publicidad
.

El comentario de Clinton que la persigue por herir los 'West Virginia va...

En West Virginia están orgullosos de sus mineros

El comentario de Clinton que la persigue por herir los 'West Virginia values'

El comentario de Clinton que la persigue por herir los 'West Virginia values'

Como le pasó a Ted Cruz en Nueva York, la candidata podría acabar pagando por unas palabras que ofendieron a muchos en el estado que vota este martes.

En West Virginia están orgullosos de sus mineros
En West Virginia están orgullosos de sus mineros

Ted Cruz se hundió en Nueva York por atacar los valores del estado y Hillary Clinton podría verse en un problema similar en West Virginia, que vota este martes, por ofender a los mineros.

Allí, decir algo que perjudique a los mineros (o pueda interpretarse como dañino) no solo supone perder los votos de quienes dependen de esa industria, sino de muchos más votantes que la sienten como una seña de identidad. De hecho un minero aparece en la bandera de este estado.

El error de Clinton, como el de Cruz, lo cometió mucho antes de que la campaña llegara a este estado. Sucedió en marzo, durante un evento de estilo town hall (municipalidad) en Ohio, cuando advirtió "que muchos mineros del carbón y compañías de carbón van a quedarse sin negocio".

En realidad, la candidata se estaba refiriendo a la llegada de nuevas oportunidades económicas a la región de los Apalaches, pero dos meses más tarde los votantes de West Virginia no parecen dispuestos a perdonar.

La candidata ha sido recibida por protestas en sus eventos en ese estado. Donald Trump y otros republicanos han aprovechado la indignación para dañar la imagen de Clinton que se ha visto afectada.

Dos sondeos de la semana pasada muestran a Clinton por debajo de su rival, el senador Bernie Sanders, 8 y 4 puntos.

En una conversación con mineros de West Virginia el martes, la candidata se excusó diciendo que se la malinterpretó y pidió disculpas: "Me siento un poco triste y pido perdón porque le di a la gente la razón o la excusa para estar disgustada conmigo, porque eso no era para nada mi intención".

Clinton se excusó ante mineros por su comentario
Clinton se excusó ante mineros por su comentario


Clinton agregó que en noviembre presentó un plan de $30 billones para revitalizar las zonas que viven del carbón y que incluye formar a los mineros para que encuentren trabajos en otras industrias.

Irónicamente, Sanders aventaja a Clinton a pesar de que él mismo también tiene un plan para reemplazar a esta industria contaminante y su discurso contra la industria de los combustibles fósiles es más contundente.

Esto se debe en parte a que el perfil del votante demócrata en este estado suele beneficiar al senador: blanco, pobre y rural.

"Las propuestas de Sanders son antitéticas a los intereses de la industria minera de West Virginia, pero no es un político típico y eso es algo que atrae ahora mismo a los blancos pobres", le dice a Univision el estratega demócrata de West Virginia Mike Plante.

publicidad

A Sanders le beneficia además que la primaria de West Virginia es abierta, por lo que los independientes también podrán votar por él.

Si Clinton pierde en este estado el martes, lo haría a pesar de que en 2008 ganó en la primaria a Barack Obama. Su marido Bill Clinton también se impuso en este estado en las presidenciales de 1992 y 1996.

" Trump excava carbón"

Pero el candidato que se ha ganado del favor de los mineros es el republicano Donald Trump, quien ha recibido el apoyo de la poderosa West Virginia Coal Association.

Trump ha hecho campaña en el estado tratando de presentarse como el adalid de la minería del carbón, en claro contraste con los candidatos demócratas.

En sus eventos, ha prometido volver a generar empleos en las minas de carbón. Su campaña ha distribuido carteles que decían "Trump Digs Coal" (Trump excava carbón) y él apareció con un casco de minero que le entregadon durante uno de sus discursos.

Donald Trump promete devolver a West Virginia los empleos en las minas d...
Donald Trump promete devolver a West Virginia los empleos en las minas de carbón

Coincidiendo con el declive de la minería, West Virginia se ha convertido en un estado sólidamente republicano. Allí han votado en las presidenciales a candidatos republicanos desde el año 2000 a pesar de que durante ocho décadas fue uno de los estados más demócratas del país.

En parte, la pérdida de popularidad de los demócratas se debe a que muchos en este estado culpan al presidente Barack Obama y a las nuevas regulaciones medioambientales de la pérdida de empleos mineros.

Como en West Virginia, Trump podría aprovecharse en la elección general del descontento que sienten mineros y obreros en otras zonas deprimidas cercanas como las minas del sur de Ohio y Kentucky o el cinturón industrial que industrial que incluye también a Ohio, Pennsylvania, Michigan, Illinois, Indiana y Wisconsin.

publicidad

A pesar de que es poco realista que un candidato pueda prometer devolver el esplendor a la región, su mensaje ha calado entre muchos, le dice a Univision el politólogo Robert Rupp, del West Virginian Wesleyan College. "Cuando un hombre se está ahogado se agarra a cualquier tabla de salvación que le ofrezcan".

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad