publicidad
Ivania Castillo protesta afuera de un mitin de Donald Trump diciembre 2, 2015, en Manassas, Virginia.

Con Trump como inevitable candidato, ¿qué les queda a los de #NuncaTrump?

Con Trump como inevitable candidato, ¿qué les queda a los de #NuncaTrump?

Para estos grupos, nunca es nunca, así tengan que escoger un tercer candidato, o—lo impensable—apoyar a Clinton.

Ivania Castillo protesta afuera de un mitin de Donald Trump diciembre 2,...
Ivania Castillo protesta afuera de un mitin de Donald Trump diciembre 2, 2015, en Manassas, Virginia.

La mañana del miércoles 3 de mayo, los grupos que se oponen a una candidatura de Donald Trump se despertaron a una pesadilla. Trump había ganado Indiana. Su rival más fuerte, Ted Cruz, había salido de la campaña. Y John Kasich, el único rival restante—aunque para ese punto ya insignificante— también se retiraba.

Trump, la estrella de reality que energizó al partido Republicano, era ahora el virtual nominado para las presidenciales de noviembre.

Aunque las primarias dictaron que está era la voluntad del pueblo, no todos a la derecha del espectro político estaban contentos.

“Para muchos estadounidenses, escoger entre Hillary Clinton y Donald Trump se siente como escoger entre un disparo a la cabeza, y un disparo a la cabeza”, dijo Liz Mair, la fundadora del superPac Make America Awesome (Hagamos a Estados Unidos Maravilloso) en un comunicado.

Desde otoño del año pasado, grupos conservadores como #NeverTrump (Nunca Trump), Our Principles (Nuestros Principios), y Make America Awesome recaudaron dinero, lanzaron comerciales de televisión y consiguieron aliados dentro y fuera del ‘ establishment’ para detener una candidatura Trump.

Entre los tres han recaudado hasta ahora $16,326,284 según información de la Comisión Federal de Elecciones recogida por la página OpenSecrets.org, la cual lleva un record del dinero que invierten los superPacs en apoyar las campañas presidenciales.

publicidad

Ahora, con un virtual nominado Trump empezando su campaña general, apuntandole confiadamente a una delantera demócrata Hillary Clinton, le llegó la hora de la verdad a estos grupos.

¿Trump considera a Kasich para la vicepresidencia? /Univision


¿Y ahora qué hacer?

“La única ‘tercera opción’ sería un voto por el partido Libertario, o escribir el nombre de alguien nuevo, para tener limpia la conciencia”, añadió Mair.

Mair ha tenido una carrera robusta dentro del partido Republicano. Fue directora de comunicaciones del Comité Nacional Republicano durante la campaña presidencial de 2008, consultora para la campaña para senadora de Carly Fiorina en 2010, asesora para el senador Rand Paul de Kentucky, y para el antes gobernador de Texas Rick Perry.

Como tal, conoce bien tanto el perfil del republicano que al mismo tiempo es leal al partido y anti-Trump. Muchos de ellos son sus donantes. Estos también son votantes independientes, de centro-derecha, y algunos, libertarios. Incluso hay algunos demócratas conservadores y gente que “no creo que pudiera describir con las típicas etiquetas políticas”, le dijo Mair a Univision Noticias.

publicidad

“Estoy segura que menos del 3% van a terminar apoyando a Trump”, comentó Mair. Dice que aún menos van a terminar apoyando a Clinton. Pero que la “vasta mayoría” va a apoyar a un tercer candidato conservador e independiente, si alguien así entra en la papeleta de votación en noviembre.

Pero de que votan, votan.

“No creo que muchos de nuestros seguidores sean el tipo de personas que se sientan comodos con la idea de abstenerse del proceso electoral”, dijo Mair.

Un hombre protesta contra el puntero republicano Donald Trump en Nueva Y...
Un hombre protesta contra el puntero republicano Donald Trump en Nueva York, marzo 19, 2016.


Según su comunicado, a principios de este año Mair sufrió una neumonía que no la dejó entrar de lleno en la causa anti-Trump. Fue justo por esos días cuando otro superPac opuesto al empresario, Our Principles, fue fundado .

“Pero ya era demasiado tarde”, dijo Mair. Para ese punto “Trump había ganado tanta fuerza que se necesitaba cantidades infinitamente más grandes de dinero y artillería para poder pararlo que si se hubiera empezado a recaudar fondos para un esfuerzo anti-Trump serio en octubre, noviembre e incluso diciembre de 2015”.

Solo Our Principles ha invertido más de 16 millones de dólares en desbancar al delantero republicano desde enero, según OpenSecrets.org.

Tim Miller, asesor de Nuestros Principios recalcó su posición en Twitter:


“Nunca jamás nunca Trump. Tan simple como eso”, escribió Miller.

Republicano, sí. Detrás de Trump, jamás.

Dentro del partido Republicano la lista de los que no apoyarán al delantero crece minuto a minuto. El excandidato presidencial Mitt Romney anunció que no va a la convención del partido en julio. El presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan dijo que “no estaba listo para apoyar a Donald Trump” como nominado.

Así mismo, los expresidentes George H.W. Bush y George W. Bush dijeron que iban a guardar silencio por el resto de esta contienda. Bush padre. ha apoyado oficialmente a todos los republicanos de las últimas cinco campañas, pero no esta, le dijo su vocero Jim McGrath al diario The Texas Tribune.

publicidad

“Los líderes republicanos estamos en un proceso de reflexión”, le dijo a Univision Noticias Alfonso Aguilar, presidente de la Asociación Latina del Proyecto de Principios Estadounidenses y exjefe de la oficina de ciudadanía de los Estados Unidos de George W. Bush.

“Desde el comienzo de la campaña [los latinos republicanos] condenamos enérgicamente a Trump, sus propuestas de inmigración, dijimos que no haríamos campaña por él ni votaríamos por él”, dijo Aguilar. “Ahora estoy como observador”.

El único escenario en el que apoyaría a Trump sería si éste cambia su postura de inmigración, aclaró.

¿Por qué falló el Nunca Trump?

Las razones por las que "Nunca Trump" no funcionó son parecidas a las razones por las que la campaña de Trump sí funcionó, opinó Aguilar. Entre ellas, lo mucho que se desestimó al candidato, y lo irresistible de su mensaje.

“Sacó a votar gente de clase trabajadora frustrados con la economía…. Y que hubiera tantos candidatos (17) desde el principio de la carrera permitió que el voto anti-Trump se dividiera”, añadió Aguilar.

Opina que la mejor manera de hacerle frente a Trump no es votando por Clinton, ni abstenerse de votar, sino asegurarse de votar en blanco, porque encuentra a Clinton tan “tóxica” como al mismo Trump.

“Sería un desastre, sería devastadora para los latinos,” opinó. “Decir que la única opción anti-Trump ahora es Clinton es una falacia demócrata”.

publicidad

Aunque Aguilar opina que los líderes republicanos o conservadores que apoyan a Clinton son minoría, esa lista también crece con las horas, y la campaña misma de Clinton la está aprovechando y circulando.

Relacionado
El comercial que inicia la guerra de Hillary contra Trump
Clinton abre fuego en la guerra contra Trump usando insultos de los republicanos
De mira a las elecciones de noviembre, los potenciales nominados presidenciales comienzan a afilar sus ataques. El primer cañonazo lo dio Clinton al usar las palabras de los enemigos republicanos del magnate.


Republicano, sí. ¿Detrás de Clinton? Quizás.

Más de 41 personas, directivos del partido, presentadores de radio, columnistas, exfuncionarios de las campañas de Mitt Romney, Jeb Bush, George W. Bush, y un expresidente del Comité del Partido Republicano, entre otros, han prometido vehementemente no apoyar a Trump.

Algunos llegan incluso, aunque incrédulos, a apoyar a Clinton.

Mark Salter, exasesor del antiguo candidato a la presidencia John McCain, tuiteó:

“El partido Republicano va a nominar para presidente a un tipo que lee el National Enquirer y que piensa que es de mucho nivel. Estoy con ella”, dijo, usando el lema de campaña de la exsecretaria, “I’m With Her”.


Un escritor de la influyente publicación conservadora Red State, Ben Howe, cuya imagen de fondo en su cuenta de Twitter es un cartel que lee #NEVERTRUMP, dijo:

"Soy un conservador fiscal. Eso no va a cambiar. Pero no voy a votar por un egomaniaco autoritario. Nop".


El congresista de Florida Carlos Curbelo tampoco descartó votar por Clinton. Dijo en una entrevista que su oposición a Trump sigue intacta.

“Eso no es una decisión política, es una decisión moral”.

Lea más:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad