publicidad
.

Cómo la mayor derrota de Cruz puede dejarlo como un líder del partido Re...

Ted Cruz se despide de sus seguidores en Indiana

Cómo la mayor derrota de Cruz puede dejarlo como un líder del partido Republicano

Cómo la mayor derrota de Cruz puede dejarlo como un líder del partido Republicano

Un candidato ajeno a la élite republicana pero que terminó convirtiéndose en la última esperanza de la nomenclatura frente a Donald Trump se retira, aunque su influencia dentro de la organización puede haber crecido.

Ted Cruz se despide de sus seguidores en Indiana
Ted Cruz se despide de sus seguidores en Indiana

A pesar del descontento de muchos con Donald Trump, Ted Cruz no logró unificara al partido Republicano y esa es su mayor derrota. Pero al cabo de más de un año de empecinada campaña, su figura puede haber cobrado nuevo valor dentro de la organización.

Un cambio en el balance político del partido, junto a enormes pérdidas en las urnas fueron la combinación perfecta para sacar a Cruz de la carrera por la nominación presidencial.

El senador de Texas se retiró tras su fracaso en Indiana y al presidente del partido republicano Reince Priebus le tomó tan sólo unos minutos hacer un llamado para unir al partido, calificando a Trump como el “eventual nominado”.

Nueva York cambió todo. La derrota fue enorme y luego de eso, los resultados en la siguiente ronda y ahora en Indiana fueron demasiado. Se esperaba que Trump ganara, pero no de la manera en que lo hizo”, aseguró el analista republicano Alfonso Aguilar.

Ted Cruz finaliza su campaña por la Casa Blanca /Univision


“Luego de las últimas elecciones se dieron cuenta que Trump probablemente ganaría y decidieron que era tiempo de avanzar. Creo que Cruz también calibró ese ambiente”, explicó el analista político de la Universidad de Rice en Texas, Mark Jones.

Así, el partido pasó del debate sobre una posible reforma en las reglas de la convención nacional que elegirá al nominado para involucrar a otros candidatos en la carrera presidencial, a un llamado a unirse detrás del candidato más atípico que ha visto en su historia.

Delegados irrelevantes

Cruz logró derrotar a Trump en nueve estados (Alaska, Colorado, Idaho, Iowa, Kansas, Maine, Oklahoma, Texas, Utah, Wisconsin). Aunque insuficientes, eso lo hace portador de 565 delegados para la convención republicana.

Relacionado
El anuncio de retirada de Cruz cayó como un golpe inesperado para los se...
Decepción y lágrimas en la noche que Ted Cruz reconoció su derrota ante Donald Trump
Los seguidores en Indiana del senador por Texas escuchaban las palabras pausadas de agradecimiento de su candidato pero no intuían lo que se avecinaba.


Si Trump logra reunir 1,237 delegados para asegurar la nominación antes de julio, los delegados de Cruz pasan a ser irrelevantes en las sumas y restas del partido.

Pero sí son una carta de presentación importante para un partido dividido, una que al menos le asegurará visibilidad y platea en la convención que se realizará a fines de julio en Cleveland.

Una oportunidad para que el senador comience a sanar sus heridas y a perfilar su siguiente paso, luego de su fallida campaña.

Un camino largo

Cruz fue el primero que anunció su candidatura a buscar la nominación republicana en marzo de 2015.

Ese año los 17 candidatos en la batalla por representar al partido republicano dejaban poco espacio para maniobrar.

Relacionado
Cómo la mayor derrota de Cruz puede dejarlo como un líder del partido Re...
Ted Cruz, "un verdadero conservador"
Respaldado por el Tea Party y los cristianos evangelistas, el hispano Ted Cruz ha tenido un rápido ascenso en la política nacional.

Pero el senador se las arregló, hasta ahora, para quedar de pie mientras los otros cayeron uno a uno.

En el inicio Cruz se lanzó como el candidato capaz de remecer a Washington, como un agente externo al círculo político tradicional que encontraría su fuerza en el ala evangélica conservadora del partido.

Pero con Trump en el juego, el posicionamiento de Cruz cambió y llegó a 2016 definiendo su candidatura versus la del millonario.

publicidad

“Cruz se veía a sí mismo como la única alternativa viable a Trump. El problema es que no lo era”, dijo Bernard Fraga, profesor de ciencia política en la Universidad de Indiana.

“La campaña de Cruz ha tratado de elevar el mensaje de que esto no se trata de ambición política, pero de la dirección del partido republicano y su futuro”, aseguró James Henson, director de Texas Politics Project en la Universidad de Texas en Austin.

“Pero no existe un consenso en el partido republicano respecto a que Cruz es significativamente mejor que Trump”, explicó.

Un balance complicado

¿Quién era Ted Cruz antes de la campaña presidencial 2016 y quién es ahora?

El senador de Texas llegó a Washington en 2013 y lo hizo con la ambición de tener un perfil nacional.

Ted Cruz
Ted Cruz


Sus esfuerzos se plasmaron en 21 horas seguidas hablando en el pleno del Senado cuando intentó impedir el financiamiento para implementar Obamacare en septiembre de 2013.

Cruz alcanzó cierto alcance nacional, el suficiente para lanzarse en la carrera presidencial como la carta del movimiento conservador del llamado Tea Party”, pero luego de 31 derrotas, estaba en una posición diferente.

Esta campaña ha convertido a Cruz en una figura nacional en el partido republicano y ha emergido como el líder del ala ideológica conservadora del partido”, comentó Henson.

“También ha dejado en evidencia cuáles son sus limitaciones. No ha tenido éxito en convencer al ala más pragmática del partido, tampoco ha sido capaz de unificarlo”, agregó.

publicidad

El senador de Texas deja una contienda histórica por la nominación del partido republicano, pero lo hace con un perfil político muy diferente al que tenía cuando partió. Su balance final queda abierto, en espera del siguiente paso.

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
La pequeña activista le pidió a los asistentes de la Marcha de las Mujeres que sigan haciendo una cadena de amor para proteger a sus familias.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad