul Cuadros y el equipo de los Jets de Siler City celebrando el triunfo...
El nuevo sur empezó con un equipo de fútbol en Siler City: estos son los hispanos que Clinton necesita para hacer demócrata Carolina del Norte
La historia de los Jets es la historia de cómo ha cambiado Carolina del Norte en dos décadas. Los demócratas pueden recuperar ahora el sur que Lyndon Johnson dio por perdido. Pero los habitantes de esta ciudad donde la mitad de la población es hispana también han sufrido el discurso racista de Trump.
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad